Macbeth en Argentina | PERIODISMO DE ESCRITORES

Macbeth en Argentina

miércoles, 19 de diciembre de 2012 1 comentarios

MACBETH EN ARGENTINA
Escrito por: Lic Ramón D. Peralta

Macbeth, la obra de teatro de William Shakespeare. Era inevitable darse cuenta del gran conocimiento del género humano que mostró el inglés mediante la metáfora de un poderoso ritmo, del aggiornamento literario descriptivo trasladado a través de los tiempos por la genialidad del magno británico. Poco o nada hemos cambiado desde hace cinco siglos, por no ir más atrás. El deseo compulsivo por hacerse de poder, es ciego a cualquier razonamiento lógico o sensato, no para jamás y cuanto más poder acumula, más crece el deseo. En Argentina, tenemos mucha experiencia con los Macbeth



La obra juega con un realismo mágico, pero sórdido y muy humano. Al regresar de una batalla victorioso junto a su amigo Banco, Macbeth se encuentra con tres brujas que le predicen el futuro. Las brujas son alegoría de sus deseos, como en todas las historias. Obtendrá el título de Duque de Cawdor y después el trono. El Duque de Cawdor es acusado de traición y su título es otorgado a Macbeth. Ahora es lady Macbeth quién actúa de animadora del deseo de su marido: ¿Por qué esperar a que muera el rey Duncan?, Macbeth duda, pero mata al rey mientras duerme. ¿Predicción o deseo cumplido?. Pero Macbeth no se siente feliz. A pesar de no tener hijos, le atormenta una parte de la profecía según la cual los hijos de su amigo Banco heredarán el trono. El temor culpable a ser desalojado le impulsa a matar a Banco, cuyo hijo escapa. Debería sentirse libre, puesto que de nuevo las brujas le predicen "mucho poder", quizás también "ser invencible", ya que nadie nacido de mujer, podrá realizar algo contra él, al menos hasta que el bosque de Birnam lo avance . Durante años Macbeth se dedicará a masacrar a los que él cree enemigos. ¿Donde se ha visto que un bosque avance? ¿Quién no nacido de mujer puede vencerle? Pero los oráculos siempre han sido ambiguos, erráticos y hasta impostores, so la profecía se cumple gracias a Macduff.


Una tragedia en la que subyace el deseo compulsivo de poder contra cualquier otra opción cercana a lo verdadero. Macbeth podía haber esperado la desaparición de Duncan para sucederle, ergo no teniendo hijos, los hijos de su amigo no eran una amenaza para él, el poder absoluto se alcanza mediante la muerte de quien pueda estorbar ese poder. Pero el bosque de Birnam no es una mera anécdota: es una hipérbole de la vida y puede avanzar.


Estoy poniendo de relieve a un personaje que califica como estereotipado, pero solo es mi imaginación, quizás también la de Shakespeare; los tópicos no son de nadie, y son de todos; so siempre han existido y siempre existirán, ahora como siempre. Por hablar de tiempos recientes, la historia del siglo XXI nos ha dejado evidentes testimonios, de estos iluminados que para desgracia de la mayoría, siempre consiguen enajenarnos e incluso, tiempo después de las catástrofes que provocan, encuentran, so nunca faltan seguidores por doquier para ellos. El rebaño nunca aprende, está predeterminado a ser seguidor de los Macbeth de turno, aquí y allá.






¿Has aprendido Argentina la lección de todas tus crisis? No. ¿Alguien espera a estas alturas que la Kirchnerlandia tenga un devenir feliz y justo para sus miembros, cuando estamos viendo que éstos asisten más o menos complacidos a la dictadura ejercida por Mac-Cris? .






Aquí cerquita hay una señora muy de derecha, de una derecha muy radicalizada, pero también muy enmascarada, aprovecha tiempos de crisis, a pesar de haber recibido hace unos días, un claro rechazo a sus tesis secesionistas, no obstante está dispuesta a seguir siendo adléter de quien ha aumentado su fortuna en una progresión exponencial que solo un modelo dirigista como éste puede lograr, me refiero a Eduardo Elsztain, el señor de los anillos y de las tierras. Todo  cuanto se pueda asir, será de "irsa". Son esos Macbeth que perduran, que bendicen o sentencian, son druidas que vienen de aquellos lejanos tiempos, del principado de Menem y Néstor.





  


Porque ahí está el quid de la cuestión. A este señor no le basta el poder que tiene. Quiere más. Subsume que sus brujas personales le animen a seguir en su propósito de coronarse, por encima de todo y de todos, pese al rechazo de un proletariado que ignora quién es el verdadero poder tras Cristina. Quién cuenta con el sublime chivo expiatorio de todos sus males, pasados, presentes y futuros: la Patria.






Deberían saber sus gobernados, que no son gobernados, como ya se ha demostrado durante los últimos nueve años, que Mcbeth sigue siendo el mismo, so el poder absoluto  nunca cambió de manos, si es que acaso Cristina fuera quien gobierna, Elsztain sería nuestro demiurgo. Es posible que en su ceguera, incapaz de entender las reglas de juego del verdadero establishment, Argentina se convierta en el Macduff, y el bosque de Birnam sea el conocimiento de este secreto, quien finalmente ponga freno a un Macbeth completamente desbocado. Una nueva titánica estafa se cierne sobre el pueblo argentino, pero me han prohibido advertirlo, ¡corta vida a Macbeth y sus sicarios!.



OTRO DÍA SI ME DEJAN, LES PONGO DATOS PRECISOS, HOY, IMPOSIBLE.




Blog del Dia
Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

Anónimo
19 de diciembre de 2012, 16:37

WOW, EXCELENTE MANERA DE PLANTEARLO,....cada día lo ADMIRO MAS Don PERALTA. ArmandoLNOL

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}