Argentina y su democracia de enciclopedia | PERIODISMO DE ESCRITORES

Argentina y su democracia de enciclopedia

lunes, 3 de diciembre de 2012 6 comentarios

ARGENTINA; ENCARCELADA EN SU DEMOCRACIA DE ENCICLOPEDIA

Escrito por: Lic Ramón D. Peralta


La magnificencia que se le ha dado a la simbología del "7D", solo demuestra lo mucho que nos aburrimos. A un pueblo que conoce hasta el último rincón del ridículo, todo lo aburre. Es imperativo para aquellas naciones acostumbradas a regirse por el dogmatismo, tener una frondosa creatividad, de tal manera que no falten fetiches, y que por el contrario el absurdo se vea bendecido por la prolifidad. Argentina en ese sentido ha sido señero dentro de Sudamérica. En otras palabras, el argentino tipo desde lo individual es tan pragmático como autómata a la hora de socializar ideología.








Argentina es una palabra, que engloba a mucha gente que ama e idolatra el idealismo, como si el peso del librepensamiento fuese un estigma. ¿Es que acaso existe tal librepensamiento?. Sin duda que suena a utopía, sonido que sin ser grave se demuele a los golpes ante la duda. Así pues, nada mas demonizado que el pensamiento crítico.

Mal hacen los opositores en exagerar esta embestida del kirchnerimo, pues el autoritarismo es inmanente a la sociedad toda. El que esté libre de autoritarismo que arroje la primer piedra, y si no hay piedras que tire su primer falacia al aire. 


Si bien la vida es perpetua letanía en la verdad, nada mas abyecto y distante que el mundo de la política. En este marco, la democracia para un pueblo tan violento y dogmático, se presenta como una distopía invasiva pero adictiva. La sola idealización de la democracia genera, alucinaciones y visiones fantamagóricas, que lejos está de la invención primigenia. En efecto, a una invención tan romántica se le contrapone una invención épica con forma de epopeya. Los argentinos somos guerreros de la nada.  

 


El "7D", es un día especial para los argentinos, en especial para el gobierno y sus feligreses, tan especial como todos los días. Desde hace algunos años, nos consagramos al culto no asumido del "apocalipsis perpetuo", modus vivendi que nos dice que todo los días morirá algo viejo y nacerá algo nuevo, ergo el corolario de esta AP, es que todos los dias serán iguales en esa desigualdad in eternum. Dicho de otra manera, cuando las simbologías se vuelven cotidianas en la dinámica, se tornan vulgares y comunes. 

Vale decir, que esta democracia que supimos reinventar los argentinos consiste en ser materia y su propia antimateria, siendo las abstracciones impersonales el puente de enlazamiento fantasmal. Quiero decir con esto, que es tan grande la ruptura del mundo racional con el introyectivo y proyectivo, que realmente lo único que cuenta es el paso del tiempo, pues con este decantará algo de realidad. 


Clarín versus gobierno, es solo una abstracción mas con formas concretas desde lo político, pero que de ninguna manera tiene profundidad o asidero desde lo filosófico. No significa ningún cambio en la ingeniería psicosociológica de la sociedad y mucho menos una modificación en la arquitectura dogmática o heurística, tan siquiera en su fenomenología y hermenéutica. Las leyes no hacen a los pueblos, son estos quienes hacen a la leyes. 

Esa adoración exagerada por las formas y el consumismo a destajo, nos ha llevado a ignorar los problemas de fondo, para solo debatir la coyuntura y el maquillaje. Tampoco se quiere tan solo contemplar la ubicuidad, la misma que nos dice de  ahora y siempre, que este es y será un gobierno mas. El fundamentalismo de la sinrazón nos hace perder el sentido de equidistancia entre tiempo y espacio, por cuanto cada medida del gobierno es vista como catalizadora y toda omisión como profanadora, cuando en el fondo no significa radicalización alguna. El kirchnerismo es un típico gobierno peronista, cuya filosofía del poder totalitario, se eleva como única misión, y si hubiera un modelo se trataría de un modelo que solo apunta a acumular poder, por ende, inmortalizarse en él. Así es el peronismo, así somos los argentinos. 


La única vez que le creí a la presidente realmente, fue cuando dijo: "vamos por todo", que solo significa que harán todo lo posible para quedarse en el gobierno tanto como les sea posible. Cosa que ya vimos con los anteriores gobiernos peronistas, ergo nada nuevo bajo el puente. Hay mucha inteligencia "made in argentine", en este tipo de populismo, pues a diferencia de otras expresiones autoritarias, supo como construir y administrar este sórdido "dogmacentrismo" imperante en estas tierras. Quizás el peronismo, se trate una necesidad supraestructural para la sociedad argentina, quién necesita de fuertes anclajes para aprender tanto por la positiva como por la negativa, es decir, para un pueblo con sesgos  cognitivos como el nuestro, este tipo de totalitarismo republicano se manifiesta como una consecuencia de lo que resulta permeable o bien adaptable a semejante génesis.   

                 




Quienes protestaban contra la idea de que la inteligencia sectaria o totalitaria era un rasgo heredado, se comportaban exactamente como los individuos menos capacitados del ensayo de Michael Young. Eran víctimas del famoso error de Procusto (The Procrustean fallacy) cuyo origen se remonta a la Antigüedad. Recién implantada la democracia ateniense, el Areópago encargó a Procusto, miembro de la Academia, investigar empíricamente la desigualdad entre los atenienses sirviéndose de instrumentos de medida psicométricos y fisiométricos.




Procusto puso manos a la obra y construyó como instrumento de medida su famoso "lecho" o cama de Procusto. Tras adaptar a todos los sujetos de investigación a este lecho estirando o cortando sus cuerpos, elevó a la Academia de las Ciencias de Atenas el siguiente comunicado: "todos los atenienses son igual de grandes". Este resultado fue tan desconcertante para el Areópago como esclarecedor para nosotros, so Procusto había malinterpretado la esencia de la democracia. Había creído que la igualdad política y la igualdad ante la ley se basaban en la igualdad de los hombres. Y como era un ferviente "demócrata", eliminó sus diferencias.






Pero la democracia no supone la igualdad de los hombres, sino que ignora su desigualdad, es decir, no niega que haya diferencias de sexo, de nacimiento, de color de piel, de religión y de capacidades, sino que las vuelve indiferentes. De este modo desliga la naturaleza humana de la sociedad. La sociedad no es la continuación de la naturaleza humana, sino que aprovecha sus variaciones de forma selectiva. Precisamente porque la política hace o debería hacer, abstracción de todas las diferencias naturales entre los individuos, ergo éstas pueden ser aprovechadas en otra parte, así, por ejemplo, la familia se funda en la diferencia entre el hombre y la mujer, y no existe discriminación alguna en el hecho de que la mujer prefiera como pareja al hombre y viceversa; y los sistemas educativos aprovechan las diferencias existentes entre las capacidades de los individuos.


En ese sentido, la democracia se tornará mas e menos loable, en la medida que los gobiernos manifiesten en los hechos (mas que en las palabras) un mayor grado de indiferencia ante las desigualdades. Por el contrario, un gobierno en su afán de perpetuarse en el poder, en medio de un ostensible sistema democrático, solo intentará adueñarse de los tópicos que resultan comunes y fácilmente identificables en los comunes, para regodearlos de superstición y maniqueísmo, de tal manera que las divisiones se vean en forma de agonismo y no como realmente son. Este tipo de gobierno no es de derecha o izquierda, razón por lo cual pueden ir ajustando la liturgia dogmática, sin que los adoctrinados den cuenta de ello. El antagonismo no pasa desapercibido, pero se lo justifica. 





En una anterior ocasión imaginábamos humorísticamente a unos sujetos un tanto perturbados por lecturas "políticamente incorrectas". Uno de ellos fue a un psiquiatra que le aconsejaba, (para tranquilizar a su paciente), que se olvidara del supuesto orden entre los "medios" y los fines: ¿Qué importa que una cosa sea fin o medio?, decía el galeno, en realidad, todo es fin y todo es medio, por eso nada es medio ni es fin. A lo que responde el paciente:


  •  -Pues mire, doctor, esto mismo me dijo el zapatero. Tenía unos zapatos de excelente diseño. Pero yo tenía los pies grandes y no me cabían. La solución estuvo conforme con su teoría. Llamó al traumatólogo y me cortó los dedos de los pies. Ahora ya, fíjese, los zapatos me sientan perfectamente.
  • -Pues claro que sí, hombre. Usted creía que el pie era el fin y los zapatos los medios: una vulgaridad. Hay que se creativos. Por cierto, ¿por qué lleva usted ese vendaje en la cabeza? ¿Le duele acaso la abundancia de ideas inquietantes?.
  • -No señor, es que mi sombrerero tiene unos sombreros de exquisito formato, pero mi cabeza era demasiado grande. Por eso me limó el cráneo con mucho cuidado. Cuando me quite la venda, el sombrero me sentará de maravilla. Ahora lo entiendo todo doctor, creativamente hablando, si el fin es excelente, el medio puede ser execrable; perdón, quiero decir, que será también "excelente", porque lo excelente y lo execrable en rigor son lo mismo y no existe ni lo uno ni lo otro, ¿no es así?...





Como humanos, vivimos con un confiado, aunque irreal, sentido de que sabemos cómo son las cosas y que somos objetivos. Creemos, por naturaleza, en nuestras percepciones intuitivas aunque sean erróneas. En lugar de usar estándares intelectuales al pensar, usamos unos estándares psicológicos egocéntricos para determinar lo que creemos y lo que rechazamos.


A continuación algunos ejemplos de los estándares psicológicos más utilizados:

1. "Es cierto porque creo en ello". Egocentrismo innato: Parto de la premisa que lo que creo es cierto aún cuando nunca he cuestionado las bases de mis creencias.

2. "Es cierto porque creemos en ello". Sociocentrismo innato: Parto de la premisa que las creencias dominantes dentro del grupo al cual pertenezco son ciertas aunque nunca haya cuestionado las bases de esas creencias.




3. "Es cierto porque quiero creerlo". Cumplimiento de deseos innatos: Creo en, por ejemplo, historias de conducta que ponen (a mí o al grupo al que pertenezco) en una perspectiva positiva en lugar de negativa aunque no haya considerado con seriedad la evidencia de las historias negativas. Creo en lo que "se siente bien", lo que apoye mis otras creencias, lo que no me exija que cambie mi modo de pensar de forma significativa y lo que no requiera que admita que me equivoqué.

4. "Es cierto porque así siempre lo he creído".  Auto-validación innata: Tengo un fuerte deseo de mantener las creencias que he tenido por mucho tiempo, aunque nunca haya considerado hasta qué punto estén justificadas de acuerdo a la evidencia.

5. "Es cierto porque me conviene creerlo". Egoísmo innato: Me aferro a las creencias que justifiquen el que tenga más poder, dinero o ventajas aunque esas creencias no estén basadas en razones ni en la evidencia.



Ya que los humanos tendemos a evaluar el pensamiento siguiendo los criterios arriba mencionados, no es de sorprender que, como especie, no hayamos desarrollado un interés en establecer y enseñar estándares intelectuales legítimos. No es de sorprender que nuestro pensamiento sea defectuoso. Somos, en realidad un "animal que se engaña a sí mismo".






En concordancia con Savater, repetiré que el dogmatismo ha sido siempre idéntico a si mismo, sin que medien diferencias metafísica y conceptuales entre religión y política. En los primeros tiempos del cristianismo, cuando la ortodoxia aún no estaba definitivamente establecida (si es que lo ha estado alguna vez) y abundaban las vehementes discrepancias, algunos sacerdotes de la Iglesia más "imaginativos" solían asegurar: "oportet et haéreses esse" (o sea, que conviene que haya herejías y/o herejes). Ellos lo decían suponiendo que refuerzan la fe, pero también podríamos afirmarlo si creemos que los herejes (o gorilas) sirven para espabilar a los creyentes y hacerlos más reflexivos, menos simplistas en sus dogmas.




A quienes le incomodan las perplejidades porque turban su placidez sectaria,  los herejes sólo le despiertan ansias inquisitoriales y exterminadoras; pero a los capaces de pensar por sí mismos, aunque guarden fidelidad a su familia ideológica, los herejes les ayudan a conocer mejor las razones, los límites y sobre todo las posibles alternativas razonables de su compromiso. Traducido a un lenguaje coloquial, crear enemigos retroalimenta y energiza el dogma tanto desde lo intrínseco como en lo proyectivo. Dogma sin enemigos inventados y seleccionados en forma omnímoda y omnnidireccional, ergo heréticos o gorilas, no es dogma.




Para ilustrar esta brutalidad literaria, con algo de belleza, pues como os dije de entrada, esto me agobia y hastía, apelaré a un poema del genial Dante Alighieri. De la La Divina Comedia (Infierno – Canto XII)

Esta democracia de enciclopedia
Que ve morir a jóvenes y a niños,
Que prioriza la forma y los aliños
A la real dimensión de la tragedia.

Esta democracia en fantasía
Que abandona a los viejos a su gracia;
Que encubre la verdad con la falacia...:

¡Logos de Procusto! ¡Hipocresía!
Si algún día creí, hoy me desdigo;
Ya nada será igual, ya nada espero;

Hoy la suma final da siempre cero
Y mi único destino es ser testigo:
¡Necio es el rey y su asistente... reo!
Si algún día creí, hoy... ya no creo.





Fines y medios no son valores independientes, que se puedan juzgar por separado, porque los fines de alguna manera proceden de los medios; si no, no se conseguiría ningún fin: nadie da lo que no tiene. Es absolutamente imposible que un medio injusto conduzca un fin justo; sería una tremenda contradicción. El fin alcanzado por medios injustos pierde su calidad de fin y no puede ser bueno. "La naturaleza de los fines está implicada en la naturaleza de los medios" dijo J.M. Ibáñez Langlois. En cierto modo los medios contienen ya el fin; los procedimientos anuncian el resultado. Predicar, matar, conmover, forzar, orar, robar, mentir, corromper no son medios neutros que sirvan para cualquier fin, so cada uno lleva implícito el resultado. La bala disparada lleva consigo la muerte. El totalitarismo en ejercicio lleva consigo la esclavitud. Sería triste que el tiempo nos demuestre que este es el único tipo de democracia que podemos aceptar y tolerar.

  

Finalmente el 7D, será el inicio de un fraude mas a la credulidad infantil de una sociedad que se cree adulta. Festival de Testaferros, desdoblamiento accionario y dominial, so lo que antes estaba en manos de una sociedad, luego estará en manos de los mismos socios con personas jurídicas distintas. Un  gobierno que no aplicó su propia ley durante 3 años, no puede ser tan malo cuando solo demoró una ley aun peor.-

  
Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 6 comentarios

Anónimo
3 de diciembre de 2012, 11:58

Simplemente BRILLANTE, como siempre. Sldos Armando LNOL

3 de diciembre de 2012, 12:12

¿Por qué a los opinólogos famosos de la TV argentina, no se le ocurren estas cosas?. Pienso que hay muchos famosos sin méritos, y otros como vos que despilfarran talento sin que sean tan conocidos. Menos mal que los blog son una bendición de internet. Los kirchneristas te van a odiar por esto, ja,ja,ja. Un beso

Anónimo
3 de diciembre de 2012, 14:48

Comparto con los precedentes, ALGO FUERA DE LO COMÚN
felicitaciones al autor. Romina Conde

Anónimo
3 de diciembre de 2012, 14:57

El blog tiene mucho contenido y está medio despelotado, pero el escritor es TREMENDO. El "contenido es el rey". Una lástima no organizar un poco mejor este blog, por ejemplo, dividirlo por categoría y tema, por porque tiene todo para que sea un éxito.
Lacrimea.-

3 de diciembre de 2012, 18:46

Yo solo se que creo porque creo. Mi orgullo me impide asumir que estoy equivocado, pero íntimamente lo sospecho. Por suerte cada cinco o diez años cambio totalmente de ideas políticas y ya he dado como cinco vueltas en mi vida para los lugares más extraños.

Ahora que me gusta lo que creo, como a la vieja que le gustaba comerse sus propios mocos. Otras veces soy un desesperanzado que no cree en nada, y eso si que no me gusta.

Así que dejenme de joder con discursos agraviantes porque no pienso a la medida de los que detentan el poder.

Anónimo
5 de diciembre de 2012, 20:33

Fenomenal, me gustó mucho "FESTIVAL DE TESTAFERROS", tal cual, Saludos desde Misiones. EduardoM

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}