El Ministerio de la Suprema Felicidad (Ironía) | PERIODISMO DE ESCRITORES

El Ministerio de la Suprema Felicidad (Ironía)

sábado, 26 de octubre de 2013 3 comentarios


Escrito por Lic Ramón D. Peralta
Ilustrado por Jordi Rodriguez Morillo







Cuando  comencé a escribir mis ensayos sobre sociología y filosofía moral y política, allá por el 2008, bajo una saga que intitulé: Fascismo Latinoamericano Siglo XXI (ver Fascismo siglo XXI), aun el conservadurismo dogmático de las élites universitarias, se resistían a convalidar un etiquetamiento tan rudo, cruel y hostil. Y aunque me cansé de repetir, que la foto del día solo nos muestra una imagen en quietud ante la historia, también me harté de explicar que es el rumbo quien nos dictamina la génesis de los modelos o sistemas políticos. El horizonte del chavismo siempre fue el mismo, el totalitarismo, y siempre se trato de diferencias fácticas dado el condicionante temporalidad y movilidad. Pero todo aquello que se mueve rumbo a un destino cierto, debe resumirse bajo la suma de lo relatado, lo accionado, lo conseguido y lo por conseguir.







En ese sentido, se mueve el chavismo, el sentido de lo todo, o integral,  lo totalizador, lo absoluto, lo mesiánico y extraordinario. Hoy, son pocos los que se animan a refutar aquellos conceptos, y muchos los que comenzaron a entender cual es la real arquitectura doctrinaria y moral de éste tipo de fascismo populista. Hoy el chavismo se encuentra en un punto tan alejado de la racionalidad, que ya sabe a esoterismo, superchería y religión pagana. Y aun contra el peor vaticinio pretérito posible, Venezuela acaba de sorprender al mundo, con el mas disparatado anuncio posible: "El Vice-ministerio de la Felicidad".      






Nicolás "pajarito" Maduro, creó este jueves el "Vice-ministerio de la Suprema Felicidad Social", quien según sus propias palabras: Debe coordinar las distintas funciones sociales del Gobierno. Con su habitual estilo umbandista y pastoral, justificó tan "sabia" decisión  porque de vivir Chávez y Bolivar, seguramente así la denominarían, pero como ya son dioses que nos miran desde arriba: "Se hizo en honor a nuestro comandante (Hugo Chávez) y a nuestro Bolívar, para la suprema felicidad social del pueblo venezolano".








Entre las atribuciones de tamaña magnificencia orwelliana, que bien podría haberse llamado, "Vice-ministerio de Bienestar y acción Social" (o cosa por el estilo);  se atenderá a los ciudadanos con discapacidades, a los indigentes que viven en las calles, a los ancianos y a los niños, y etc. Luego  de 14 años ininterrumpidos de gobierno chavista, Maduro se acordó, que para un pueblo que ya no consigue ni papel higiénico o leche en sus almacenes, nada mejor que gestionar sobre la "Suprema Felicidad" de los "proles".

Obviamente, no pudo dejar pasar la oportunidad para resaltar con luces de "nerón", que: "Un Estado socialista, cristiano y humanista como el que estamos construyendo tiene que dar un salto de calidad en la atención de nuestros viejitos". ¿Y antes, no había viejitos?. Pues claro que no, los viejos aparecieron también gracias a la "revolución", pues antes se llegaba demasiado joven a la muerte. 



Cuando leí la noticia por primera vez, luego de titánicos esfuerzos por contener las carcajadas, casi por reflejo pavloviano; me vino a la memoria la obra insigne de George Orwell, "1984". Aunque los Libros: "Rebelión en la Granja" (otro de Orwell), "Un mundo feliz" (de Aldous Huxley), "El hombre mediocre" (José Ingenieros), "Fahrenheit 451" (Ray Bradbury), "La Tempestad" (W. Shakespeare), "El Manantial" (Ayn Rand), "la Rebelión del Atlas" (también de Rand), o la "Rebelión de las masas" (de Ortega y Gasset), entre otros; también nos hablan de lo mismo, el estado de dogmatismo, adoctrinamiento, sugestión e hipnopedia, al que puede llegar un pueblo expuesto sistemáticamente por el totalitarismo.



Es curioso, porque en una carta de George Orwell a su entrañable amiga Celia Kirwan,  poco tiempo después de haber escrito "1984", dijo: 

"Yo no creo que el género de sociedad que describo vaya a suceder forzosamente, pero lo que sí creo (si se tiene en cuenta que el libro es una sátira) es que puede ocurrir algo parecido. También creo que las ideas totalitarias han echado raíces en los cerebros de los intelectuales en todas partes del mundo y he intentado llevar estas ideas hasta sus lógicas consecuencias."





Usé la palabra curioso, porque no solo sucedió algo parecido, sino que con justicia se podría asegurar, que en Nicolás Maduro, Orwell, encontró su mejor discípulo, ergo continuador de su saga. Y tan bueno resultó el alumno, que ni al mismo Orwell, se le hubiera ocurrido semejante oxímoron neurolingüista: "Ministerio de la Suprema Felicidad". Nicolás Maduro, hace parecer al Pastor Gimenez,  Samael Aun Weor, o al mismo Sai Baba, como hermenéuticos matemáticos de  laboratorio. Si al chavismo no se lo puede llamar Totalitarismo o Fascismo, es porque en el Olimpo Populista, se asociaron Chávez y Kichner, para lograr que el pensamiento único sea también única religión en Argentina.  








También dijo George Orwell: 



"Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente. (...) En realidad vi que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido según las distintas «líneas de partido». (...) Estas cosas me parecen aterradoras, porque me hacen creer que incluso la idea de verdad objetiva está desapareciendo del mundo. A fin de cuentas, es muy probable que estas mentiras, o en cualquier caso otras equivalentes, pasen a la historia. ¿Cómo se escribirá la historia de la Guerra Civil Española? (...) Sin embargo, es evidente que se escribirá una historia, la que sea, y cuando hayan muerto los que recuerden la guerra, se aceptará universalmente. Así que, a todos los efectos prácticos, la mentira se habrá convertido en verdad. (...) El objetivo tácito de esa argumentación es un mundo de pesadilla en el que el jefe, o la camarilla gobernante, controla no sólo el futuro sino también el pasado. Si el jefe dice de tal o cual acontecimiento que no ha sucedido, pues no ha sucedido; si dice que dos y dos son cinco, dos y dos serán cinco. Esta perspectiva me asusta mucho más que las bombas, y después de las experiencias de los últimos años no es una conjetura hecha a tontas y a locas."



Claro que si vemos, como en Argentina el Indek nos dice la "realidad" con la precisión de un reloj suizo, siempre respaldado por los informes públicos sobre todo acto de gobierno, quienes suelen salir publicados por los medios periodísticos independientes, los mismos que se erigen en un cuarto poder, de pleno derecho ante nuestra gran estadista; Cristina Fernández de  Kirchner, sumado a la prohibición que pesa sobre todo posible acto de corrupción; bien podemos concluir: "que Argentina está lejos de ser similar al IngSoc descrito por Orwell",....¿o no?








Extraído de wikipedia, sobre el libro "1984"

"El Gran Hermano suple a todo personaje político: él es el comandante en jefe, el guardián de la sociedad, el dios pagano y el juez supremo. Él es la encarnación de los ideales del Partido, el Partido ubicuo, único y todopoderoso que vigila sin descanso todas las actividades cotidianas de la población, al punto que inclusive, en las calles y casas hay dispositivos de vigilancia para conocer todos los actos de cada individuo ("telepantallas"). Irónicamente, Orwell insinúa la posibilidad de que el Gran Hermano ni siquiera sea una persona real, sino un mero icono propagandístico."
 



"El Partido es la organización a la que han de pertenecer todas las personas, a excepción de los "proles", que con todo, constituyen la inmensa mayoría de la población. Estos últimos están mantenidos en la miseria más abyecta, pero se les entretiene de diversas formas por parte el Partido para preservar los contentos en su situación. Prácticamente sólo saben obedecer órdenes y se los considera incapaces de rebelarse; se les conceden los mismos derechos que a los animales y, de hecho, la Policía del pensamiento apenas los vigila: «a los proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno».
La familia es apenas tolerada por la ideología del Partido; es una práctica común la denuncia de traición al Partido por parte de hijos pequeños a sus padres."
 



Los lemas del dogma son:



"Guerra es Paz, Libertad es Esclavitud, Ignorancia es Fuerza". En la novela un miembro del Partido, O'Brien, explica su signficado, invirtiéndolos. Guerra es Paz: ya que la guerra provoca que los ciudadanos no se levanten contra el Estado ante el temor al enemigo; de esta manera se mantiene la paz. Por eso O'Brien dice que su verdadero sentido sería: "Paz es Guerra".



Libertad es Esclavitud: pues el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa, de este modo; "Esclavitud es Libertad".



Ignorancia es Fuerza: debido a que la ignorancia evita cualquier rebelión contra el Partido, por lo cual "Fuerza es Ignorancia", concluye O'Brien.





Para despedirme, porque ya el tema dejó de interesarme, como también dejó de interesar el chavismo como un algo distinto, como un modelo viable, como una esperanza de algo mejor, como la salvación para el pueblo; solo agregaré (como ya lo hiciera en uno de mis escritos): "Hay que agradecer que ésta fenomenología de Chávez y su demencial chavismo se dio en Venezuela, y no en un país del primer mundo, porque sino, ya hubiésemos replicado las oprobiosas, crueles y extremas experiencias que en otrora nos proveyó, el nazismo, el estalinismo, el maoísmo, el falangismo,...entre otras, con guerra incluida". Año 2013, antesala de la Edad Cuántica, aun seguimos viendo cosas como ésta: ¿Qué nos está pasando?, ¿Tendremos una oportunidad de sobrevivir como especie a la vista de lo que realmente somos?, ¿Alguien piensa que el primer mundo o las superpotencias están inmunizadas contra el advenimiento de un simil Chávez y su totalitarismo mesiánico?..... aun sin creer,  ¡QUE DIOS NOS AYUDE! 

     
Share this article :

+ comentarios + 3 comentarios

26 de octubre de 2013, 13:04

¡Se pasaron!, muy buenas las ilustraciones, y ni hablar del análisis. Comparto en todo. Buen fin de semana. Besitos

26 de octubre de 2013, 18:46

Gracias Marcela un saludo desde Catalunya

Anónimo
26 de octubre de 2013, 21:05

ja,ja,ja, alto blog. Muy bueno. Saludos. Jeremías Cohen

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}