Filosofía: La unión de la oposición, misión imposible | PERIODISMO DE ESCRITORES

Filosofía: La unión de la oposición, misión imposible

sábado, 20 de abril de 2013 5 comentarios



Escrito por Lic Ramón D. Peralta








Los sábados son buenos días para escribir, en especial cuando no se tiene nada para decir. Soy escritor de pocas palabras, tan austero de humildad, como exultante en necedad. Pero no es del todo desechable mi literatura, cuando sirve con pulcritud en la antiestética. Soy un genocida confeso del idioma, ergo sus fantasmas no dejan de atormentarme. Un día mi madre me dijo: "por favor, serví para algo", y aquí me ven, digno exponente del mal ejemplo. Tampoco pienso flagelarme ingenuamente, se que sirvo para muchas cosas mas, lo cual agradece solo mi egoísmo, y si no fuera por tan mala conciencia, asumiría la autocrítica con "cinismo". Soy un asceta por convicción, conclusión que sobrevino ni bien me di cuenta que era un fracaso ante el materialismo. De todas mis posesiones mas preciadas, me tengo a mi mismo, y si bien tengo gente al lado, en el fondo, me da lo mismo. Por suerte tengo vívidos recuerdos de mi sabio padre, quien una vez me dijo: "la vida del hombre inteligente, no consiste en defender sus ideales, sino en defenderse de ellos". Mueran todos los ideales pues, y que quede solo el mio, en caso de que haya uno. 

Claro que mis lectores estadounidenses, a veces no comprenden bien mis silogismos, pero tranquilos, yo tampoco los entiendo. Quizá el "ser argentino" me juegue en contra cuando estoy a favor de la filosofía. Y pido disculpas por llamarlo lector, es que aun no lo conozco. Lo bueno de escribir en internet, es que uno imagina lo mejor sobre el peor escenario real. Mi analytics me indica un enorme grupo de visitantes, que no leen, pero que yo idealizo como utopía, ergo nada mas romántico que un estúpido con ínfulas de trascendental, so los escritores amamos la fidelidad de la inmortalidad, como el advenedizo adora posesivamente su prostituta. Pero habiendo de ser justos, al que llegó hasta aquí de vosotros, os habré de decir señor, valga mi admiración. Si pudiera elegir, tampoco me leería.     

  


Una vez pude controlar mi imbecilidad, y fue cuando nací, luego de eso todo fue certidumbre, soy un imbécil. Algo que jamás les perdonaré a mis padres. Ni siquiera se por qué escribo tanto sobre política, porque si bien soy crítico con éste gobierno, sabido es que mejor no interrumpir al enemigo cuando este se viene equivocando de manera tan impecable. ¿Acaso pretendo ayudar a quien no se ayuda y no me ayuda?....so llegué a la conclusión que aunque viejo e impotente, aun las testosteronas y feromonas siguen sodomizando mi sesera. Es verdad, me gusta jactarme ante las mujeres, cuando ya del hombre queda poco y nada, pero si no he de tocarlas, gozaré asimismo imaginándolas.    



Dicen que las sociedades latinas viven recordando de donde vinieron y quienes fueron, mientras los países mas poderosos del planeta solo visualizan retrospectivamente su futuro, pero a nosotros nos gusta hablar del pasado, como en si en esa intentona pudiéramos lograr cambiarlo. Y ciertamente que nos acostumbramos a lograrlo, también en la imaginación. Argentina es un país donde no existe la ley de la gravedad, y se evidencia al ver la inflación, y constatar como aun "nadie cae". Pero ojo, vivir en las nubes no está mal, siempre y cuando no añoremos "pisar la tierra". Quizás por ello el lema propagandístico del gobierno de Cristina: "Argentina, un país con buena gente", en el fondo encierre una alegoría inmanente a los ángeles, quienes se presumen habitantes de las alturas. Pero es tal cual, vivimos en una nube escatológica.


Siembra una idea, y cosecharás un dogma, siembra un dogma y cosecharás distopía, siembra distopía y cosecharás yuyos, siembra yuyos y cosecharás.....soja. No me agradezcan nada, gran parte de inspiración y "aspiración" se la debo a Cristina Kirchner, la Venus del Plata (fe de erratas: "de la plata").  También aprendí que todo tiene que ser inclusión, excluyente. Nunca vi tanta gente enojada por ser pueblo, y hacer "no pueblo" al resto. Quizás debamos aggiornar la semántica, y decir que la palabra pueblo sirve para discriminar a los habitantes de un mismo país, con la elegancia de un cocodrilo, y con la precisión de un bosson de Higs. En esa demencial liturgia, quiero ser solo yo. Así es como me convertí en un ser muy simpático ante la sociedad, conseguido esto por no salir nunca de mi departamento. Lo bueno de tener poca fama, radica en poder conocerse mas uno mismo, en el peor de los casos, lograr que la autocompasión no genere culpa. 

La corrupción en Argentina, nunca se sintió joven, y tal como la mentira necesita de complicidad para tener éxito, y ¡vaya triunfadora que es!. Cuando los miembros de una sociedad se agreden mutuamente por defender a los corruptos en el poder, es porque la corrupción es el verdadero poder. En cuyo caso, nada mas vulnerable que un ciudadano honrado e inocentón. Las diferencias entre el populismo y el conservadurismo son enormes, y lleva el mismo trabajo diferenciarlas que al escribirlas, so entre ambas hay un "ismo" de distancia (perdonen la falta de ortografía). En Argentina hay clases altas, clases medias, clases bajas y clases dirigenciales populistas, que son una mezcla de burguesía con neo-oligarquía y cleptomanía, una excentricidad en si mismo. Y así como la Aristocracia se degenera  en oligarquía, y la democracia en oclocracia, el populismo hace lo propio en cleptocracia, pero ojo, siempre en grado popular. 



En argentina cuando una realidad nos incomoda, procedemos ipso facto a declararlas invisibles, y cuando un yerro nos pasa por encima, accionamos "ad hoc". Como nadie conoce una promiscua realidad, me declaro también incompetente en éste sencillo pero no menos solemne acto. El sistema tributario, que es el sistema por antonomasia para la distribución de la riqueza, está tan bien aceitado, que nadie puede escaparse. Los pobres no pueden escapar de su pobreza, las clases medias no pueden escapar de sus exacciones y aportes, y los ricos no pueden escaparle a la riqueza, porque es simple, cualquier aumento o nuevo impuesto aplicado a las grandes empresas y corporaciones, son trasladados como costos en forma de aumento de precios, que terminan indefectiblemente pagando los consumidores, ¿es genial o no?. Mientras esto sucede, mas y mas regulaciones se practican, hasta que los ciclos económicos del dirigismo  terminan eclosionando en forma de ciclos político-económico. No hay como errarle, quizás por ello Nostradamus en Argentina, hubiera pasado por un ignoto mas.    

Si bien los dogmas religiosos y políticos se parecen en mucho, ninguno mas calcado que el del dogma kirchnerista respecto del Cristianismo. Tal es así que compartimos el mismo episodio milagroso de "Lázaro", quien se levantó entre los muertos sin que medien explicaciones científicas, he ahí, su condición de milagro. Y aunque la "multiplicación de los panes" sea el milagro mas célebre, hay muchos eventos extraordinarios y rozagantes en superstición. En Argentina, vivimos como revolucionarios desde los mismos orígenes, damos vueltas y vueltas,  al "divino cuete", para siempre quedar como empezamos: siendo revolucionarios.  Esto explica muchas cosas, una de ellas, es el de estar constantemente "mareados y despistados" ergo sin saber donde apuntar. Pero ojo, no todo es incoherencia, sabemos que queremos ser revolucionarios, aunque quedaría de muy mal gusto que pregunten: ¿y para qué?. 

      
Entre mis atesoradas remembranzas, está aquella en donde mi mamá me enseñó a comer, no sin mediar cierto sabor a trauma. Mi madre, mujer de una personalidad especial, como buena teutona, solía preferir la violencia psicológica a la física, lo cual no obsta, que me haya ligado algunos buenos chirlos. Para hacerme tomar la sopa, solía implementar una serie de maquiavélicos y sórdidos juegos, que pasaban por imitar un avioncito con la cuchara para hacerla aterrizar en mi díscola boca. A veces intentaba probando ella la comida, histrionizando situaciones de gran hedonismo gastronómico, obviamente apelando a que en esa psicología inversa, su primogénito, terminara digiriendo la maldita comida. Lo bueno de ser niño, es que uno se deja gobernar mas por la imaginación que por la razón, procurando en ese quiebre de toda lógica, "nos traguemos cualquier cosa" que nos impongan desde el poder. Y así es como el dogma político imperante, acostumbró a sus nenes a comerse cualquier sapo, sin siquiera masticarlo. Ojalá en Argentina nos vendieran gato por liebre, acá el canje gestáltico es mucho peor, so una pena que kafka no naciera en estos terrunios, ni hablar de un Mario Puzo. 

Este texto, se autodestruirá en cinco segundos,  porque cuando se sabe de manera absoluta que todo es irreal, no tiene ningún sentido insistir en su descripción, valga anti-oxímoron. Así pues, que sea el silencio la cualidad de aquellos quienes no poseen el don de la conciencia y la introspectiva razón. Pero el problema hoy en mi país, no es el gobierno, sino la ausencia de oposición, lo cual me lleva a recordar aquel viejo aforismo: "perdonar a tu enemigo no es difícil, lo realmente difícil es perdonar a tus amigos". ¿Cómo reconciliarme con el arco de dirigentes opositores, si me impiden ser sus amigos, mucho menos perdonarlos?. Porque hoy me permito antifilosofar para construir, que aunque suene parecido, no es lo mismo que olvidar. Si puedo perdonar mis errores, también puedo perdonar los errores de la oposición, sabiendo de antemano, que me habré de desilusionar nuevamente en el mañana.  Todos alguna vez agarramos una papa caliente, pero solo los necios se niegan a soltarla. Nunca es aconsejable amar a una mujer solo por romanticismo o apetitos sexuales, pero amar a un político no tiene justificación alguna. Fanático es aquel que teniendo muy baja autoestima, se recompensa con un sádico y enfermizo amor hacia su líder. Nunca un hombre sensato defendería a priori a un violador, como ninguna sociedad madura haría lo propio con los corruptos que gobiernan. Tampoco hay que confundir verdad, con la hegemonía de las mayorías, porque la inteligencia es tan escasa como desbordante es la estupidez.



Nuestra sociedad esta divida, en guerra, pero los pocos cuerdos que queden deberán fijar un final para dichas hostilidades, antes que la guerra dictamine el final del hombre en democracia. Justamente en estos casos, es donde se demuestran la grandeza y pequeñez de los líderes, estando los primeros dispuestos a sacrificarlo todo por su pueblo, y los segundos a hacer exactamente lo mismo que siguen haciendo los popes de la oposición, auténticos cultores de la mas aberrante egolatría. Claro parece quedar, que no acusaron recibo aun de lo que demanda el pueblo no kirchnerista, por así decirlo, y ni siquiera las titánicas movilizaciones callejeras recientes, parecen lograr que estos sapitraquis se unan. Pero aunque ésta misión parezca difícil, no hay que cambiarla, solo hay que procurar nuevas formas y métodos para alcanzarla. Las alianzas "no sirven", aunque el kirchnerismo sea una alianza, ¿seré yo el estúpido?. Prefiero molestarme con una verdad, que vender diplomacia con diatribas y lisonjas.  Y si bien, se que no puedo elegir la coyuntura, seguro puedo hacerlo sobre mis pensamientos, y tengan muy en cuenta, si por caso, algún político opositor me está leyendo, "que aquellos que dicen que algo no puede hacerse, suelen ser interrumpidos por otros que SI lo están haciendo". Porque el concepto de comunión, fraternidad y solidaridad, nos infiere un futuro de unión para con un pueblo que no admite escisiones, divisiones, enfrentamientos ni fundamentalismos o luchas intestinas. Basta de dogmas.- 





Share this article :

+ comentarios + 5 comentarios

20 de abril de 2013, 15:13

¿cómo haces para escribir así?,ja,ja,ja. Me estás generando un trauma tremendo,ja,ja,ja. Te felicito como de costumbre, disfruto mucho leyendo tus ocurrencias. Besote

Anónimo
21 de abril de 2013, 12:11

Me pongo de pie para aplaudir semejante escritor - mucho tiempo ha pasado entre un placer y otro, y ciertamente que leer este escrito es placer puro. Felicitaciones al licenciado Peralta, soberbio trabajo y loable la misión

Dr Rosengo G Fraga

Anónimo
21 de abril de 2013, 12:39

ja,ja,ja,ja - hacía rato no me reía tanto con algo tan profundo y reflexivo, lo cual ratifica que no necesariamente la filosofía debe ser aburrida. Un CAPO con todos los honores. Un cálido saludo para y Diego. ArmandoLNOL

Anónimo
21 de abril de 2013, 15:30

Muy, pero muy bueno.Piyasurf

Anónimo
16 de octubre de 2013, 15:50

Es verdad, UNEN a la primera de cambio explota por los aires, ni bien se le terminen las pastillas a Lilita. Massa es parte de la interna peronmenemkirchnerista. Los zurdos no suman y el PRO no sale de Buenos Aires.....separados, ya sabemos quien gana en el 2015

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}