¿Qué es la inteligencia humana?. Filosofía | PERIODISMO DE ESCRITORES

¿Qué es la inteligencia humana?. Filosofía

jueves, 29 de noviembre de 2012 5 comentarios

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA HUMANA? (Ensayo)
Escrito por: Lic Ramón D. Peralta
Ilustrado por: Jordi Rodriguez Morillo

PRÓLOGO

Recibí un mail curioso, no por el tema, sino por la manera en que me lo pide. Quizás se trate de algún "espía conocido", pues parece conocerme muy bien, sin que yo imagine tan solo quien es ese "conocedor". No obstante tomé el guante y haré mi mejor esfuerzo por escribir sobre algo que ignoro en absoluto, y que de hecho tomo de manera personalísima. No se que es la inteligencia, y si lo supiera nadie debería tomar tal afirmación como válido. En cuyo caso, hablar sobre si se o no se  sobre el tema pasa automáticamente a la papelera de reciclaje.


Como gnóstico de condición, suelo enfrentar los desafíos con ataraxia, y sin embargo los problemas los tengo a la hora de llevar al lenguaje escrito el mundo de las ideas y pensamientos. Quizás deba admitir alguna suerte de extraña afasia, que me impide sincronizar profundidad con comunicación literada. En otras palabras, si bien "creo" poder filosofar, dudo mucho que sea exitoso al comunicar eso que pienso o elucubro. No me importa que pueda ser un problema común en los filósofos, en mi caso es grave, lo se. Lo cual me impide ser un buen filósofo y/o un buen escritor, lo que redunda en necedad.


No obstante, los que me conocen o estudiaron conmigo, pueden dar fe que nunca fui mal estudiante, y por el contrario la memoria me ha sido un fiel aliado, por lo menos hasta hace un rato. En quinto grado la directora de la Escuela donde asistí me invitó a que me someta a un Test de Inteligencia, so no miento cuando afirmo que a partir de ahí comencé a descreer de ellos, y no porque me haya ido mal precisamente (todo lo contrario). Si tuviera el coeficiente (CI) que me dijeron, no sería el imbécil que sigo siendo.

INTRODUCCIÓN 

Entrando de lleno en tema, os diré que tuve en suerte trabajar con personas muy inteligentes, incluso con un par de superdotados. Uno de ellos es actual vicepresidente de la principal empresa química del mundo, multinacional de origen alemán. Mingo, era (aun es) un tipo con una memoria increíble, era virtualmente una fotocopiadora. Haciendo cálculos era tremendo, lo que combinado con la aptitud anterior, lo hicieron merecedor de mi mayor respeto y admiración. Lo conocí bien, pues vivimos durante bastante tiempo en la misma pensión estudiantil. Lo curioso es que provenía de una familia pobre, con 10 hermanos, y como único antecedente laboral previo, eximía el haber sido canillita desde los 12 años. Osea que hizo toda la secundaria, y la universidad,  vendiendo diarios. Pero Mingo tenía pésima caligrafía y ortografía, y tampoco era bueno redactando. Sus escritos eran lastimosos y daba pena su ingeniería gramatical, sintáctica y semiótica. Tampoco le gustaba la literatura, lo cual lo hacía extremadamente vulnerable en materias o asignaturas de corte netamente empíricos. Tenía puros 10 en todo lo concerniente a ciencias exactas, pero su rendimiento académico bajaba en lo referente a humanidades. Pero eso fue hace mucho, hoy es excelente literato, y lo poco que ha escrito es excelso, sin embargo nunca pudo dedicarse a las matemáticas, en lo que él realmente era poderoso. Vaya paradoja.


También conocí un chico que a los catorce años fue considerado un "genio precoz". Llegó a dominar cinco idiomas y tocaba el violín como los dioses, pero ahora de grande se mimetizó entre los comunes, es decir sigue siendo políglota e inteligente, pero no se le atribuyen los méritos de antaño.    ¿Explicaciones?, pues veremos si encontramos algo.

En ese orden hay muchos ejemplos, como también existen muchas y diversas definiciones sobre inteligencia, que van desde las mas descriptivas y elementales, hasta las mas pretenciosas y socarronas. En internet puede buscarlas, y deleitarse con el variopinto, no obstante cada cual puede construir la propia, cosa que también haré a continuación. Dicen que la filosofía es el arte de un montón de cosas, so algunos prefieren acortar caminos y emplean el impostor silogismo: "Buscar la verdad", ¿cual verdad,...la mía, la tuya, la de todos?. Obviamente los mas condescendientes dirán: "la verdad de todos", que no está mal, tampoco bien, ergo solo es una distopía linda de proferir, pero que en si es tan romántica, como concreto es el yerro. Basta que un solo ser humano no esté de acuerdo, para que ese "todos" quede herido de muerte. La inteligencia es como un trofeo de guerra, que muchos se disputan, sobre todo cuando hablamos de dogmas, sean estos religiosos, políticos o cientifistas, etc. Por ejemplo, para los católicos fundamentalistas, los islamitas son locos y los ateos malos, ergo ninguno de ellos será en consecuencia inteligente, pues los creyentes se asumen como inmanentes a la inteligencia divina, sobre todo colectiva. Lo mismo pasa con los fanáticos de dogmas políticos, so los ultra-kirchneristas sostienen que no seguir la palabra de Cristina es de estúpidos, cosa que a la inversa es planteado por algunos extremistas opositores. En la comunidad científica y académica pasa algo similar, no suscribir determinada teoría, hipótesis, doctrina o tendencia será mal visto por las  mayorías dominantes, por ende el epíteto "inteligente" será administrado de manera caprichosa, antojadiza y hasta con encono.


El mundo de la filosofía tampoco está al margen de estas "agachadas", pues bien se sabe que filósofo que se salga de la moda imperante caerá automáticamente en "saco roto". Parece fútil, pero os aseguro que puede llegar a ser un ambiente tan desagradable como cualquiera. Por ejemplo, filosofar sobre Dios hasta hace poco era visto de mala manera, incluso significaba la pérdida de membresía o pertenencia, lo mismo que salirse del monismo materialista. En otras palabras, lo que antes hacían los sacerdotes y el vaticano, ahora está en manos de los profesores y filósofos ateos, que encima se dicen "humanistas". Depende de que universidad o ámbito se trate, si no eres marxista-pogresista te excluyen, o bien sino eres liberal y pragmático, lo mismo. En síntesis,  la palabra "inteligencia" usado como  sustantivo es tan volátil y dinámico como cuando se usa como adjetivo y verbo.  Lo que para algunos es inteligente, para otros es estúpido, sin embargo hay algunos postulados que parecen tener mayor status quo, sobre todo cuando hablamos de cálculos matemáticos e investigación científica. Es muy loco este punto, porque el único científico que hoy se destaca tanto en Argentina como fuera de ella entre mis amigos de la infancia, fue un pésimo alumno en la primaria, y uno medio pelo en la secundaria (una historia que no dista mucho de la Einstien). Los interrogantes aun siguen abiertos.  

Para achicar caminos; pues hay algo de plagio en este escrito, es decir cosas que me parecieron oportunos incluir, ya que han sido escritos y pensados por otras personas que saben sin duda mas que yo sobre estos tópicos; diré que una de las misiones de la filosofía debería ser el quitar las capas de ontología y empirismo colectivo que obran de manera algo superficial, para lograr descubrir los cimientos de tal o cual significancia y/o significante.

Mientras hacía mis estudios sobre psicología y filosofía antropológica (cosa que aun hago), descubrí que hay una gran diferencia entre el homo habilis y el H. Ergaster. Mas allá de la altura, el porte, la erguidez, las diferencias en el tamaño de la capacidad craneana, que era de mas del triple, es decir pasó de 250 cc a entre 900 y 1100 centrímetros cúbicos (el humano actual tiene 1330 en promedio), y de las distancias antropológicas y físicas, encontré algo muy interesante, y radica en la capacidad de desarrollar la inteligencia. El Ergaster fue el primero en nacer con el cráneo incompleto es decir, similar a nuestro recién nacido que nace con la parte frontal del cráneo sin soldar. En mis pagos decían: "cuidado con la mollerita del bebé que está abierta".  Eso no solo significaba que el cerebro podía crecer en tamaño, sino que representaba un proceso de maduración muy lento en la especie.


Esto que a prima facie parecía una desventaja para la supervivencia, pues los bebes nacen sin poder caminar/correr, hablar, imaginar, o hacer en general nada por si mismo, que es propio de la naturaleza de la enorme mayoría de los animales, representó justamente el punto de apoyo que elevó al ser humano como especie dominante en la Tierra.  En otras palabras, justamente ese lento proceso de maduración es lo que le permitió al hombre evolucionar, ya que en la medida que el cerebro se iba desarrollando, podía ir asimilando nuevos conocimientos, cosa que los otros primates solo logran en los dos o tres primeros años de vida, si hablamos de grandes simios, o menos si nos referimos a homínidos mas pequeños. Explicado de otra manera, el tener que estar tantos años un nacido en la protección y cuidado de sus padres logró que los conocimientos vayan increscendo en la medida de que se transmitía de generación en generación. Cada generación se hacía un poco mas inteligente  que la anterior, porque el cerebro recibía mas información que la anterior, por ende se le exigía cada vez mas.


Esto nos delata un punto interesante para que construyamos en conjunto una definición algo mas digna, pues el cerebro en tamaño tiene un límite en el crecimiento físico, pero ha demostrado no tenerlo desde lo registral, intuitivo, asociativo, y analítico (cuanto menos). Es decir, es como si fuera una computadora con un disco duro (memoria) que se amplia automáticamente cada vez que lo necesita, y autoprograma cada vez que requiere de un nuevo programa (soft), sin que el tamaño sea un impedimento. Pero también tiene la capacidad de actuar colectivamente en red, es decir que también crece cuando interactúa con el resto. Tiene mas capacidades, pero con esta explicación "por ahora" es suficente.

Es decir que el hombre primigenio, pasó de tener una rudimanetaria conciencia superpuesta con el inconsciente, ya que originalmente se comportaba solo merced a sus primitivos instintos; a gradualmente ir separando conciencia de inconsciencia. Veamos, en la medida que el hombre encontró un punto de desarrollo y evolución (en caso de que probemos esta hipótesis), el cerebro fue evolucionando y construyendo en ese camino lo que hoy conocemos como conciencia. Cuando hablamos de generalidad de la especie, hablamos de conciencia colectiva. Porque si no existiera esta condición también natural, deberían haber hombres mas inteligentes que otros, cosa que a la vista está no existe, aunque algunos sostuvieron lo contrario, como Hitler y otros antes y después que él. Ojo, no confundamos racismo como génesis individualista. Yo hablo de que la inteligencia colectiva estaría probado porque todos los seres humanos evolucionaron de manera coordinada, sin que los supuestos CI marquen diferencias significativas.


Por ejemplo si se le hiciera un Test de Inteligencia a Sócrates, resultaría que su CI (coeficiente de inteligencia) es inferior al de un niño de 14 años de la actualidad. Una porque los test son bastante cuestionables, y otra porque sin duda un cerebro moderno está mas desarrollado que los antiguos, sin importar de quien se trate.

Sin embargo los fisicalistas, y en especial la neurobiología y la psiconeurología, han probado que el cerebro esta severamente influenciado por la materia, es decir por algunos agentes químicos y orgánicos. En otras palabras, es imperativo que no nos olvidemos de una buena alimentación y cuidado del cuerpo humano para preservar el cerebro en sus funciones. Dicho esto y entendido, podremos continuar.


Hubo otro salto exponencial en el crecimiento del cerebro, cuando los homínidos humanos compensaron sus dietas alimenticias y dejaron de consumir solo vegetales y plantas. Cuando el hombre incorporó la carne, su capacidad craneana comenzó a crecer, quizás porque lo consagró como cazador en un ambiente donde lo único que lo hacía especial era su inteligencia. La exigencia intelectual de la cacería lo hizo mas agudo, pero también mas sociable. Con la cacería conoció algunos nuevos componentes humanos como la organización, el liderazgo, la recompensa y el castigo, entre otros. Pero también la carne, sirvió para que el cerebro reciba dosis mas potentes de nutrientes y concentradas de calorías. Por otro lado, comer carne le posibilitó tener mas tiempo libre, y como bien sabemos el ocio hace al pensamiento.

DEFINICIÓN DE INTELIGENCIA DESDE LA FILOSOFÍA

Con todo esto, podemos pergeñar como definición, que la inteligencia es la aptitud natural que hace distinto al hombre del resto de los animales y las cosas, y que básica y esencialmente es un atributo que le permite vivir. Si ajustamos la sintonía, diremos que es mas inteligente quien logra vivir mejor. En esta ambiguación, se presenta la "economía" como palabra rectora y sentenciadora. Es decir, ser mas inteligente sería: lograr vivir mejor con el menor esfuerzo posible, o bien trabajar mucho para mejorar constantemente la forma de vida. Otro ingrediente que deberíamos agregar es la curiosidad, o visto desde otro ángulo, que el proceso de maduración sea lo mas lento posible, de tal manera que el apetito por aprender no se extinga tan rápidamente. Los grandes sabios han sido grandes niños. ¿Pero qué caraxo es vivir mejor?, ¿tener mas riquiezas y cosas?...Y aquí es donde se dividen las aguas.


Hay sin duda, una valoración colectiva para con aquel que descubre algo nuevo y útil que nos ayuda a vivir mejor a todos (científico), o por aquel que nos resuelve un problema irresoluble para nosotros (matemáticos, físicos, etc), como también están aquellos grupos que se sienten identificados con quiene les aportan paz espiritual (sacerdotes, pastores, chamanes, gurúes, pai, mai, etc), o hedonismo economíco (economistas, empresarios, etc), o satisfacción pragmática e idealista (políticos, jueces , etc). Es decir, que hay un amplio consenso para emplear el epíteto "inteligente" para aquel que probadamente nos ayudó de manera directa o indirecta a vivir mejor. Requisito que parece ser superador o bien insalvable desde lo empírico o estereotipable, pues nadie será inteligente a no ser que otro u otros así lo decidan y hagan público. Vale decir que inteligencia sin fama no "existe". De nada sirve que uno se sienta inteligente, si los demás no acusan recibo de ello, o bien lo desconocen, no obstante es útil desde lo introspectivo y anímico.

Stupid test, test de inteligencia para android

Hay algo  muy sórdido y lúgubre detrás de todo esto, pues no sin razón se sospecha que hay mucha genialidad oculta por todos lados. De hecho hay muchos genios que murieron en el mas absoluto anonimato, lo cual parecería ser la regla y no la excepción. Porque mis queridos lectores, hay algo que podrá sonar antisocial, pero que para mi tiene asidero, y consiste en asentir la idea de que existen personas que no les interesa la fama, el dinero y cualquier otra cosa o simbología material, pues en el fondo saben que la vida es un sinsentido. Hay mucha inteligencia en la espiritualidad, de hecho es lo mas próximo a la genialidad, sin embargo no esta siquiera contemplado en las definiciones de los "intelectuales de cartel". Muchos, sino casi todos adoran a Einstein, pero pocos reflexionan sobre el daño que le puede hacer a la humanidad semejante conocimiento, y con esto no digo que no valore la enormidad del alemán, sino que intento decir que hay algunos pocos sabios que hacen análisis muy por debajo de la superficie. Claro que todo esto se resolverá luego de la tercer guerra mundial, si es que esto sucede, ¿puede suceder esto?,... ¿ustedes que opinan? . Pueden suceder muchas cosas, pero solo las mentes preclaras pueden construir sublime reflexología.


En cuyo caso, el problema mas serio del hombre, es que en ese desarrollo de su racionalidad llegó a chocarse con la propia adoración, haciéndose en el camino de una omnipotencia que no le es propia, mucho menos natural. Por cuanto dicho esto, le agregaré a la definición, que en ese sentido de vivir mejor, no nos debemos olvidar del equilibrio benigno-maligno. Es decir, saber identificar que nos hace daño y que nos favorece, sin tampoco perder de vista que el racionalismo debe tener en el egoísmo supremo un límite, ya que nuestra principal misión ya que no existe una desde lo individual, es preservar con vida nuestra especie. Dicho de otra manera, llegamos al extremo de la evolución, donde la inteligencia colectiva a veces se parece mas a una "estupidez colectiva", que puede o no llegar a ser suicida.    

En definitiva, la inteligencia como sustantivo, merece una definición que crece o decrece con su significado y su significante. El hombre y la sociedad cambian el significado de inteligencia, en la medida que esta avanza o retrocede, pues sin lugar a dudas hay mucha idealización y fetiche detrás de un concepto tan vago y escurridizo. Solo podemos estar de acuerdo, en que como epíteto o verbo se necesita de la anuencia de la sociedad para que exista como tal, sin cuyo requisito quedará en un plano de la metafísica del individuo. Asumirse como inteligente no esta ni mal ni bien, es solo normal, ergo lo anormal es realmente sentirse un estúpido, en cuyo caso lo mas recomendable es requerir asistencia profesional o bien aprender a vivir con ello. Quizá lo mas inteligente en el ser humano sea dar vida, protegerla y no hacer daño, porque en ello le va la vida a la humanidad toda.  Tampoco nos olvidemos del componente azaroso, que hace que todo sea fortuito e injustificable, ergo hay muchos patanes que pasaron a la posteridad como inteligentes, y muchos sabios que fueron ninguneados, desacreditados y lo que peor, olvidados.  
                             

OTRAS CONSIDERACIONES 



El hecho de que el cerebro destine la mayor parte de su actividad a la autopercepción, sugiere la idea de que la inteligencia guarda relación con la buena memoria, sólo quien dispone de una extraordinaria capacidad para almacenar datos puede dar a su cerebro la oportunidad de reelaborar internamente la información. De hecho, un gran número de investigadores han demostrado que todos los niños superdotados estudiados por ellos disponían de una memoria extraordinaria, y lo mismo ocurre entre los jugadores de ajedrez, los matemáticos, los compositores y los virtuosos del violín.



El interés por los individuos superdotados ha dado lugar a grandes controversias. Una de las primeras fue desatada por las investigaciones del médico y criminalista italiano Cesare Lombroso (1836-1909), quien en su libro "Genio y locura" (1864) afirmó que existía una relación entre genialidad y locura. Algunos investigadores norteamericanos, más sensatos, se opusieron a esta tesis y se esforzaron por determinar los factores responsables de la inteligencia para intentar medirlos después. El resultado de estos estudios fue el CI, el llamado cociente intelectual, que parte de un valor promedio de 100, por debajo de él se sitúa la mitad menos inteligente de la sociedad, y por encima la más inteligente, siendo su curva de distribución exactamente simétrica. Por eso se habla también de una curva de campana, y uno de los libros más discutidos sobre el carácter hereditario de la inteligencia, cuyos autores son Ferrnstein y Murray lleva precisamente por título The Bell Curve (La curva de Bell).




El cociente intelectual se investiga sometiendo al sujeto de experimentación a distintos tipos de tareas, ordenar conceptos, completar sucesiones de números, componer figuras geométricas, aprender de memoria listas de palabras, cambiar de posición determinadas figuras, etcétera. El test estándar es el Binet-Simon, quien en este test alcanza una puntuación de ciento treinta es considerado una persona extraordinariamente inteligente, y quien logra una puntuación de ciento cuarenta se halla en el umbral de la genialidad , aunque para desdramatizar y evitar el complejo de loco genial, hoy se prefiera hablar de personas superdotadas.



La idea de que existe una relación entre la genialidad y la locura fue refutada empíricamente en los años 1920. Terman, un investigador norteamericano, fue el primero que sometió a pruebas de larga duración a personas con un CI superior a ciento cuarenta, llegando a la conclusión de que la mayoría de los superdotados son más maduros, más equilibrados psíquicamente e incluso más sanos físicamente que las personas con un cociente intelectual medio. En cierto modo, esto normalizó la genialidad y la liberó de su aura elitista. Pero el CI siguió siendo cuestionado. El descubrimiento de que la inteligencia es en gran medida un rasgo congénito provocó violentas reacciones al tiempo que bajó los humos a todas las utopías educativas, pues sólo si se admite que la inteligencia depende fundamentalmente de la influencia del medio social es posible sostener la esperanza de que la educación pueda hacer entrar al ser humano en razón. Esta postura constituye una excusa consoladora para muchos, ya que su posición rezagada con respecto a los más aptos no se debería a su falta de inteligencia sino a un medio social hostil.



Por esta razón, cuando a finales de la década de 1960, en plena efervescencia del movimiento estudiantil, A. R.Jenssen y H.J. Eysenck presentaron sus investigaciones sobre la inteligencia y afirmaron que la herencia era responsable de ella en un ochenta por ciento,  ergo se desató una feroz campaña contra ellos en los medios de comunicación y en las universidades, en cuyo clímax Eysenck fue agredido cuando pronunciaba una conferencia en la London School of Economics.




Eysenck se había basado, entre otros, en los estudios realizados por Cyril Burt, pionero en el ámbito de la medición de la inteligencia y de la investigación de gemelos. En sus estudios sobre gemelos univitelinos (con el mismo genotipo) que habían sido educados por separado, Burt constató que, pese a la difererencia de sus medios y entornos, tenían el mismo cociente intelectual. La aversión hacia estos resultados fue tan grande que Burt fue acusado de haber falsificado sus datos, actitud en la que se perseveró incluso cuando se demostró lo contrario. Todo esto se repitió cuando se publicó el libro The Bell Gurv, de Herrnstein y Murray, y cuando Volker Weiss, que investigaba la distribución de la inteligencia entre la población, fue excluido de la Sociedad Antropológica Alemana.



De este modo se cumplía irónicamente la predicción realizada por el sociólogo británico Michael Young en un ensayo utópico-satírico que se situaba en el año 2033. Young había escrito el ensayo durante el debate sobre la implantación de la escuela integrada, y en él describía la evolución de la sociedad hacia la meritocracia, otrora aristocracia  (el poder de los más capacitados). En su descripción, los socialistas empiezan abogando por el libre desarrollo de las capacidades y eliminan los obstáculos clasistas que impiden el desarrollo de los individuos más capacitados de la clase trabajadora, para después constatar horrorizados que los individuos más inteligentes abandonaban las clases inferiores y pasaban a formar las élite.




El triunfo del principio según el cual el éxito debe ser el resultado de la formación y de las capacidades individuales acaba por dividir a la sociedad en dos clases, la clase inferior de los menos capacitados y la clase superior de los más capacitados. De este modo los socialistas cambian su doctrina y adoptan el principio "vía libre para los mas aptos". Posteriormente, cuando la clase superior pretende volver a hacer hereditarios sus privilegios, la insatisfacción colectiva de los menos capacitados da lugar a una revuelta. A comienzos del siglo XXI se produce una revolución antimeritocrática de la que fue víctima el autor de dicha hipótesis, como informa con pesar su editor.



Quienes protestaban contra la idea de que la inteligencia era un rasgo heredado, se comportaban exactamente como los individuos menos capacitados del ensayo de Michael Young. Eran víctimas del famoso error de Procusto (The Procrustean fallacy) cuyo origen se remonta a la Antigüedad. Recién implantada la democracia ateniense, el Areópago encargó a Procusto, miembro de la Academia, investigar empíricamente la desigualdad entre los atenienses sirviéndose de instrumentos de medida psicométricos y fisiométricos.



Procusto se puso manos a la obra y construyó como instrumento de medida su famoso "lecho". Tras adaptar a todos los sujetos de investigación a este lecho estirando o cortando sus cuerpos, elevó a la Academia de las Ciencias de Atenas el siguiente comunicado: "todos los atenienses son igual de grandes". Este resultado fue tan desconcertante para el Areópago como esclarecedor para nosotros, Procusto había malinterpretado la esencia de la democracia. Había creído que la igualdad política y la igualdad ante la ley se basaban en la igualdad de los hombres. Y como era un ferviente demócrata, eliminó sus diferencias.



Pero la democracia no supone la igualdad de los hombres, sino que ignora su desigualdad, es decir, no niega que haya diferencias de sexo, de nacimiento, de color de piel, de religión y de capacidades, sino que las vuelve indiferentes. De este modo desliga la naturaleza humana de la sociedad. La sociedad no es la continuación de la naturaleza humana, sino que aprovecha sus variaciones de forma selectiva. Precisamente porque la política hace abstracción de todas las diferencias naturales entre los individuos, éstas pueden ser aprovechadas en otra parte, así, por ejemplo, la familia se funda en la diferencia entre el hombre y la mujer, y no existe discriminación alguna en el hecho de que la mujer prefiera como pareja al hombre; y los sistemas educativos aprovechan las diferencias existentes entre las capacidades de los individuos.




ABORDAJES ALGO MAS TECNICISTAS



Paul Broca (1824-1880) y Sir Francis Galton (1822-1911) fueron de los primeros científicos que pensaron en medir la inteligencia. Creían que podrían determinar la inteligencia midiendo el tamaño del cráneo de los humanos. Su premisa era que cuanto mayor fuera el cráneo, más lista sería la persona.

Aproximadamente al mismo tiempo, el científico Wilhelm Wundt (1832-1920) empleó la introspección, la capacidad humana de reflexionar sobre sus propios pensamientos, para medir la inteligencia. En la actualidad sus métodos e ideas se consideran obsoletos y, por supuesto, no se utilizan en los tests de CI, pero forman parte fundamental de la historia de los tests de CI.

Se considera al psicólogo de la Universidad de Stanford, Lewis Terman como el principal creador del test para determinar el CI. Millones de personas han sido clasificados mediante este tipo de test. Esto ha conducido durante varias décadas, a la suposición de que la gente es inteligente o no lo es, pues la inteligencia es un facultad innata y poco se puede hacer para cambiar las cosas. Es una forma de pensar que todavía impregna amplias capas de nuestra sociedad.


El primer test de CI "real"

El primer test de inteligencia moderno en la historia del CI fue el que elaboraron en 1904 Alfred Binet (1857-1911) y Theodore Simon (1873-1961). El ministro de educación francés pidió a estos investigadores que elaboraran una prueba que permitiera distinguir a los niños con retraso mental de los niños con inteligencia normal, pero vagos. El resultado fue el test de CI de Simon-Binet. Este test de CI consiste en varios componentes como razonamiento lógico, buscar rimas de palabras y nombrar objetos.

La puntuación del test de CI, en combinación con la edad del niño, proporcionan información sobre su desarrollo intelectual: ¿está más avanzado o retrasado que otros niños? El CI se calculaba mediante la fórmula (edad mental/edad cronológica) x 100. Este test llegó a tener un éxito enorme tanto en Europa como en América.

Las teorías sobre la inteligencia se pueden dividir a grandes rasgos en dos escuelas de pensamiento. La primera asume que hay una habilidad general Y la segunda que hay múltiples inteligencias, lo que significa que hay diferentes formas independientes de inteligencia.


Una inteligencia

La idea de que solamente existe una inteligencia provino de la observación de que diferentes componentes, todos ellos presumiblemente relacionados con la inteligencia, están correlacionados. Aparentemente no se trata de conceptos diferentes, sino que tienen algo en común. Esta escuela de pensamiento con frecuencia recibe el nombre de la teoría de la Inteligencia general o, de forma abreviada, el factor g.


Inteligencias múltiples

Otros asumen que existen múltiples formas de inteligencia independientes las unas de las otras. Por ejemplo, una persona puede tener habilidades lingüísticas muy desarrolladas y tener problemas para realizar los cálculos más sencillos. Un futbolista puede tener una elevada "inteligencia corporal cinética", pero carecer completamente de cualquier talento musical.



Inteligencias comúnmente utilizadas

En la ciencia y en la práctica de los tests de CI, normalmente se distinguen cuatro tipos de inteligencia. Los tests de estos cuatro tipos de inteligencia en su conjunto determinan la puntuación de CI. Normalmente una persona inteligente tendrá una puntuación más alta en todos los componentes que una persona que sea menos inteligente. Es muy difícil encontrar personas que sean muy buenas en un componente y muy malas en otro.


Inteligencia verbal

La inteligencia verbal es la capacidad para comprender, utilizar y aprender el lenguaje. Una comprensión rápida de textos y un vocabulario amplio son indicadores de una inteligencia verbal elevada. Si una persona comete muchos errores lingüísticos, puede ser indicativo de una inteligencia más baja, aunque también puede deberse simplemente a una imprecisión.


Inteligencia numérica

Los cálculos han sido tradicionalmente el método más usado de medir la inteligencia. Con frecuencia se emplea una combinación de cálculos puros y cálculos lógicos. Asimismo, los problemas aritméticos se pueden expresar en palabras, por lo que también influye la inteligencia verbal.

Inteligencia espacial

La capacidad de alguien sepa resolver problemas espaciales complejos es lo que determina la inteligencia espacial. La "rotación mental" de objetos o el descubrimiento de un orden en las formas son tipos de preguntas que se utilizan con mucha frecuencia.
Inteligencia lógica

Ser capaz de razonar de forma lógica con frecuencia se considera como la principal habilidad. En las preguntas verbales, numéricas y espaciales se pueden incluir preguntas lógicas o pedir a una persona que extraiga las conclusiones acertadas.

¿La inteligencia es un factor único o tiene varias facetas? En los círculos científicos los debates sobre este tema son constantes y acalorados. El científico británico Charles Spearman postuló que hay un factor de inteligencia general dominante (también conocido como el factor g) que controla todas las habilidades cognitivas.

No todo el mundo está de acuerdo. Hay quienes afirman que existen múltiples factores de la inteligencia, que son (más o menos) independientes. De acuerdo con estos científicos, una persona podría por ejemplo ser muy buena en matemáticas, pero muy mala en tareas relacionadas con la memoria.

Inteligencia fluida e inteligencia cristalizada


Una distinción muy importante entre los factores de la inteligencia es la "inteligencia fluida" y la "inteligencia cristalizada". La inteligencia fluida hace referencia al grado de flexibilidad de pensamiento y a la capacidad de la persona para razonar de forma abstracta. La inteligencia cristalizada hace referencia al grado en el que se ha producido una acumulación de conocimientos y habilidades durante el transcurso de la vida.

La inteligencia fluida está influida por el entorno y las experiencias de aprendizaje en mucho mayor grado que la inteligencia cristalizada. La primera forma de inteligencia es un reflejo en mayor grado del componente genético de la inteligencia

Gardner es codirector del Proyecto Zero en la Escuela Superior de Educación de Harvard, donde además se desempeña como profesor de educación y de psicología, y también profesor de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

En 1983 presentó su teoría en el libro Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences y, en 1990, fue el primer estadounidense que recibió el Premio Grawemeyer de la Universidad de Lousville. En él, critica la idea de la existencia de una sola inteligencia, a través de las pruebas psicométricas.

Participa en el GoodWork Project, destinado a mejorar la calidad y la autoestima profesionales, en el que se toman en consideración, fundamentalmente, los factores de la excelencia y la ética.

Está en posesión de una veintena de distinciones ‘honoris causa’ por universidades como las de Camilo José Cela, Tel Aviv, Princeton, McGill, etc.

El jurado de la Fundación Príncipe de Asturias ha galardonado a Gardner con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (España, 11 de mayo de 2011). Fue acompañado a la recogida del premio con la directora del Colegio Montserrat: Madre Montserrat del Pozo. En el Colegio Montserrat de Vallvidrera desde hace varios años se trabaja con esta metodología, es por eso que Howard Gardner fue acompañado de la directora.


TEORÍA DE LA INTELIGENCIA MÚLTIPLE

La Teoría de las Inteligencias Múltiples cuestiona las visiones tradicionales de la inteligencia porque se centran primordialmente en los aspectos cognitivos, descuidando el papel de la personalidad, las emociones y el entorno cultural en que se desarrollan los procesos mentales.

Dado que las personas poseen mentalidades diferentes, poseen también diferentes modos de comprender la realidad. Se identifican así, ocho formas de inteligencia: musical, cinético corporal, lógico-matemática, lingüística, espacial, interpersonal e intrapersonal y naturalista.


Los tests que miden el coeficiente intelectual, se basan en habilidades vinculadas a las inteligencias de tipo lingüísticas y lógico matemática. Del mismo modo, en el currículum tradicional son hegemónicos los enfoques orientados particularmente hacia tales tipos de inteligencia. Considerar otras formas de inteligencia y por lo tanto, diferentes maneras de aprender, representa un interesante desafío para un sistema educativo cuyo espíritu es el de enseñar los mismos contenidos y con la misma metodología a todos los alumnos.

Reconocer la existencia de inteligencias diversas, supone considerar recursos diferentes para cada estilo de aprendizaje. Así, Gardner postulará que el contenido puede presentarse a partir de cinco modalidades diferentes que responden a las diferentes tipologías de la inteligencia, de manera tal que podrían concebirse como diferentes puertas de acceso al conocimiento. Estos son: el narrativo, que utiliza la narración como soporte del concepto que se desea enseñar y podría identificarse a la inteligencia lingüística; el lógico-cuantitativo que utiliza consideraciones numéricas o razonamientos deductivos y se asocia a la inteligencia lógico-matemática; el fundacional; referido a interrogantes de tipo filosóficos que refiere quizá a la inteligencia intrapersonal y/o interpersonal; el estético, orientando a los aspectos sensoriales, implicando a la inteligencia musical y a la espacial; y finalmente elexperimental que orientada, entre otras cosas, hacia actividades de manuales, podría llegar a vincularse a la inteligencia cinético corporal.

Inteligencia musical


Los datos procedentes de diversas culturas hablan de la universalidad de la noción musical. Incuso los estudios sobre el desarrollo infantil sugieren que existe una habilidad computacional en la primera infancia hasta que el aprendizaje de notación musical proporciona más tarde, cuando es aprendido, un sistema simbólico lúcido y accesible.


Aspectos biológicos. Ciertas áreas del cerebro desempeñan papeles importantes en la percepción y la producción musical. Estas, situadas por lo general en el hemisferio derecho, no están localizadas con claridad como sucede con el lenguaje. Sin embargo, pese la la fatal de susceptibilidad concreta respecto a la habilidad musical en caso de lesiones cerebrales, existe evidencia de "amusia" (pérdida de habilidad musical).


Inteligencia cinético corporal



La evolución de los movimientos corporales especializados es de importancia obvia para la especie, y en los humanos esta adaptación se extiende al uso de herramientas. El movimiento del cuerpo sigue un desarrollo claramente definido en los niños y no hay duda de su universalidad cultural.

La consideración del conocimiento cinético corporal como "apto para la solución de problemas" puede ser menos intuitiva, pero sin embargo, utilizar el cuerpo para expresar emociones (danza) o para competir (deportes), o para crear (artes plásticas) constituye evidencias de la dimensión cognitiva del uso corporal.


Aspectos biológicos: El control del movimiento corporal se localiza en la corteza motora, y cada hemisferio domina o controla los movimientos corporales correspondientes al lado opuesto. En los diestros, el dominio de este movimiento se suele situar en el hemisferio izquierdo. La habilidad para realizar movimientos voluntarios puede resultar dañada, incluso en individuos que puedan ejecutar los mismos movimientos de forma refleja o involuntaria. La existencia de apraxia especifica constituye una línea de evidencia a favor de una inteligencia cinético corporal.

Capacidades implicadas: Capacidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio.

Habilidades relacionadas: Utilizar las manos para crear o hacer reparaciones, expresarse a través del cuerpo.

Perfiles profesionales: Escultores, cirujanos, actores, bailarines, etc.


Inteligencia lógico-matemática


En los individuos especialmente dotados en esta forma de inteligencia, el proceso de resolución de problemas es a menudo es extraordinariamente rápido: el científico competente maneja simultáneamente muchas variables y crea numerosas hipótesis que son evaluadas sucesivamente y posteriormente son aceptadas o rechazadas.

Es importante puntualizar la naturaleza no verbal de la inteligencia matemática. En efecto, es posible construir la solución del problema antes de que ésta sea articulada.

Junto con su compañera, la inteligencia lingüística, el razonamiento matemático proporciona la base principal para los test de CI. Esta forma de inteligencia ha sido investigada en profundidad por los psicólogos tradicionales y constituye tal vez el arquetipo de "inteligencia en bruto" o de la validad para resolver problemas que supuestamente pertenecen a cualquier terreno. Sin embargo, aúno no se comprende plenamente el mecanismo por el cual se alcanza una solución a un problema lógico-matemático.

Capacidades implicadas: Capacidad para identificar modelos, calcular, formular y verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo.

Capacidad para identificar modelos, calcular, formular y verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo.

Perfiles profesionales: Economistas, ingenieros, científicos, etc.


Inteligencia lingüística

El don del lenguaje es universal y su desarrollo en los niños es sorprendentemente similar en todas las culturas. Incluso en el caso de personas sordas a las que no se les ha enseñado explícitamente un lenguaje por señas, a menudo inventan un lenguaje manual propio y lo usan espontáneamente. En consecuencia, podemos decir que una inteligencia puede operar independientemente de una cierta modalidad en el estímulo o una forma particular de respuesta.

Aspectos biológicos: Un área específica del cerebro llamada "área de Brocca" es la responsable de la producción de oraciones gramaticales. Una persona con esa área lesionada, puede comprender palabras y frases sin problemas, pero tiene dificultades para construir frases más sencillas. Al mismo tiempo, otros procesos mentales pueden quedar completamente ilesos.


Capacidades implicadas: Capacidad para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, y también al hablar y escuchar.


Habilidades relacionadas: Hablar y escribir eficazmente.

Perfiles profesionales: Líderes políticos o religiosos, poetas, escritores, etc.


Inteligencia espacial



La resolución de problemas espaciales se aplica a la navegación y al uso de mapas como sistema notacional. Otro tipo de solución a los problemas espaciales, aparece en la visualización de un objeto visto desde un ángulo diferente y en el juego del ajedrez. También se emplea este tipo de inteligencia en las artes visuales.



Aspectos biológicos: El hemisferio derecho (en las personas diestras) demuestra ser la sede más importante del cálculo espacial. Las lesiones en la región posterior derecha provocan daños en la habilidad para orientarse en un lugar, para reconocer caras o escenas o para apreciar pequeños detalles.

Los paciente con daño específico en las regiones del hemisferio derecho, intentarán compensar sus déficit espaciales con estrategias lingüísticas: razonarán en voz alta para intentar resolver una tarea o se inventarán respuestas. Pero las estrategias lingüísticas no parecen eficientes para resolver tales problemas.

Las personas ciegas proporcionan un claro ejemplo de la distinción entre inteligencia espacial y perspectiva visual. Un ciego puede reconocer ciertas formas a través de un método indirecto, pasar la mano a lo largo de un objeto, por ejemplo, construye una noción diferente a la visual de longitud. Para el invidente, el sistema perceptivo de la modalidad táctil corre en paralelo a la modalidad visual de una persona visualmente normal. Por lo tanto, la inteligencia espacial sería independiente de una modalidad particular de estímulo sensorial.

Capacidades implicadas: Capacidad para presentar ideas visualmente, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos.

Habilidades relacionadas: Realizar creaciones visuales y visualizar con precisión.

Perfiles profesionales: Artistas, fotógrafos, guías turísticos, etc.

Inteligencia interpersonal


La inteligencia interpersonal se constituye a partir de la capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás, en particular, contrastes en sus estados de ánimo, temperamento, motivaciones e intenciones. Esta inteligencia le permite a un adulto hábil, leer la intenciones y los deseos de los demás, aunque se los hayan ocultado. Esta capacidad que se da de forma muy sofisticada en los líderes religiosos, políticos, terapeutas y maestros. Esta forma de inteligencia no depende necesariamente del lenguaje.


Aspectos biológicos: Todos los indicios proporcionados por la investigación cerebral sugieren que los lóbulos frontales desempeñan un papel importante en el conocimiento interpersonal, los daños en esta área pueden causar cambios profundos en la personalidad aunque otras formas de la resolución de problemas puedan quedar inalteradas: una persona no es la misma después de la lesión.


La evidencia biológica de la inteligencia interpersonal abarca factores adicionales que a menudo se consideran excluyentes de la especie humana:

  • 1. La prolongada infancia de los primates, que establece un vínculo estrecho con la madre, favorece el desarrollo intrapersonal.
  • 2. La importancia de la interacción social entre los humanos que demandan participación y cooperación. La necesidad de cohesión al grupo, de liderazgo, de organización y solidaridad, surge como consecuencia de la necesidad de supervivencia.

Capacidades implicadas: Trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas.

Habilidades relacionadas: Capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y personalidades de los otros.

Perfiles profesionales: Administradores, docentes, psicólogos, terapeutas.

Inteligencia intrapersonal

La inteligencia intrapersonal es el conocimiento de los aspectos internos de una persona: el acceso a la propia vida emocional, a la propia gama de sentimiento, la capacidad de efectuar discriminaciones entre setas emociones y finalmente, ponerles un nombre y recurrir a ellas como medio de interpretar y orientar la propia conducta.

Las personas que poseen una inteligencia interpersonal notable, poseen modelos viables y eficaces de sí mismos. Pero al ser esta forma de inteligencia la más privada de todas, requiere otras formas expresivas para que pueda ser observada en funcionamiento.

La inteligencia interpersonal permite comprender y trabajar con los demás, la intrapersonal, permite comprenderse mejor y trabajar con uno mismo. En el sentido individual de uno mismo, es posible hallar una mezcla de componentes intrapersonal e interpersonales. El sentido de uno mismo es una de las más notables invenciones humanas: simboliza toda la información posible respecto a una persona y qué es. Se trata de una invención que todos los individuos construyen para sí mismos.

Aspectos biológicos: Los lóbulos frontales desempeñan un papel central en el cambio de la personalidad, los daños en el área inferior de los lóbulos frontales puede producir irritabilidad o euforia; en cambio, los daños en la partes superior tienden a producir indiferencia, languidez y apatía (personalidad depresiva).

Entre los afásicos que se han recuperado lo suficiente como para describir sus experiencia se han encontrado testimonios consistentes: aunque pueda haber existido una disminución del estado general de alerta y una considerable depresión debido a su estado, el individuo no se siente a sí mismo una persona distinta, reconoce sus propias necesidades, carencias, deseos e intenta atenderlos lo mejor posible.

Capacidades implicadas: Capacidad para plantearse metas, evaluar habilidades y desventajas personales, y controlar el pensamiento propio.


Habilidades relacionadas: Meditar, exhibir disciplina personal, conservar la compostura y dar lo mejor de sí mismo.

Perfiles profesionales: Individuos maduros que tienen un autoconocimiento rico y profundo.

*No es muy inteligente lo que escribí, ¿pero que otra cosa esperaban de un tarado como yo?...

HAGA SU TEST DE INTELIGENCIA AQUÍ: http://www.123test.es/test-de-ci/


SI LE GUSTO ESTO, LE RECOMENDAMOS QUE LEA: El mito de los test de inteligencia

FIN DEL TRABAJO

FUENTES: 
  • Gray, J.R., C.F. Chabris, and T.S. Braver, "Neural mechanisms of general fluid intelligence". Edit:  Nat Neurosci, 2003
  • Gray, J.R. and P.M. Thompson, "Neurobiology of intelligence": Edit. Nat Rev Neurosci, 2004
  • Haier RJ, Jung RE, . "The neuroanatomy of general intelligence: sex matters". NeuroImage 
  • Blog: portalplanetasedna.com.ar
  • wikipedia.org
  • Blog: www.123test.es
  • Harris, J. R. "The nurture assumption: why children turn out the way they do".
  • Biblioteca Movimiento Copia oculta Argentina
Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 5 comentarios

Anónimo
29 de noviembre de 2012, 15:15

MAGISTRAL ¡¡¡,si usted no es inteligente que me queda para mi,..ja,ja,ja
Armando LNOL

29 de noviembre de 2012, 15:19

Sin ser muy inteligente, me doy cuenta que esto es MUY INTELIGENTE. Te felicito Diego. Un besito.-

Anónimo
29 de noviembre de 2012, 18:09

Mi inteligencia solo me permite discernir que es o no inteligente, y ya pongo como favorito este blog. Muy bueno señor Peralta, muy bueno.
Rodrigo Valdez - Montevideo (ROU)

Anónimo
2 de abril de 2013, 13:43

Tremendo ¿qué mas se puede pedir?, me salvo un parcial para la facu. Saludos y respetos al lic Peralta. Omar González (Córdoba)

Anónimo
10 de julio de 2013, 10:11

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}