Introducción a la Metafísica Cuántica | PERIODISMO DE ESCRITORES

Introducción a la Metafísica Cuántica

jueves, 6 de diciembre de 2012 4 comentarios


INTRODUCCIÓN A LA METAFÍSICA CUÁNTICA (Borrador)
Escrito por: Lic Ramón D. Peralta



PRÓLOGO

En un día de lluvia como hoy, mañana o ayer, el canciller argentino Héctor Timermann, increpa al secretario de asuntos latinoamericanos de EE.UU.: -- "Vengo a presentar mi mas enérgico repudio y rechazo a las medidas proteccionistas impuestas por vuestro gobierno que impiden el ingreso de algunos productos argentinos a su país...". A lo que el funcionario estadounidense responde: -- "Tomo nota de su reclamo, pero le recuerdo que estas medidas adoptadas son similares a las instrumentadas por el gobierno encabezado por Cristina... (y agrega con sutil ironía), nosotros también adherimos al modelo". Luego de pensar un instante, y algo perplejo finalmente termina Timermann diciendo: --"¡Compañero, venga un abrazo!.


La política es la versión mas surrealista de la razón, quizás solo comparable con la religión. En ese mundo imaginario, la razón en su estupidez manifiesta una tendencia al infinito. No es verdad que la inteligencia tiene límites y la estupidez no, pues una y otra son fi y omega de una misma entidad. Solo se trata de ubicación, no de ósmosis. La gran estupidez necesita de mucho racionalismo, pero también necesita de mucho dogmatismo. 2+2 = 2 no es estúpido, solo puede llegar a ser un error de cálculo, que puede o no obedecer a ignorancia, también puede ser el resultado de una ecuación ergódico-cuántico, en donde dos subparticulas adicionadas a otras dos subparticulas con spin 0, y una masa 125.3 ± 0.6 Gev/c2, ∼126 Gev/c2, nos da como resultado una constante. La conciencia dogmática en este caso, juega el rol de inquisidor, emancipador y redentor. Para el dogmático 2+2 siempre será 4, en cuyo caso está en manos del ilustrado, darle a cada cual lo que espera, o bien puede admitir. 


TEORÍA DEL MOVIMIENTO PERPETUO

En ese sentido, los profetas han demostrado por ante todo, ser personas muy sabias. Pues nos mostraron un conocimiento que aun hoy muchos filósofos se niegan a entender. El dogma es tan natural en el hombre, como su instinto de supervivencia, quizás por ser inmanente a la necesidad de certidumbre. La paradoja radica, en intuir con la mas señera metafísica que el conocimiento es inasible en un todo y en nada, por cuanto la certidumbre será siempre utopía. Explicado de otra forma, estamos entre la nada y el todo, pero cuya motorización o movilidad in eternum se sostiene en la innata curiosidad del dasein, que nos lleva a avanzar permanentemente en el camino del conocimiento sin que ese conocimiento pierda su unidad de existencia o movilidad. Dicho de otra manera, los profetas nos enseñaron como lidiar con los dogmas, o sea como modificar tan rígidos esquemas cognitivos, para luego reprogramarlos a gusto y piacere. Marx y Hegel no prestaron atención, pues la solución a sus dilemas estuvo siempre delante de sus ojos, so estaba en los mentores y creadores de religiones.  


Así es como no creo en atacar para modificar, sino que por el contrario, la táctica es unirse y penetrar. Si  Marx hubiese pactado con los factores de poder predominantes dentro de la Iglesia, hoy otra sería la historia. Los dogmas no se atacan para eliminarlos, se reemplazan, modifican o aggiornan, pues son naturales en el hombre.    

Es decir, aun la ciencia mas explícita, solo podría uncir valores de verdad relativos, pues a priori se asume como certero, que el futuro nos depara nuevos conocimientos ergo valores de nuevas verdades. Vaya paradigma, la única prueba que tenemos de la existencia de la certidumbre, es la experiencia de que la ciencia del hoy, será la creencia desmentida del mañana. Justamente a eso se refería Sócrates con su: "solo se que no se nada". Lo único cierto es que lo que hoy creemos saber, será afirmado como etéreo o incompleto en el futuro. Y si probáramos que el tiempo no existe como tal, solo comprobaríamos que la corrosión de la materia y el conocimiento que hoy tenemos y asumimos como ciencia, son solo módulos de un proceso de perpetuo movimiento, que no significa mortalidad o inmortalidad, sino de cambios y transformaciones como constante. 


En este sentido, es poco relevante que 2+2 sea 4 o 2, porque finalmente todo y nada son una misma entidad en dimensiones distintas de ese perpetuo movimiento. En cuyo caso, tampoco la palabra vida tendría sentido, por lo menos tal como lo significamos. Por lo tanto la conciencia de que somos trascendentales para el universo se torna una falacia, que solo demuestra el "desconocimiento superior" que tenemos sobre nosotros mismos. Aceptar la idea de que hay vida en otros planetas, significa creer que hay seres a imagen y semejanza del hombre, lo cual ratifica y vuelve a revestirnos de omnipotencia y autoadoración, otro de los componentes naturales en nuestra especie.

El creer en Dios, es cabal muestra de que el miedo esencial a desaparecer parte del instinto de supervivir, pero respecto de la forma y la constitución material en que nos encontramos ahora. Vale decir que nuestra imaginación choca con los límites del supradogmatismo, que podrá haber sido construido en la conciencia con sucesivas capas de empirismo y ontología, pero que originalmente fue performativo del inconsciente. Esto quizás demuestre que todo en filosofía siempre fue mas que dualidad, y la lógica siempre fue polivalente, sin que hayamos dado cuenta de ello, so tomado conciencia de ello. 



La preocupación por la materia, nuestra materia, ha sido piedra angular para la filosofía de ayer y siempre. Es tan importante el poder encontrar el conocimiento que nos libere de estas cadenas, pues casi todos nuestros problemas, de toda índole, se sostienen o parten de esta concepción. El día que probemos que somos mas que materia (cuanto menos esta que conocemos), habremos sorteado un módulo mas en este movimiento perpetuo que es la existencia para el conocimiento (la vida es una invención empírica). 

La materia es un estorbo, pero también es aprendizaje. Es primordial para nuestro feliz comportamiento en el universo que comprendamos por propia experiencia, el significante y significancia de que "siente" el "ser materia". Cosa que en este plano, nos manifestamos como unos perfectos ignorantes. Vaya paradoja, en el mundo de lo diminuto (física cuántica), pudimos comprobar que una roca, una planta o un ser humano están conformados por las mismas partículas subatómicas, y solo hallamos el misterio de la "creación", en la combinación, estructura y complejidad del "rompecabezas". El aire, el agua, el fuego y la tierra tienen los mismos elementos que yo y usted, sin embargo la racionalidad nos hizo creer que somos únicos en el universo. Por ende, la discusión sobre si Dios existe o no existe es absurdo e injustificado. Estas creencias finalmente, son solo una natural y teofánica forma de construir formas, so también sirven para perder un  tiempo que no es tal: "Nada se pierde, todo se transforma" .


La aparente necesidad de explicar científicamente los fenómenos de la naturaleza en función de uno mismo, es decir mediante formas que comporten una lógica de las formas ¿parte del inconsciente primitivo de supervivir en esta dimensión de la materia o es inmanente a la concepción iluminista del hombre?. En efecto, se sospecha con asidero el suponer que la curiosidad en el hombre es tan fuerte o natural, quizás mas que su negación o autocensura a la muerte. De hecho, no han sido pocos quienes se han suicidado huyendo de esta dimensión, y otros desafiando la curiosidad extrema, quienes en la creencia del "superhombre o super-ser" que viene o  va, decidieron irse, siendo para ellos la materia, solo un puerto mas que los conduce a la nada. 

Esta megafilosofía de las formas es rectora y es inquisidora, sea que venga en forma de religión, o sea que venga en forma de "razón pura". Claro que si la razón pura, es solo una variante cartesiana de la creencia, no veo por que enfrentar una contra otra. Pues finalmente creer en Dios o negarlo, son cara y seca de la misma filosofía de las formas ergo materia. 


Incluso en esa "nada"descrita por Schopenhauer, Nietzsche, Batz y sucedáneos, hallamos la misma estructura de las formas inmanente a esta mundanal filosofía de la materia. Porque en realidad, se trata de una elucubración mística que parte de una cosmovisión estríctamente positivista y materialista. La nada que obraría en la muerte, para estos escépticos pesimistas (en apariencia), es el resultante de una rebelde antítesis, que obviamente se soporta en la idealización de un mundo espiritual o abstracto, pero que en el fondo no deja de ser un emergente del dualismo platónico, hermético y zoroastriano, (aunque había dualismo antes que estos). Seguimos sin salirnos de las formas supraestructurales.

En la filosofía cuántica, esa nada no es tal, como tampoco lo es tal el mundo de la materia y sus formas, hasta ahora sostenida por la metafilosofía, ya que en la Teoría del Perpetuo Movimiento, materia y antimateria, onda y enlaces fantasmales (etc) conforman una misma realidad en distintas dimensiones, alterados solo por leyes cuánticas aun por descubrirse. No existe la nada y tampoco el todo, como tampoco existe el tiempo, entendiendo como piedra fundacional de esta emergente filosofía cuántica, el poder poner proa hacia ese mundo de lo diminuto que comporta el apéndice del universo. Cuando la cuántica avance lo suficiente, que puede llegar a demandar no mas de este siglo XXI, toda la ciencia y toda la filosofía de la materia (hasta ahora clásica) se habrán declarado obsoleta, aunque nunca dejarán de ser útiles para su estudio. 


La salvación que invoca la filosofía cuántica, porque toda filosofía merece su metafísica, está en el conocimiento de  aspectos de la materia que hasta hace pocos minutos comportaban el mundo de lo abstracto, teológico y esotérico. Es decir, mucho de lo que hoy asumimos como superstición tendría su explicación racional en la lógica polivalente de la filosofía cuántica, pero que de ninguna manera significa prescindir del componente abstracto. Lo cual ratifica la Teoría del Movimiento Perpetuo, so a cada nuevo conocimiento de este nuevo mundo de la materia  que pone fin a las formas clásicas, se le corresponde el descubrimiento de nuevas dudas lo suficientemente existenciales como para que prevalezcan en lo abstracto. La filosofía cuántica sostiene, cuanto menos la que yo suscribo, que la certidumbre es una entelequia que se mantendrá como utopía constante ante el universo, ya que es supraestructural a todos los universos o bien multiverso.  Mientras haya movimiento, no habrá certidumbre, y cuando no haya movimiento no habrá existencia.   

Por suerte, ya sabemos como romper con los dogmas clásicos (tanto religiosos, políticos como cientifistas), también podemos estimar el tiempo tradicional que puede llevar  adaptar a la humanidad a este nuevo portal del conocimiento, no obstante hay factores que como de costumbre son ingobernables e inherentes justamente a la Teoría del Movimiento Perpetuo, el cual puede jugar con una multiplexión de posibilidades, con probabilidades sometidas a la ley de azar. Digo azar, toda vez que no puedo conocer aun leyes cuánticas mínimas que me permitan explicar un algoritmo racional que todavía está condicionado por lo clásico de las formas en la materia. 


Puede que la materia tal como la conocemos desaparezca, no así nuestra humanidad con otras formas, pero puede que abandonemos estas formas para adquirir otras mas eficientes y económicas. Puede que podamos teletransportarnos a otras dimensiones y universos, y dejemos nuestra materia original como scrap en este mundo, planeta que también espera sus cambios de formas, con lo cual nos aseguraríamos cierto control sobre esta Teoría del Perpetuo Movimiento, pues resulta natural que el ser humano tenga conciencia de lo que hace, quizás en esa inmanente omnipotencia que trae de fábrica. "Ser artífice de su propio destino", califica como inmanente y esencial, por cuanto el nuevo conocimiento será usado para supervivir bajo cierto influjo determinista y existencialista. 

Finalmente monismo y dualismo, son una misma cosa en la metafilosofía de las formas, que seguirá viva mas allá de la edad cuántica, como historia de un viejo empirismo dogmático, y como soporte de una emergente metafísica del nuevo hombre, óximoron que nos dice que fuimos lo mismo que hoy y mañana. El sentido de la vida, mejor dicho del movimiento  continuo, es solo aprendizaje y persecución de un conocimiento que promete seguir siendo utopía e incertidumbre. La conciencia y las percepciones en esta nova cuántica es otra cosa, y de ello  hablaremos en sucesivos ensayos, "hay tiempo". La filosofía cuántica no es una elección posible, es una necesidad, tanto como lo es avanzar con la ciencia homónima, pues en ella está el próximo "movimiento".-   

OTRO DÍA SEGUIMOS MOVIENDO FILOSOFÍA



Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 4 comentarios

6 de diciembre de 2012, 13:08

No señor, esto me lo explicas en privado, me supera por todos lados. No te abuses de tu CI, ja,ja,aj,aj. Un beso, pero en serio después explicámelo

Anónimo
6 de diciembre de 2012, 14:09

Al principio le aseguro que me mostré escéptico y hasta me tome en sorna algunos de sus post, pero en la medida que baja cartas, esto se pone serio. No se que decirle, necesito pensar y repensar esto. Es muy fuerte y revelador. Mis respetos al lic peralta.


Rosendo G. Fraga

Anónimo
7 de diciembre de 2012, 21:43

Muy jugado pero tiene mucha vitalidad esta nueva metafísica: releída, la entendí como un devenir de movilidad infinito de transformaciones y transvaloraciones, donde toda concepción clásica desde la filosofía de las formas, filosofía natural y filosofía del espíritu, deberán dejarse morir para resetearse y adaptarse a este nuevo mundo del conocimiento cuántico, una vez que lo hayamos controlado. Me entusiasma esta filosofía, por cuanto es un desafío muy fuerte para la mente.
Saludos. Dr Ramiro Stilman

8 de diciembre de 2012, 18:36

Muchas gracias por vuestros comentarios. Lic Ramón D. Peralta

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}