Cristina y la misma mitología | PERIODISMO DE ESCRITORES

Cristina y la misma mitología

martes, 27 de noviembre de 2012 1 comentarios


Escrito por Lic Ramón D. Peralta

Analizar con rigor crítico las características políticas de la Argentina de los últimos 60 años, sin duda nos conduce a un callejón sin salida plagado de discusiones y anacronismos espurios. Determinar cuáles fueron las misiones de cada uno de los gobiernos desde lo ideológico es una cosa, pero explicarlos desde los hechos y los resultados concretos es otra muy distinta. Vale decir que el componente metafísico y esotérico nos vienen acompañando desde hace un largo tiempo, sodomizando y aplastando a cuanta filosofía se le oponga.

Alguno por ahí señaló que para contar una historia acertádamente nada mejor que hacerlo a través de una anécdota o un ejemplo; y ciertamente hay mucho para contar, pero en esta ocasión mencionaré a Edelmiro Farrell, quien le declaró la guerra a Alemania luego de que ésta se había rendido a los aliados, claro está, que pocos gustan de recordar que la Argentina de entonces fue pro-nazi, como asimismo resulta tedioso hacer un mea culpa y aceptar y explicar los motivos de por qué nuestra imagen ante el mundo nunca generó la debida confianza. Es curioso, porque exigimos la misma confianza que ni nosotros tenemos sobre nuestro país (los mas de 200.000 millones de dólares argentinos depositados en el exterior dan prueba de ello). 




Menos aun en la Argentina de hoy, tan peronizada, incoherente, decorada y apasionada, se puede hablar del lado oscuro de la biografía de Juan Domingo Perón, quien entre 1939 y 1941 fuera agregado militar en la embajada de la Italia fascista de Benito Mussolini, en cuyo lapso supo cultivar una entrañable amistad tanto con lideres fascistas como nazis. Allí fue donde Perón aprendió las artes del nacional-socialismo europeo, ideología que importó a nuestras pampas bajo el beneplácito de los miembros del GOU. Dicho de otra manera, el peronismo tuvo al socialismo de izquierda y al comunismo de enemigos, jamás como "compañeros" (¿cómo ahora?). Cuando Perón echó literalmente de Plaza de Mayo a la izquierda revolucionaria representado por Montoneros, no fue por casualidad, las causas existían y aun existen. 


Pero no quiero hablar de historia en este ensayo, quiero hablar del futuro, cosa atípica y hasta invasiva por estos tiempos, y mas allá de de las diferentes opiniones que se tienen sobre los resultados palpables de la gestión K, no puedo dejar de preguntarme una y otra vez: ¿cuál será nuestro futuro luego del Kirchnerismo Cristinista o bien el Cristinismo a secas?,...algunos pesimistas solo se preguntan: ¿cuánto nos costará esta joda?, y ciertamente las respuestas son muchas, ninguna concurrente e incontrastable. 


El peronismo hoy puede ser definido como un dogma político, dinámico y heterodoxo, donde conviven el comunista mas recalcitrante, con el facho menos solidario,....encontrándose en el medio de todo un poco. Explicado en criollo básico, cualquiera puede ser peronista dependiendo de su verborragia, elasticidad moral, practicidad y de sus necesidades económicas del momento. Los principios e ideales en su concepción lato nada tienen que hacer en un "movimiento" que se mueve tanto. Desde otro ángulo filosófico, bien puedo afirmar que el peronismo: es la nada temporal dentro de un todo metafísico y sociopolítico, donde bajo el eufemismo del "ser peronista" se puede ser cualquier cosa, incluso decente (aunque en calidad de excentricidad). 


Muchos socialistas, comunistas, liberales, radicales, romulanos y hasta conservadores, etc, han encontrado cobijo en tan amorfo credo político sin que nadie se sienta incómodo, pues en honor a la racionalidad, lo único que los une es el pragmatísmo supremo. "Hacéte amigo del comisario....(Moreno)" reza el Martín Fierro, y vaya que nos ha servido de inspiración a los volátiles argentos. Tampoco pretendo con esto descalificar al peronismo, dado que la esencia del peronismo es justamente el pragmatismo sublime. Perón tuvo tres modelos de gestión diferentes al cabo de sus tres mandatos, quizás cuatro, pero tampoco quiero desandar los caminos de la polítíca económica, ni de la economía política en este escrito. Perón fue Perón, y Menem, Kirchner y Cristina son sus mas fieles discípulos,...ellos son pragmáticos, y contra eso nada puede hacerse desde lo doctrinario y filosófico. 



En este orden, hablar de modelos y planes es perder el tiempo. Ese mismo sentido de la oportunidad llevó a Perón a dibujar un mapa nacionalista, populista y de derecha durante su gestión en nuestro país, porque solo ese formato era posible para esta región en el mundo de la posguerra (segunda guerra mundial). El socialismo y comunismo quedaron al otro lado del muro de Berlín y salvo el caso Cuba, no había alternativas factibles para quien quisiera construir poder en estas latitudes. Lo mismo sucede en el hoy de Argentina pero con cargas invertidas,...con un mundo capitalista en crisis y con una década del 90 manchada por algunos malos resultados, sobre todo en el 2001 y 2002 (en Argentina), es lógico entender por que los gobiernos demagógicos y populistas del presente enarbolen banderas jacobinas. Las masas populares, como buenas masas solo entienden de liturgia y lisonjas para con el líder, y ciertamente los planes asistenciales y clientelares hacen el resto sin importar si vienen de derecha o izquierda, porque de hecho, pocos tienen en cuenta las diferencias, e incluyo a muchos catalogados como"intelectuales" que tampoco parecen acusar recibo de tal sapiencia. 


Pero el rótulo de gobierno popular es innegable, porque el pragmatismo es demagógico e hipócrita.  Son un conjunto indivisible. Si es bueno o malo es otro asunto que prefiero dejar en manos de los maniqueos profesionales de mi país. Lo que si me resulta paradigmático e hilarante, es ver como subrayan con fervor insano la palabra "populista o popular"como condición distintiva del gobierno de Cristina, cuando en democracia se asume como gobierno popular a todo aquel que haya sido producto de elecciones libres, legítimas y lícitas,...¿o acaso el gobierno de los radicales y la alianza no eran populares?,.....es mas, el gobierno peronista de Menem quien contó casi con los mismos votos que Cristina, ¿no fue popular?. No hablemos de otras simbologías institucionalizadas como los "derechos humanos", porque es entrar en un terreno fértil para el delirio y el enfrentamiento procaz y lastimero. 




Cristina se ha cansado de decir que ella es peronista, y de hecho lo es, so lo que es paradójico es que sus feligreses y apóstoles mas obsecuentes se encarguen de hacer ver al Cristinismo como una nueva fuerza política divorciada completamente de toda tradición peronista. Claro que eso lo determinará el tiempo (si es que no corre la misma suerte que el menemismo). Pero en realidad no es para alarmarse, el cristinismo es peronismo de la mas pura cepa (sin soda). Ellos solo buscan prevalecer y permanecer en el poder, y solo son progresistas de izquierda, aunque sea en el relato, porque hasta que no se cumpla este ciclo, no les conviene ser otra cosa, y así como en una década privatizan, en la otra estatizan y expropian sin que se les caiga un solo remordimiento. En síntesis, el peronismo por sobre todas las cosas es solo un negocio (muy buen negocio). 



Sentir el peronismo para las masas significa una experiencia religiosa apartada de toda lógica o razón, pero para las vanguardias (políticos, empresarios, iglesia y elites) es solo un certificado de éxito y dinero. El idealismo es para los comunes, pero el poder y la riqueza (como siempre) es para los inescrupulosos. 



Obviamente, se trate de izquierda, centro o derecha, siempre estaremos en presencia de gobiernos peronistas intervenencionistas y reguladores, porque en una economía politizada, la política es el negocio. Y aquellos que suponen que Menem vulneró esta regla, se equivocan. La condición neoliberal del menemismo es tan apócrifa y cuestionable como la condición progresista del kirchnerismo y cristinismo. Las privatizaciones se hicieron como negocio y estas expropiaciones y re-estatizaciones,...también.- 




No de ahora existe de manera diáfana e inmaculada la corporación fronteras adentro mas poderosa de Argentina,....la Corporación Peronista, donde "pertenecer tiene sus privilegios". El nacionalismo peronista tampoco deja de despertar la curiosidad de grandes y chicos, dado que levantamos banderas de patrioterismo con algunas simbologías, pero las enterramos con otras, tal el caso de Malvinas versus corrupción,...¿o quizás defender los recursos económicos del país, ergo de todos nosotros es menos patriótico que defender los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas?,...en fin, no puedo evitar preguntarme: ¿qué tan irracional debo ser para ser un nacionalista K?. 

UN ÚLTIMO ESFUERZO.....Y LEEN LO QUE FALTA, ¿SI? 

Tener una YPF estatal no resultó bueno (en apariencia), tener una YPF privada tampoco, con capitales mixtos menos ,....no habrá llegado la hora de preguntarse ¿dónde esta el problema de fondo?, y si alguno se hizo esa pregunta, es muy posible que haya arribado a la misma conclusión: tenemos serios problemas de gestión, falta de políticas de estado y corrupción,...mucha (demasiado). Por ende nos deberíamos interrogar seriamente: ¿qué será de nuestro futuro?,...¿con cuánto me jubilaré después de una vida de aportes?,...¿qué quedará como ahorro macro en Argentina?,...¿alguien alguna vez rendirá cuenta por todas estas barbaridades?,....¿por qué nos sigue pasado esto?, etc. No aprobé la última materia de profeta por cuanto me declaro incompetente en estas artes, pero me animo a arriesgar que el próximo gobierno de tinte peronista será nuevamente de derecha, osea mas de lo mismo pero con la dialéctica y la liturgia clásica del justicialismo y con la misma "lealtad" y amnesia colectiva que los estigmatiza. 


Para finalizar me pareció oportuno recordar uno de los pasajes de la Odisea, en donde Athenea le advierte a Ulises que no preste oído al ofrecimiento de Perséfone de "inmortalidad" dado que era una trampa que lo mantendría a él y sus hombres en el inframundo,.....la frase fué: "ten cuidado, porque no todo lo que vereís es lo que parece". 


Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

Anónimo
19 de octubre de 2013, 21:18

Muy bueno Capo - como de costumbre. Mateo Nicolás Salvi

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}