Exégesis del populismo latinoamericano | PERIODISMO DE ESCRITORES

Exégesis del populismo latinoamericano

miércoles, 5 de diciembre de 2012 4 comentarios

EXÉGESIS DEL POPULISMO LATINOAMERICANO
SUBTITULO: Conozca el maravilloso mundo del agonismo neomarxista y posmoderno
Escrito por: Lic Ramón D. Peralta

NOTA: ESTO ES SOLO UN BORRADOR DEL ENSAYO (valga como anticipo)

Pobre de mi, que me creo lo que pienso, aunque daría mi caballo a cambio de que mis escritos se tornen bellos. Nada mas alejado de la verdad, que mi verdad, sin embargo me animo a hablar de ello con indiferencia. Como a sabiendas que la arrogancia de  mi estupidez, si está bien enmascarada, será aceptada. Pero soy consciente que mi filosofía se amalgama con la nada, en un  tiempo donde la epifanía se compra con descuentos. En oferta, promoción válido solo por este día: "Lleve tres epifanías y le regalamos una teofanía". Son lindos tiempos para que otros piensen por nosotros, si es internet o algún dogma político, cientifista y religioso, lo mismo da, el regalo se lo lleva de todas maneras.


Obviamente los problema de Kant, eran otros, sino de ninguna manera hubiese concebido semejante cantidad de "boomerangs". La ética kantiana tiene tanta mística y mitología, como la racionalidad que  creyó en su pregonar, sin embargo su concepción de un empirismo separado de la razón pura (lógica) fue tan audaz en ese entonces, como obsoleto lo es ahora.  De hecho no se me ocurriría mas barroco oxímoron que "la razón pura". Y aun así, la filosofía sigue siendo una sola.

Pero hoy no debo hablar de metafísica, mucho menos hacer ostentaciones prosaicas, como si mi intelecto fuera capaz de semejantes proezas. Volaré al ras del suelo, obviamente hablo de la expresión mas rapaz y rastrera posible en este métier, la filosofía moral, ética y política. Los tres grandes de la "sátira subliminal". Es muy lindo hablar de teorías de conjunto, cuando aun ignoramos los "quantum"  de cada uno de sus componentes, ergo la ironía de postular encíclicas sobre todos los hombres, cuando no conocemos a uno solo de ellos. 

La paradoja de esta filosofía es que siempre se sostuvo en el antropocentrismo inmanente al sociocentrismo de las formas y las costumbres, que termina siendo tan "natural" en el hombre como el propio dogmacentrismo. Ese culto a la autoadoración, me resulta extremadamente curioso, porque desde una metafísica estricta: deismo, ateismo, teismo y religión no ofrecen diferencias esenciales y primordiales. Es decir el hombre primigenio o algo así como lo mas cercano a lo natural, sigue siendo el mismo a pesar de él, su ser, no ser y deber ser, en sus invenciones de la conciencia (empíricas, ontológicas, espitémicas y también filosóficas, entre otras).


Quizás por ello, la lucha por la igualdad sea siempre lucha absurda y viciada de nulidad intrínseca centrífuga y centrípeta. Claro que  si debo inventar una ética para que todos crean en ella, nada mejor que transformar una utopía en distopía, y esta en fetichemisión. También podemos, como lograron los atenienses, subvertir el orden o sentido de la abstracción, para que la lucha se torne en indiferencia, tal lo logrado con la "democracia", que solo construye igualdad en la indiferencia o ignorancia supina de las desigualdades inmanentes. En otras palabras, ya que todos los hombres son distintos, ignoremos a conciencia esa diferencia, y hagámosla ver como "igualdad". Tiene su lógica kantiana, porque para lograr este tipo de igualdad, debo sopesar cuanto estamos dispuestos a perder de libertad en esa cometida redentora. 

Porque como buena perogrullada, lo mas mas sencillo sería igualar en la esclavitud, que si bien no está cerca de la distopía, tampoco se aleja tanto de otras alternativas mas "románticas". Igualar sin menoscabar la libertad, es como martillar un gran clavo con la mano en una pared de concreto que da hacia afuera. Sobra voluntad, pero faltan herramientas y coherencia, sobre todo si uno se olvidó para qué necesita ese clavo en esa pared. 


Es muy divertido jugar con estas pavadas, porque la libertad también puede ser considerado un estado mental, en que uno unilateralmente decide ser libre en medio de un cárcel. De hecho una nación, por mas democrática que parezca, no deja de ser una prisión, donde uno disfruta y aprende a vivir merced a una profunda e inconsciente sugestión. ¡"Soy libre"!, grita a viva voz el ignaro a las cuatro  vientos, mientras un policía se le acerca, y reprende: "no grite por favor, que este es un espacio público". La gran prisión de lo "público" es lo que hace a la idealización de la libertad en el "privado", y vaya buena fortuna la de aquel que está al mando de lo público. Entonces paradoja, fue Karl Marx quien dijo: "No hay mayor tiranía que la que ejerce el Estado que se cree representante del proletariado".

En fin, no quiero ser mas aguafiestas de lo que yo mismo puedo soportar, así que salvo me lo pidan dejaré aquí estas reflexiones, que al igual que la igualdad, se resuelven con indiferencia o bien con la "razón pura" que no supo describir convenientemente Kant en su momento. 

Muchos de los modelos que hoy proliferan en Sudamérica, como el socialismo latinoamerciano siglo XXI, son híbridos que nacen de una misma planta. En otras palabras, es un populismo que hace de la hipocresía, la mentira, la corrupción y la demagogía, una herramienta constructora de dogma. Que tiene como es de esperar su génesis, primero en la tercera posición adoptada por Peron en Argentina en los 40 y 50, pero que proviene del fascismo italiano de Benito Mussolini. No obstante, el peronismo fue evolucionando e incorporando nuevos conceptos y doctrinas, sobre todo a partir del advenimiento de Carlos Menem, y su mejor discípulo, Néstor Kirchner. Cara y seca de la misma moneda, aunque los denominados modelos económicos, confundan a mas de uno. 





Quizás debamos remontarnos a 1914 para aludir a una generación de teóricos marxistas austríacos, cuyos escritos aparecieron en la colección "Marx Studien" (Estudio deMarx) y la revista "Blätter zur Theorie und Politik des wissenschaftlichen Sozialismus" (Saber de la teoría y la política del socialismo científico). Lejos de ser un movimiento homogéneo, formaron parte de él diferentes políticos y pensadores, como Max Adler, el nacionalista Otto Bauer y el ortodoxo Rudolf Hilferding.



Otto Bauer desarrolló una labor teórica impresionante. Su obra más importante es "La cuestión de las nacionalidades y la socialdemocracia". En dicho ensayo desarrolló una integración del socialismo y el nacionalismo, definiendo la nación como una colectividad unida por una comunidad de ideales en su destino y en el carácter. Dicha definición sería reivindicada posteriormente por Enric Prat de la Riba, y más tarde por José Antonio Primo de Rivera, quienes basándose en ella, definirían a España como una unidad de destino en lo universal. También escribió "El camino hacia el socialismo"



En cualquier caso, los neomarxistas austríacos eran partidarios de desarrollar una teoría política que se situase entre el liberalismo y el leninismo, respetando las diversas maneras de llegar al poder (reforma o revolución) en función de las circunstancias. Con ese espíritu crearon la Segunda Internacional y Media, aunque los partidos de esta Internacional posteriormente pasarían a formar parte de la Internacional Obrera y Socialista.






Adler se interesó en la construcción de una ética política, lo cual les hizo volver los ojos a Kant. La consideración kantiana del hombre como un fin en sí mismo entroncaba, desde su punto de vista, con la apuesta marxista por la sociedad comunista. 


Estas ideas austriacas, fueron mutando en sus divergencias y heterogeneidad, hasta que la posta fue tomado por el ala izquierda de la Escuela de Franckfurt, y por algunos filósofos y sociólogos europeos y estadounidenses comulgantes con similares enfoques. De entre estos, se destacan Heidegger y Marcuse, y de los exogenos a Franckfurt, puedo mencionar a Barrintong Moore jr y Roberto Paul Wolff.    




Los inicios están marcados por el desarrollo de una teoría del conocimiento idealista por parte de estudiosos de la fisiología. A partir de investigaciones empíricas acerca de las restricciones estructurales de los sentidos humanos, científicos con intereses filosóficos, como Hermann von Helmholtz y Gustav Theodor Fechner, utilizaron el marco de la teoría kantiana del conocimiento para argumentar contra la posibilidad de un conocimiento no mediado y restringido por las propiedades del aparato cognitivo del sujeto. En el afán de marcar las diferencias con el idealismo tal como se había desarrollado en la filosofía de Hegel, los fisiólogos kantianos alemanes eliminaron de su teoría del conocimiento la noción de noúmeno o cosa en sí, considerándola una adherencia conceptual no justificada por los hechos. En la medida en que se hacía necesaria para explicar la aparición de los fenómenos, se la consideró un concepto límite sin contenido positivo (Como Kant ya había advertido en su Crítica de la Razón Pura a posteriori). La consecuente pérdida de potencial explicativo de la epistemología kantiana se compensaría con un mayor énfasis en su filosofía práctica.







El carácter radicalmente inestable de la escuela austriaco-alemana se había ya manifestado en la adopción por parte de los distintos representantes del kantismo de elementos de otros sistemas filosóficos, más o menos afines al idealismo objetivo. Bajo la influencia de las ciencias sociales y de las corrientes hegelianas, las escuelas de Marburgo y Baden se disolvieron en el plazo de una generación, dejando paso al positivismo, la fenomenología y el neohegelianismo, además del marxismo, como las principales orientaciones filosóficas.





Las críticas de los jacobinos de la Escuela de Franckfurt a la sociedad capitalista, especialmente en la síntesis de Marcuse sobre Marx y Freud, "Eros y la civilización", publicado en 1955, repercutieron en las preocupaciones del movimiento izquierdista estudiantil de los 60, debido a la apertura de estos filósofos para hablar de la importancia de las protestas estudiantiles, como catalizadores de igualdad ante el poder. Lo que terminó desembocando en el famoso "Mayo Francés" en 1968, luego conocido como el "Movimiento Sesentayochismo". Tendencia y snobismo que influenciaron fuertemente en la juventud universitaria argentina. Esta moda, fue modelatoria para la izquierda revolucionaria, que luego conformaría Montoneros. Mucho de lo que hoy vemos en Cristina Kirchner y el kirchnerismo, son fruto de estas invenciones. 






EL CINISMO DEL NEOMARXISMO



Para la Escuela de Franckfurt, lo que la sociedad postindustrial moderna ha hecho con el instinto libidinal del hombre es desublimarlo, y reducirlo al exclusivo ámbito de la genitalidad, cuando en realidad el cuerpo mismo del hombre es sólo ansia de libertad. La desublimación del instinto libidinal y su encasillamiento en su genitalidad permiten a la sociedad postindustrial moderna disponer del resto del cuerpo humano para la producción capitalista, así como de todas las energías de los hombres.



Lo que en el fondo sostenían, era una culturalización de la teoría de la felicidad de Freud: so principio de realidad y principio de placer no tienen por qué ser opuestos si se consiguen revelar las causas de la infelicidad. Se oponían a lo abstracto del pensamiento racionalista cartesiano, que entiende al individuo como sujeto ideal, descartando el valor de lo corporal y de lo erótico.Y precisamente estos dos factores son imprescindibles para analizar el paso del ser al deber ser,  en lo cotidiano del ser humano. Esto coloca a esta filosofía en una posición de vitalismo integrador, entendiéndolo como una actitud de liberación tanto individual como colectiva,  ergo sacar a la luz lo más alejado de las convenciones, entendido por Freud como el "ello".






EL ADOCTRINAMIENTO TIENE SUS FUNDAMENTOS



Para esta escuela, la instancia fundamental de formación de la conciencia humana está en la niñez, tal como se vive en el interior de la familia. En esta etapa, el hombre que se está formando adquiere sus categorías normativas y todo su marco de referencia para enfrentar el mundo. Lo que la sociedad postindustrial moderna ha trasmutado es precisamente ese ámbito familiar, en que la sociedad misma alienante  y alienada  se ha introducido a través de los medios de comunicación de masas, reemplazando a la familia como valor, y formando a los hombres con categorías que no salen de él mismo, sino del capitalismo. Las necesidades del hombre, así como sus anhelos, sueños y valores, todo, ha sido producido por la sociedad y su cultura resultante, y de esa manera se ha asimilado cualquier forma de oposición o movimiento antisistémico. En este punto está la principal diferencia entre la forma de alienación que describe Marx y la que describen los neomarxistas . Mientras en Marx la alienación está focalizada en el ámbito del trabajo, donde al hombre se le arrebata su plusvalor (y por tanto su condición humana), en la Escuela de Franckfurt la alienación está enfocada en la conciencia misma del hombre moderno, y por tanto no hay forma alguna de escapar a la coacción.
DEVENIR FILOSÓFICO POSMODERNISTA

En la era presente, se han invalidado las fronteras entre la psicología y psicosociología por un lado y la filosofía social y política/moral por el otro, gracias a la condición actual del hombre. Por eso hacen uso, sobre todo los agonistas o posmodernistas como Mouffé y Laclau,  de categorías psicológicas, ya que antes los procesos psíquicos, antiguamente autónomos e identificables ahora están siendo absorbidos por la función del individuo en el estado, por su existencia pública. Es decir, en este enfoque agonal, intuye que  los problemas psicológicos se transforman en problemas políticos, ergo el desorden privado refleja más directamente que antes el desorden de la totalidad, y la curación del desorden personal depende más directamente que antes de la curación del desorden general. En otras palabras,   si el individuo no tiene la habilidad ni la posibilidad de ser para sí mismo, los términos de la psicología empírica sumergido en el dogma, llegan a ser los términos de las fuerzas sociales que definen la psique.
Vale decir, que en ese marketing psicológico se hallarían las bases para que los comunes, encuentren una concepción agonal que los aproxime a la "felicidad freudiana", donde el superyoismo es la invención cultural, y el "ello" está en manos del dogma de las formas. Con esto  se logra una suerte de placebo donde la igualdad se obtiene con los planes asistenciales y las limosnas, aunque no signifiquen cambios meramente sustanciales. Zizék,  diría que en esa invención igualitaria, el agonismo consiste en adueñarse de las simbologías de los tópicos que son importantes para los distintos sectores de la sociedad, eligiendo quien debe ser enemigo de quien, pero elevándose imperceptiblemente como el administrador del conflicto, de tal manera que el antagonismo adquiera ribetes místicos y fantasmagóricos. Esta ruptura con la racionalidad introspectiva, se logra merced a fuertes anclajes dogmáticos y cognocitivos, que obviamente comienzan con el mas recurrente de los vínculos pragmáticos, la economía. 
ESCAPE

Para no extenderme mas de lo necesario, además, lo admito, me cansé de escribir, agregaré que es comprensible que estos regímenes, descarguen su mayor esfuerzo político, en procurar controlar y dominar los medios masivos de comunicación. El agonismo en el posmodernismo político, agiornado en estos populismos mesiánicos y de afán totalitario, redundan en contradicciones en la superficie, pues la lógica mas austera no resiste análisis alguno, sin embargo hay mucha coherencia y sensatez en las vanguardias populistas,  quienes llevan adelante este control mental de la psicosociología de masas inmanente en esta versión bizarra del dogmacentrismo. Que si bien puede ser visto como torpe, grotesco y hasta estúpido, no lo es para quienes se hallan subsumidos en el dogma. Y tiene su explicación, mientras el placebo se parezca a la felicidad lacaniana, no tienen motivos para dudar de esa sugestión idealizadora, pues fuera del dogma no perciben una realidad alternativa, y la que pueden imaginar, se manifiesta en forma de alucinaciones fantasmagóricas horripilantes y repulsivas.

La pulsión de miedo elaborado que emana de la negación implícito en el dogma para con el exterior, está fuertemente anclado a un pasado que también ha sido maldecido y exagerado. Visto desde otro ángulo, el dogma no solo juega a nivel de conciencia, sino que llega a calar la superficie de lo inconsciente, so el manejo inescrupuloso de los miedos, nos da cuenta de ello. Esta conjugación de miedos, hedonismo, cualunquismo y dogmatismo (entre otros), coadyuvan a que el populismo sea visto como un catalizador de la inmanencia y el natural pesimismo de la redención.  Como prueba de ello, está el haber logrado el kirchnerismo, convencer a su masa seguidora de que la lucha de clases, se sostiene en un enfrentamiento contra el "establishment" y las "corporaciones", cuando en los hechos solo se trata de destruir a un grupo multimedios, significante de peligro y competencia en lo referente a adoctrinamiento y control mental de masas. Cuando por otro lado, el gobierno no deja de alimentar una sórdida e increscente plutocracia y su versión mas radical de capitalismo de estado: "El Capitalismo de amigos y testaferros". En síntesis, el agonismo posmoderno y el poder horizontal de subgrupos, inmerso en semejante verticalismo burocrático , podrá constituir filosofía para Ernesto Laclau y adláteres, pero de ninguna manera deja de ser una falacia en las acciones de quienes defiende. Esto que digo, aplica tanto para Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, quienes sin ser iguales, apuntan hacia un mismo norte.
 El dogma tiene el don de contradecir en todo a sus progenitores ideológicos y espirituales, y así como este cristianismo en nada se parece a Jesús, tampoco este marxismo contiene un ápice de Marx.-
Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 4 comentarios

Anónimo
5 de diciembre de 2012, 14:17

uy, que bueno un par de argumentos mas para debatir con los K. Buen post
Miguel Dominguez

5 de diciembre de 2012, 14:25

Yo lo simplificaría un poco, este gobierno esta conformado por la misma corporación mafiosa enquistada en el peronismo desde sus comienzos. Son delincuentes y licencia para robar y mentir. Pero es bueno desasnarse un poco. Excelente escrito, como siempre

Anónimo
5 de diciembre de 2012, 15:08

clap, clap,clap,....aplausos

Anónimo
5 de diciembre de 2012, 17:03

EXCELENTE AL CUADRADO. Que lindo sería poder escribir así. Saludos para tí Diego
Armando

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}