La redención del egoísmo | PERIODISMO DE ESCRITORES

La redención del egoísmo

sábado, 24 de agosto de 2013 2 comentarios


Escrito por Ramón D. Peralta




Amontono las palabras, no puedo deciros mas. Cada día que pasa, me acerca al principio, la nada. Y aunque los finales siempre están abierto, os aseguro que el desconcierto, hacen de la certidumbre una vocación. La contradicción domina al hombre viejo, aciago inquietante que enemista la voracidad por saber, con la conciencia de intuir que es mejor ignorar el futuro, todo. 

Pero todavía me resisto a ser un mortal, me quiero quedar. Los inmortales envidian al que todo lo ignora, porque conocen la condena de la eternidad. ¿No hay ingravidez en tal dicotomía?, ¿Hay que aprender del miedo a morir para sentirse vivo,  hay que ser perpetuo inquisidor para valorar las profanaciones prosaicas de la vida?. Vaya suerte del que no sabe de la muerte y tampoco de la vida, y vaya bendición del que no le aflige la necesidad de que lo recuerden. 

Por la ventana, veo esas almas ambulantes, esquivas y libres....de mis propias frustraciones, y me pregunto ¿Serán iguales a mi?. ¿Están a resguardo de los mismos dilemas?,....¿sabrán que los veo, sabrán que existo?. ¿Cuánto amor por el prójimo habré de desperdiciar de aquí en mas?, ¿cuánto sentimiento conturbado, cuanto pensamiento no revelado, y cuántas palabras invisibles habré de llevarme, sin que ellos sepan de ésta impotente angustia?. 

El egoísmo goza de mala fama y peor karma, porque en medio de ese sentir opacado por la autocompasión, se condensa otro tormentoso sentimiento, el amor por la humanidad. De entre las mas bellas  ironías de esta vida, el egoísmo del hombre que ofrenda la vida por otros hombres, es la mejor. ¿Acaso haya un supremo  sarcasmo en el universo, que nos lleva a ser nuestros verdugos y salvadores en una misma dimensión?,....quizás hoy sea un buen día para pedir perdón, aunque no sirva de mucho. Entre lo que siento y lo que sienten, hay un abismo insano, mórbido, aniquilador, impiadoso. El amor que duele tanto, aunque egoísta y soberano, no necesita redención.  Pero aun infiriendo esto, abatido, culpable, triste y solitario,  solo le pido al destino que la indiferencia no se erija en mi cadalso.- 

DEDICADO A MI HIJA MERCEDES 
Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

24 de agosto de 2013, 15:12

Genial y muy emotivo. Saludos

Anónimo
26 de agosto de 2013, 12:58

Muy bueno. Un capo don Peralta. Emilio Cardenas

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}