La impotencia sexual en la filosofía (ironía) | PERIODISMO DE ESCRITORES

La impotencia sexual en la filosofía (ironía)

domingo, 3 de febrero de 2013 4 comentarios

Escrito por: Lic Ramón D. Peralta
Sátira suprarealista


Domingo, ataraxia,  día de asado o de pastas, en mi caso;  arroz con atún, soy "jubilado". Pero no miento cuando digo que desperté con varios mails, MP y esos espantos literarios, encriptados en 140 caracteres llamados "gorjeos", donde me piden responda algunas preguntas, que aparentemente desvelan a no pocos seguidores de este "website". Conste que mecho en mis escritos algunos neologismos foráneos, quizás intentando emular "infraconscientemente" a nuestra presidente.  Algunos fueron de orden filosófico y otros de índole político, tal vez, como diagnóstico de la exótica patología a la que está expuesta esta página y su autor. No obstante, y mas allá de toda superchería baja calorías, es lógico entender, que de la cruza de filosofía con política, se obtenga una bobalicona variante de humor con gusto a bizarro,  barroco, agridulce, con ácido sulfúrico de aderezo,...¡qué exagerado! (y que mariconcito suena esto último). 


Una de las preguntas, quizás la mas "paradigmática" sea: ¿Hay relación entre el sexo y la buena filosofía?. Admito que es la primera vez que me dejan sin aliento, cosa que resiento y a posteriori desmiento (como buen argentino). El sexo es a la filosofía lo que el carozo a la aceituna, ergo sino se tiene se puede masticar mejor. El aspirante a diferente se vuelve eficiente en su ambición, cuando queda la penetración en su imaginación, y cuando se convierte en adalid del sexo escrito en relevo del sexo oral. Esto explicaría muchas cosas, pero en especial, el por qué en algunos textos me vean algo "mas turbado" que en otros.  


Se trata de experiencia y se trata de concentración, ¿qué hombre en su sano juicio se pondría a filosofar y  escribir pelotudeces una madrugada como esta, si tuviera aun lozanía sexual, y lo que es distintivo, una mujer con quien hacerlo?. ¿Por qué creen que Sócrates sentó, aseveró,  hizo tanto hincapié en el dualismo, so renegó de su cuerpo y aborreció a su esposa?, ¿Cómo comprender en magnitud el platonismo sino se ha probado el amargo sabor de la impotencia, de la falta de erección, de la eyaculación precoz, de la maldita obesidad, de la fucking vejez?. Los recuerdos de tiempos de excesos, de orgías, bellas doncellas, morbosas copulaciones, aunque sean imaginarias, ayudan con el envión, pero también es cierto que el sexo activo y obsesivo nos aleja del pensamiento puro, so alimenta superstición, so, si así no lo fuere, cuanto menos que me sirva de consuelo,..."no al consolador". 


Cuando uno deja la obsesión del sexo, el cerebro se libera para huir, emprender esa corrida, cuál cánido despavorido que ha soltado sus cadenas, para conocer ese espacio que veía desde lejos, para disfrutar en ignoto mundo, que a veces tórrido, a veces sórdido, siempre sabrá a nuevo. Hay filósofos que se citan a si mismo de jóvenes, pero el "pensador puro" te espera de viejo. La filosofía es dualidad, es premio y castigo, dado en el ocaso de una vida intensa, de un coeficiente bello. No hay espacio para el odio y el amor en el filósofo, tampoco patria, nación o religión. No hay espacios vacíos, no hay un reloj que gire, no hay un sueño que sea amigable, tampoco pesadillas que no sean manejables, ni silencio que no nos hablen. La filosofía es redención, expiación y es explicación, para un supervenir que no lo tenía, pero también es condena y es fracaso. La filosofía es el fracaso de un mundo perfecto, es la bitácora de las miserias de la humanidad, es radiografía, es auscultación, pero asimismo remedio. Es tortura y consuelo, es amargura en un diabético, y es dulzura en la acidez, la filosofía es la autopsia que se practica en un ser póstumo que aun se asume vivo. 



El pensamiento puro, no soluciona nada, pero es nodriza de problemas que los comunes jamás podrían inventar, so en ese despertar,en ese visualizar, en ese vaticinio, se anticipa un daño que merece prevención. No hay humanismo posible que no tenga como única misión preservar la vida, so la vida mejor, es muerte. La filosofía extrema es religión, es desilusión, es fe en el pesimismo, que sin creer en Dios en el escepticismo, lo cuida, lo protege, le da un sillón a ese señor mayor para que se siente, que sin ser visible podría llegar a ser otro, ...que no sea yo, y si lo fuera, lo mismo da. 


La filosofía es un orgasmo a perpetuidad, hedonismo y dolor mancomunados, coitus interruptus que nunca ha de acabar. La filosofía es en si misma escatología, pero también es poesía, infamia y corrupción, es egoísmo, egolatría, un ser fanfarrón, que se jacta mas que saludar, denigrar mas que coronar,  es misantropía filantrópica,...."salve plagio,  oxímoron". Hay mucho atávico infantilismo en el filósofo, quien se cree grande en sus complejos, prohibiciones y autocensuras.  La filosofía es la forma de locura que mas aceptación tiene en la sociedad, quién encuentra lógica donde nunca lo hubo, ni lo habrá. 


La filosofía es una impostara, que debe mostrarse espontánea y natural, para que los comunes la vean como tal, quizás por ello un filósofo jamás pueda ser un "buen político". El filósofo, el mas diestro en el arte de mentir, pues entrega en envase de sinceridad un juguete que tarde o temprano habrán de desechar. Es verdad, nos gusta disfrazar reflexiones oscuras y enunciados aciagos, enigmáticos y retorcidos en silogismos rebuscados, complejos, critográficos, de tal manera que nuestro ego se empache de sadismo, petulancia y morbo. Cuando no podemos coger, sodomizamos, sometemos y despreciamos en violación a las ideas estancas, a los ideales, a los miserables dogmas, que yacen sodomitas, uncidos a su yugo en el desdén de ese único inframundo que dicen adorar. 



Pero la filosofía también es desprecio por uno mismo en proyección, repudio introspectivo que se eyecta en los demás, puesto que la peor manera de morir es vivir sin cambiar nada. A veces detectando, otras veces solo contemplando, pero en ese afán de serle indiferente a la nada, asumiendo que el todo está en el hoy, quién como verán, también es negación de lo que fue o lo que no pudo haber sido. La filosofía no crea conocimiento, pero se mueve en ese mismo sentido, como a sabiendas que quedarse quieto es antinatural, anormal y animal. La filosofía, es síntesis del perpetuo movimiento de los sentimientos y lo mental. El filósofo es el guardián, el centinela, un soldado de consigna,  mientras los demás copulan y descansan, alguien debe pensar. ¿Vieron?, sino fuera el viejo de mierda que soy, no hubiese escrito esta estupidez, quizás deba mirar mas pornos y no abdicar onanismo. Buen domingo para todos, mucho sexo, mas excesos y menos filosofía, que en la antifilosofía está la felicidad.-    

Share this article :

+ comentarios + 4 comentarios

Anónimo
6 de febrero de 2013, 2:38

He leído dos o tres post y he quedado con la boca abierta. Felicitaciones al filósofo - es un placer leer este tipo de literatura. Francesco Puigline

Roma - Italia

Anónimo
8 de septiembre de 2013, 15:47

Simplemente genial

Anónimo
5 de octubre de 2013, 13:38

Peralta, usted es un animal de la reflexología oscurantista, profundo, cruel, sólido, mortal. Es muy lindo pasear por copia oculta, no tiene espacios descoloridos. Beatriz Inés Gonzaga (Buenos Aires - también Lic en Filosofía)

Anónimo
18 de febrero de 2014, 11:17

CLAP, CLAP. CLAP,.....GENIOOOOOO. ArmandoLNOL

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}