La indiferencia de la intelectualidad | PERIODISMO DE ESCRITORES

La indiferencia de la intelectualidad

sábado, 29 de diciembre de 2012 2 comentarios

LA INDIFERENCIA DE LA INTELECTUALIDAD
Escrito por: Lic. Ramón D. Peralta

Cuando rendía la última materia para graduarme como licenciado en ciencia política, el profesor, con quien ya habíamos cultivado un exótico vínculo de amistad, sentenció: "Bueno Peralta, le haré la última pregunta, si la contesta bien se habrá graduado en esta Universidad, caso contrario deberá rendir nuevamente la asignatura". Me reconocí intimidado, pero merced a una profunda concentración, pude mitigar algo de miedo, y solo atiné a esperar el golpe con todos mis sentidos en estado de "alerta máxima". Luego de un instante, que en algún punto me supo a eterno, por fin llegó la pregunta:


  • "¿Qué hace o motiva que un hombre formado en el socialismo neomarxista, mas precisamente en la Escuela de Franckfort a principios del siglo XX, se convierta en la vanguardia del nuevo conservadorismo liberal europeo,...enuncie sus posibles causas?"
  • Luego de pensar un rato, respondí: "porque no piensa ni siente como yo..."
  • "Entonces ¿cómo o qué piensa usted al respecto?
  • Discúlpeme profesor, pero me dijo que esa era su última pregunta... 

Luego de compartir sonrisas un tanto hipócritas y forzadas, me retiré del claustro con auras e ínfulas de "graduado". Claro que este relato que puede o no ser verdad, según lo que usted decida, tiene una moraleja, pero queda en segundo plano, pues lo importante es que este tipo de vinculación solo es posible entre personas pertenecientes a segmentos culturales y morales próximos o conexos. Porque entraron en juego varios condimentos, que si no se tienen invalidan o alteran el final. Uno de estos valores radica en la virtud que se le atribuye a la palabra, la propia. El profesor, asintió como veraz que había mencionado "es la última pregunta", por cuanto primó ante una respuesta esquiva, ambigua y capciosa, su trayectoria mas sus principios académicos, éticos y morales. Moraleja: si conocer es arduo, reconocer es un sacerdocio


Se libra una dura batalla en mi país por estas horas, cuando hablamos de conocer la ingeniería racional, emocional y lingüística, que conforman la psicogénesis de la sociología vernácula. Intentar establecer cómo están entrelazados cada uno de los componentes que conforman ese sistema neuronal proyectado en las simbologías (ser según creer), es en si mismo, un mundo apasionante para todo humanista y curioso investigador de las ciencias sociales. 

¿El problema cultural?, ....y es serio, peor de lo que algunos imaginan. Muchos de mis colegas me preguntan ¿cómo te animas a exponerte en internet?. Y os confieso que solo tengo como respuesta, "la curiosidad". Es mas fuerte que yo, so no quería morir sin saber cuál es el futuro de la literatura, las ciencias, la política, la economía, y en general la humanidad en su conjunto con este nuevo panegírico. En otras palabras, soy un perfecto ignorante tratando de aprender algo de ese maravilloso nuevo mundo que nos propone internet. ¿es gente distinta, es especial, es misteriosa, es...?. Aun no lo tengo demasiado claro, quizás por ello sigo indagando, explorando, contemplando y analizando, mañana tal vez me vaya mejor. Pero si tengo en claro, que ni yo ni mi alter ego somos los mismos en esa interrelación virtual. No se quien soy en internet, y sufro por saberlo.   


Ayer un par de chicos, en un foro digital (Taringa), me respondieron: "usted no dice nada,....vaya y busque palabras que se entiendan y vuelva". Y quizás tengan razón, somos los adultos quienes debemos adaptarnos a los niños, pero también debemos ser los responsables de formarlos. Lo cual no quita que sea un patán, porque podría escribir seleccionando palabras "sencillas, coloquiales y de moda". Significa elevar a esos inocentes angelitos de la ignarez, por sobre la evolución inmanente al ser humano, y proclamar a posteriori una dudosa eutanasia del idioma. "Muere castellano, porque hay nuevos espíritus que prefieren independizarse de tanta belleza o formalidad"

"Che, bolú..., no agité que nosotro no nos comemo ninguna,...heee, lógi"

Lo curioso, es que en el fondo intuyen que uno solo quiere ayudarlos, y que el buscar en el diccionario, lejos de ser una afrenta, los inmuniza de nuevas miserias. Hasta el mas supino presiente, que en la educación esta la llave del cambio que lo conduce a un mundo mejor (aunque lo nieguen enfáticamente). 


Pero tampoco nos comportemos como dogmáticos, o lo que es peor, como políticos, ergo aceptemos que los culpables de todo esto, somos los adultos, y en particular los intelectuales. Hay mucho hedonismo, soberbia y vanidad, en nuestro mundo, y también pocas ganas de arriesgar y ceder. Lucha ingrata que parece no tendrá final, la que tenemos algunos en la logia: "¿por qué no compartir el conocimiento, por qué no transformar en acciones lo que pregonamos, por qué este apostolado sino tiene un fin verdaderamente filantrópico?. 

¡Maldito egoísmo el del rico que no siente la pobreza como un sentimiento, y el del intelectual que no siente la ignorancia como propia!. Kilómetros de textos, libros, monografías y ensayos para teorizar algo que va dirigido siempre a las mismas mentes, en espera que sean los "maestros" quienes hagan el trabajo sucio, mientras nosotros solo nos erigimos en jurado y verdugos de la cultura como "imputado"


Mientras nos rasgamos las vestiduras, afirmando casi con pomposa "hidalguía", que nuestro Nudo Gordiano es la crisis cultural, disfrutamos el estadío como si el morbo, la desidia y el desprecio fueran un vicio, una droga, una adicción.  ¿No será que los auténticos ignorantes somos los eruditos, los intelectuales, los hombres de letras, los filósofos, los cientifístas,....los "sabiondos"?. ¿Cómo esperar que algo se solucione si los que conocen la solución han dado un paso al costado en espera que el destino se haga cargo?, ¿Qué anatemático intelectualismo se halla inmerso en el ateo, el agnóstico, el pastor, el sacerdote, el rabino, el masón o el gnóstico, si no comprende que la indiferencia nos conduce a la autodestrucción?

Y si es que acaso la misión es esta: la división, la escisión y la profunda desigualdad sin libertad, pues entonces seamos valientes y expresémoslo con claridad

¿Qué vamos a hacer con internet y toda esta nueva tecnología,....lo mismo que hicimos con el papel?. ¿Qué escribiremos en el epitafio de esta nueva humanidad que nació póstuma?: SIEMPRE SUPIMOS COMO VIVIR, PERO ELEGIMOS HACER NADA. Nos dejamos ser según las cosas, no ser al parecernos en esa nada, que a pesar de intuida, lo es todo en la indiferencia del egoísmo. Es raro, porque el egoísmo del yo, es el peor enemigo del egoísmo de la sociedad, y viceversa.

   

Ya no me importa mucho mi propia persona, y me importa mucho. Misantropía que desprecia todo lo que aprecia el dogma del hedonismo y el estereotipo. Aborrezco la intelectualidad, y me aborrezco a mi mismo, porque somos los verdaderos responsables de esta miserable realidad que hoy nos gobierna. 

Hay una paradigmática carrera entre evolución científica y autodestrucción humana, quien llegue primero dictaminará si debemos comenzar todo de cero nuevamente o si podemos transformarnos en "superhombres inmortales", ergo la metáfora  nietzscheriana de todo lo que es bueno, real y trascendente. Ningún superdotado puede ser optimista ante este escenario, tampoco los intelectuales puros. El pesimismo y el escepticismo son virtudes de mentes preclaras y superiores, las mismas que no hacen nada por modificar o tan solo intervenir en esta realidad. Muchos aspiran a repetir las ya típicas revoluciones y contra-revoluciones culturales, que cambian todo a sangre y fuego, para que finalmente todo siga igual. 


¿Sabemos cómo lograr igualdad, libertad y fraternidad?,....claro que se sabe, pero el proceso es largo y tortuoso, so con cada guerra, la elite mejora su lugar. Luego de esta hecatombe, los que queden sabrán de globalización como nunca antes imaginaron, pero también conocerán una nueva forma de dominación y subyugación, donde un solo dogma aúne política, cultura y religión. Maldigo todo esto, y no quieran saber porque delira estas cosas un masón. La humanidad se puede salvar de otra manera, y comienza con la distribución de ilustración. Vivir la fantasía  de la invención colectiva no hace a un hombre feliz, mucho menos si en esa fantasía pone en juego la humanidad, es solo alucinación. ¿Acaso necesitamos de un Mesías que se apersone todos los años para que entendemos de una buena vez, que la única realidad está en la espiritualidad?. Amo la filosofía de Marx quizás tanto como la filosofía de Cristo, quienes lograron que los hombres se sientan iguales en la dignidad y el amor, por sobre toda posesión terrenal. 

¡Muera el monismo de la materia y el materialismo dialéctico, muera toda izquierda y derecha en su nihilismo, la humanidad es una sola, al igual que la salvación!. Hay un primer paso para dar, y es consagrar en sublime ética y moral a la intelectualidad, sino estaremos siempre perdidos en un destino sin sentido.-
Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

Anónimo
24 de enero de 2013, 21:08

BRILLANTE. Este blog es hermoso y no he encontrado nada que no tenga nivel y calidad. Felicitaciones al autor, así da gusto invertir el tiempo.
Nelson Troviani Londra

16 de diciembre de 2016, 16:35

Magníficos escritos .Admiración y Respeto al Caballero Autor.FELICITACIONES!!.

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}