Filosofía: Ley de medios legos | PERIODISMO DE ESCRITORES

Filosofía: Ley de medios legos

jueves, 31 de octubre de 2013 6 comentarios

Ensayo Completo

Escrito por Lic Ramón D. Peralta

Foto: COPIA OCULTA - Periodismo de escritores
Filosofía, literatura y periodismo de opinión

Filosofía: Ley de medios legos
Ensayo Completo

http://www.copia-oculta.org/2013/10/filosofia-ley-de-medios-legos.html


Responderé varias preguntas que se resumen en ¿Qué piensa del reciente fallo de constitucionalidad sobre la nueva Ley de Medios?. Respuesta que intentaré volcar en éste ensayo, mientras escucho el Bolero de Ravel (se trata de ataraxia autoinducida). Pues bien, ¿Qué debo opinar, qué quieren que diga, a quién pretenden que apoye, cuál debería ser mi ideología, qué significa toda ésta locura,...?. Claro que para el maniqueísmo extremo que hoy impera en Argentina, tomar partido por Clarín o el gobierno, es un todo en medio de tanta nada. Sin embargo habré de desilusionarme y desilusionarlos,   no tomaré partido por nadie, y tomaré partidos por todos. 

Desde lo formal y jurídico, ya existe un fallo: la ley es constitucional. Hasta ahora podemos afirmar eso, pues es un dictamen que emana de la máxima autoridad jurídica de nuestro país, la Suprema Corte de Justicia. Si gusta o no gusta, es otra cosa, o bien, depende como se lo mire, sigue siendo lo mismo. Las leyes pueden tener varias aristas, pero nunca debería reducirse a si es buena o mala. Las leyes no reglan, lo que condiciona es la aplicación, y por ende el comisariado. En cuyo caso, algunos pueden inferir que el problema no es la ley, sino el kirchnerismo o gobiernos similares en lo sucesivo, y mas que éstos; toda doctrina de horizonte fascista. 

Pero Lorenzetti, ya dejó entrever cual sería el futuro inmediato; mas pleito. Hoy el tema a resolver, es ¿cómo se aplicará dicha ley?, y aquí, es donde aparece para el derecho positivo, la potestad de la defensa del derecho a la propiedad, en preludio de la doctrina del derecho adquirido. La situación no es tan simple, y los festejos precoces, no cambian las ecuaciones ni los resultados finales. En éste instante, los patrocinantes letrados, de uno y otro bando, están haciendo los "deberes", lo cual los lleva por el camino del dilema: ¿negociar o seguir a las trompadas como trogloditas?, porque en síntesis, está sobre el tapete la misma interpretación de la ley, ergo harina de otro costal: Desde ya que las masas, no tienen por qué saber esto, pero deberían.


Foto

Cuando hablamos de interpretar una ley, estamos hablando cuanto menos de un factor de lógica, que es aquel del que se vale el análisis intelectual respecto de las posibles conexiones que las normas dan, so las que una misma ley compulsa entre sí, o bien, con otras leyes que versan sobre la misma materia. Por otro lado, la punción sistémica permite interpretar la ley atendiendo a las conexiones de la misma con la totalidad del ordenamiento jurídico del cual forma parte, incluidos los principios generales del derecho. 

De lo anterior, se deriva un abordaje doctrinario de tipo teleológico, que de última, es aquel que permite establecer el sentido o alcance de un precepto legal atendiendo al fin de ésta, es decir, los determinados objetivos que se buscó conseguir mediante su promulgación. En otras palabras, quizás volvamos a ver nuevas cautelares, quizás no, todo es esperable, todo es probable.  Otra pregunta que seguramente escucharemos; ¿Qué tan constitucional es el Afsca tal como está concebido? 



Ahora bien, mas allá de las estúpidas y absurdas proclamas dogmáticas que obran en forma de latiguillos y clichés en las masas sin ilustración, la lucha entre Clarín y el gobierno saca a la luz un problema tan recurrente como antiguo: La lucha por la acumulación de poder. No hablamos de poderes formales, sino de una lucha mas allá de lo abstracto, pues si bien informal en apariencia, avanza e involucra a los demás poderes de la república. Todos  hemos sido metidos de prepo en ésta disputa  económica y política, incluyendo al poder legislativo y judicial. Por ende, la libertad de expresión y prensa, pasan a un segundo plano gestáltico, porque en realidad para la élite intelectual, lo que debe resolverse es todo un sistema filosófico y político. El kirhnerismo no estaba dispuesto a compartir el monopolio del poder con nadie, trátese de otros poderes formales (Congreso y Corte), o de poderes informales, mucho menos con el cuarto poder (Prensa).




La paradoja está en las convalidaciones que hace el dogma kirchnerista, respecto del plano metafísico y moral donde se encontrarían uno y  otro, porque realmente es disparatado creer  que Clarín es mucho mas que un multimedios de comunicación. Quienes forman los sistemas de pensamiento y corrientes filosóficas y políticas son los filósofos y sus escuelas: Ver: Formadores de Opinión y Decisión  Claro que para los autómatas estatistas, las cosas estarían justificadas, sin embargo, la filosofía  no está de acuerdo con éstas infantiles afirmaciones. Para éste tipo de Estado, la violencia del ejercicio del poder en un privado es una afrenta, un delito, pero en manos de ellos, pasa a ser "Estado de Derecho"





Dijo Barret: "Las leyes y las constituciones que por la violencia gobiernan a los pueblos son falsas. No son hijas del estudio y del común ascenso de los hombres. Son hijas de una minoría bárbara, que se apoderó de la fuerza bruta para satisfacer su codicia y su crueldad", "¿Qué hacer? Educarnos y educar. Todo se resume en el libre examen. ¡Que nuestros niños examinen la ley y la desprecien!"





Todos somos iguales ante la ley. Pero no ante los encargados de aplicarla, y para los fanáticos antik, les cabe: "El sueño de un esclavo: un mercado donde uno pueda comprar su propio amo"... "La lucha de ellos es para separar, la lucha de nosotros es para unificar. Nuestra lucha no es la lucha del contrapoder: es la lucha del antipoder".




Mientras Clarín es una corporación mercatilista controlada y dirigida por Magnetto y socios, el Estado es una corporación de servicios públicos controlada y dirigida por Cristina y algunos cortesanos kirchnersitas ¿Algún problema con la semiótica y semántica?.  Sin duda, para quienes matan y mueren por el idealismo, ésto no será bienvenido, como no supervienen a nada que se salga por fuera del dogma político que los cobija.   



Mientras que, para:  G. W. F. Hegel: "El Estado es la conciencia de un pueblo".



Para Karl Marx: "El Estado no es el reino de la razón, sino de la fuerza; no es el reino del bien común, sino del interés parcial; no tiene como fin el bienestar de todos, sino de los que detentan el poder; no es la salida del estado de naturaleza, sino su continuación bajo otra forma. Antes al contrario, la salida del estado de naturaleza coincidirá con el fin del Estado. De aquí la tendencia a considerar todo Estado una dictadura y a calificar como relevante sólo el problema de quién gobierna (burguesía o proletariado) y no el cómo.


Max Weber: El Estado es la coacción legítima y específica. Es la fuerza bruta legitimada como "última ratio", que mantiene el monopolio de la violencia."



Tres conceptos plenamente compatibles, sobre todo cuando advertimos en que se convierte la "conciencia de la masa o pueblo", cuando son sometidas a un estricto y sistemático adoctrinamiento en el tiempo. Aunque también existe adoctrinamiento, del otro lado, so por ello hago referencia al mas vigente concepto de política: La lucha por el poder.   





De acuerdo al marxismo: "la existencia misma de cualquier tipo de Estado implica la dictadura de una clase social sobre otra. De acuerdo a Karl Marx, en el régimen capitalista, incluso en las mayores condiciones de democracia burguesa, existe una dictadura de la burguesía, en detrimento de los trabajadores y el conjunto del pueblo. Marx postula la necesidad de una revolución en la cual el proletariado se establezca como clase dominante, para disolverse paulatinamente como tal, en la transición hacia una sociedad sin clases. La dictadura del proletariado sería la etapa inmediatamente posterior a la toma del poder por parte de la clase obrera, en la que se crea un Estado obrero, el cual, como todo estado, sería una dictadura de una clase sobre otra (en este caso, de las clases trabajadoras sobre la burguesía)." (sic)...cosa que está en las antípodas del tipo de Estado y sistemas político que auspicia el kirchnerismo, que permite la modernidad y la naturaleza humana.

Ellos piden mas Estado, como sinónimo de mas caudillismo y mas poder en la burguesía de las vanguardias, en detrimento de las libertades y los derechos y garantías individuales. Clarín es un chivo expiatorio con asidero, pero mas que eso, es una necesidad para éste posmarxismo agonal. Bien dijo Marx; toda la historia de la humanidad, puede resumirse en su materialismo histórico. Historia que penduló entre el feudalismo libertario y el absolutismo. Pedir por mas Estado es un viaje imaginario rumbo al absolutismo, y pedir por mas libertad material es convalidar apología sobre el feudalismo. Hoy el feudalismo está representado por las corporaciones económicas. Moraleja: cada vez que los pueblos hacen una revolución es para consagrar a uno u otro como poder omnímodo, jamás a si mismo. ¿Podremos algún día lograr la tiranía del pueblo?


Para poder entender mejor la actual coyuntura, es recomendable echar mano a la Teoría de los Grandes Números, o bien, apelar a la doctrina del Materialismo Cultural.  Se acepta que, en general, el materialismo cultural es más eficaz en dar explicaciones para la evolución a largo plazo que a corto plazo. Eso ocurre porque el materialismo cultural, frecuentemente, considera situaciones de equilibrio entre la sociedad y el medio, como dicho equilibrio suele tardar mucho tiempo en establecerse; a corto plazo es posible observar desviaciones sutiles respecto a las predicciones, pero que con el paso del tiempo vuelven a cauces pseudo naturales, que solo insisten en enseñarnos que los sistemas de perturbaciones socioeconómicos, tienen un predeterminado rango para moverse. Por tanto, si bien la incertidumbre aumenta por la fuerza en cuanto bajamos al nivel de los años y los días, el materialismo cultural puede explicar buena parte de los hechos que ocurren en la historia social tomando los siglos como unidad de análisis, aunque no con todos sus detalles.




El conflicto interpersonal o cuántico entre grupos de una misma sociedad, es inherente a cualquier sociedad humana compleja de la historia. En ese sentido, a partir de la revolución neolítica con el afianzamiento del sedentarismo los grupos humanos crecieron en tamaño y se vieron obligados a crear instituciones culturales y sociales para resolver los conflictos entre seres de manera consensuada y controlada para que los conflictos no resultaran plenamente destructivos para la sociedad. Este tipo de organización en las sociedades humanas de ese entonces, podría identificarse como los primeros esbozos de una organización pre-estatal, por lo que; se supone que las primeras sociedades humanas estuvieron sujetas a restricciones similares. Con el afianzamiento de la revolución neolítica, aparecieron los primeros signos de estratificación social, lo cual habría llevado a la aparición de conflictos entre diversos grupos de una misma sociedad, cuyos intereses  se evidenciaban divergentes.

Cuando los romanos eyectan al mundo, las "actas diurnas", dieron nacimiento a la primer manifestación de prensa o periodismo. Vale decir, que la prensa nació con el fin influir en la opinión pública, pero también la prensa nació como una pulsión del Estado. Vale decir, que para la inmanencia del poder absoluto, el periodismo o prensa debería estar bajo control del Estado. Y vaya coincidente paradoja;  el término prensa significa "aplicar fuerza o presión".



En la modernidad, aunque ya de antes, se venía observando una impronta mas liberal (ver historia de la Gaceta) y  particular; luego de las revoluciones emancipadoras, en especial la francesa y norteamericana, la prensa pasa a estar en manos del sector privado, ergo los ciudadanos, dando nacimiento así al eufemismo "cuarto poder". Como verán, la nueva república y la vieja democracia aggiornada, nació con la división de poderes implícitos, incluyendo el periodismo o la prensa, quien se asumía como positivamente del sector privado.   





El periodismo es considerado por algunos autores como: el "poder" ciudadano de las auténticas democracias occidentales (los tres primeros son los que establecen las constituciones modernas: poder ejecutivo, legislativo y judicial). Como contraparte, el periodismo en algunos casos es una profesión con riesgos; muchos periodistas han encontrado la muerte en el ejercicio de su profesión.



En el  artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se establecen normas para la libertad de expresión y de prensa. Además de las normas jurídicas que regulan la profesión de los periodistas, éstos mantienen un compromiso ético con la sociedad que se concreta en la llamada "deontología profesional periodística" (la cual, deja mucho que desear en Argentina, ante su amorfa invisibilidad). 



Tal como se mencionó, la historia indica como el primer diario en sentido moderno y estricto, a aquel que Julio César hizo colocar en el "Foro Romano" y al cual denominó el "Acta diurna" en el siglo I antes de nuestra era. En la baja Edad Media, las hojas escritas con noticias comerciales y económicas eran muy comunes en las bulliciosas calles de las provincias burguesas. En Venecia, se vendían hojas al precio de una gaceta (moneda utilizada en Venecia en el siglo XVI), de las que provienen los nombres de muchos periódicos publicados en la Era Moderna y la Contemporánea. La ética, ya en esos tiempos jugaba un papel muy importante en esa profesión, cosa que algunos periodistas han olvidado o bien, se niegan. En los siglos XVIII y XIX, los gobiernos, monarcas o líderes políticos tomaron conciencia del gran poder que podían tener las gacetas para influir en la población y proliferaron los periódicos de facciones y partidos políticos. Vale decir, que estas primeras expresiones de prensa escrita en supuestas manos privadas, solo servían en la práctica para edificar apología y proselitismo detrás de un líder o partido. Cosa que no dista mucho del: "Grupo Multimedios Paraestatal o simplemente "medios K".






Hacia finales del siglo XIX, los políticos, partidos, movimientos sociales, dogmas religiosos , sindicatos y empresarios descubrieron el potencial comercial del periodismo y surgieron las primeras publicaciones parecidas a los diarios actuales. En los Estados Unidos, empresarios como Joseph Pulitzer y William Randolph Hearst crearon grandes diarios destinados a la venta masiva, incorporando novedades como la entrevista dialogada (1836), el suplemento dominical en color (1893), los suplementos deportivos, o las tiras diarias (1904). Las Nuevas invenciones, como el telégrafo, facilitaron la obtención de noticias. La fotografía comenzó a usarse en la prensa diaria en 1880. Alemania fue el primer país que produjo revistas gráficas ilustradas con fotografías. Surgieron, ya en el siglo XX, empresas dedicadas a captura y recopilación  de información sobre la actualidad , que eran vendidas a los demás diarios.

Estas compañías fueron denominadas agencias periodísticas o agencias de prensa. En la década de los años 20 del siglo pasado surgieron las primeras emisoras de radio, que tomaron gran parte del protagonismo de los diarios en el seguimiento paso a paso de los hechos de actualidad. Las primeras emisiones de televisión se hicieron en los Estados Unidos en los años 30, y ya en los años 50 la televisión competía con la radio en la posibilidad de trasmitir instantáneamente la información, con el agregado seductor de la imagen. En Argentina, a fines de los setenta, nacía ATC (Argentina Televisora Color), propiedad del estado, momentos previos al Mundial de Fútbol de 1978, situación propiciada por la dictadura militar, para congraciarse con las masas seguidoras. Porque si alguien con dos gramos de cerebro, piensa que los golpes de estado no tenían apoyo masivo o popular, es porque su inteligencia es un insulto a la estupidez.


Históricamente, el sistema político de la mayoría de los gobiernos y estados ha sido predominantemente de tipo absolutista o como mínimo autocrático; ergo en el que un restringido grupo de individuos organizados detentaban el poder. La pertenencia a dicho grupo usualmente estaba dado por razones de nacimiento, intelectualidad superior, poder económico y en algunos casos por la capacidad de movilizar personas y recursos en favor de una acción específica. En Occidente, este esquema político no cambió hasta el fin del Antiguo Régimen con la Revolución francesa en Europa y la constitución de Estados Unidos, si bien puntualmente se habían logrado escenarios en donde un sector amplio de la sociedad;  había  influenciado las decisiones del gobierno.




Desde lo estrictamente económico, el capitalismo, que había nacido en las ciudades medievales continuaba en una fase inicial (transición del feudalismo al capitalismo) que, y a pesar de; la era de los descubrimientos que había permitido la creación de una economía mas global, se restringía a circuitos comerciales y financieros mas deterministas. Aunque la relación de intereses y apoyos mutuos que pudiera haberse dado entre absolutismo, feudalismo y capitalismo,   ha sido objeto de notables polémicas. De todas maneras, hay mas proclividad de acordar, a modo de apostilla, que éste período se trató de un mercantilismo preeliminar al pensamiento económico identificable con el periodo del absolutismo.

El tamaño y escala de la economía, de cuyos recursos dependía la monarquía se identificó con el de un naciente mercado nacional, es decir, un mercado cuyas dimensiones coincidieran con el territorio de la monarquía, limitado por sus fronteras políticas, sometido a sus impuestos y legislación comercial, y en el que circulara su moneda y se aceptaran pesos y medidas comunes; todo ello mediante avances limitados, pretensiones que no se lograron de forma efectiva hasta el Nuevo Régimen posterior a las revoluciones liberales. Según la interpretación bullonista (de bullion, lingote de oro), la riqueza del Estado estaba respaldada por las reservas materiales de metales preciosos (oro y plata); según la interpretación colbertista (Colbert, ministro de Luis XIV), de una balanza comercial positiva estimulada por una inteligente política arancelaria que forzara la sustitución de importaciones por una producción interior controlada por el rey de todo tipo de productos, pero especialmente de los productos de lujo y estratégicos (manufacturas reales).  En otras palabras o las mismas, desde siempre existe una estrecha relación entre absolutismo, estatización o restricción de la prensa, con intervencionismo, centralismo y proteccionismo.


Nik - La foto que habla

Tal como vemos en los populismo latinoamericanos actuales, todas las medidas económicas deberían tener como fin aumentar la riqueza interior,  para así garantizar el incremento de los ingresos del Estado, todo en aras del "nacionalismo". El intervencionismo multiplicaba regulaciones y controles, e ignoraba cualquier concepto de mercado libre, libertad de prensa, y libertad de expresión.  Y tal como observamos en las democracias mas liberales, los privilegios y prebendas iban dirigidas a los monopolios de origen feudal, émulos o antecesores de las actuales Corporaciones Empresariales, amigas del poder. Lo cual también explica por qué existe una inseparable unión entre populismo y capitalismo de estado. Clarín versus gobierno, es solo una abstracción mas con formas concretas desde lo político, pero que de ninguna manera tiene profundidad o asidero desde lo filosófico. No significa ningún cambio en la ingeniería psicosociológica de la sociedad y mucho menos una modificación en la arquitectura dogmática o heurística, tan siquiera en su fenomenología y hermenéutica. Las leyes no hacen a los pueblos, son estos quienes hacen a la leyes. 



En Argentina pulula la "creatividad alter ficción", que 
apunta a definir política como el "ejercicio del poder" en relación a un conflicto de intereses. Son famosas las definiciones fatalistas, usadas por las masas, como la de Carl Schmitt, quien dice: "La política es como un juego o dialéctica amigo-enemigo, que tiene en la guerra su máxima expresión", o el de Maurice Duverger: "Lucha o combate de individuos y grupos para conquistar el poder que los vencedores usarían en su provecho". Max Weber, algo mas moderado, solo la define como "estrictamente una función del poder". Pero, Laclau y su "Carta Abierta" han tenido un papel central en éste decontrucción de agonismo, donde toda ésta locura simil bélica estaría justificado, aun en tiempos donde la izquierda y derecha empiezan a fundir entidad en una nueva fenomenología.  



Una perspectiva opuesta contempla la política en un sentido ético, como una disposición a obrar en una sociedad utilizando el poder público organizado para lograr objetivos provechosos para el grupo, como por ejemplo la unión del pueblo . Así las definiciones posteriores del término han diferenciado poder como forma de acuerdo y decisión colectiva, y de fuerza, como uso de medidas coercitivas o la amenaza de su uso. La única vez que le creí a la presidente realmente, fue cuando dijo: "vamos por todo", que solo significa que harán todo lo posible para quedarse en el gobierno tanto como les sea posible. Cosa que ya vimos con los anteriores gobiernos peronistas, ergo nada nuevo bajo el puente. Hay mucha inteligencia "made in argentine", en este tipo de populismo, pues a diferencia de otras expresiones autoritarias, supo como construir y administrar este sórdido "dogmacentrismo" imperante en estas tierras. Quizás el peronismo, se trate una necesidad supraestructural para la sociedad argentina, quién necesita de fuertes anclajes para aprender tanto por la positiva como por la negativa, es decir, para un pueblo con sesgos cognitivos como el nuestro, este tipo de totalitarismo republicano se manifiesta como una consecuencia de lo que resulta permeable o bien adaptable a semejante génesis.



Una definición intermedia, que abarque a las otras dos, debe incorporar ambos momentos: medio y fin, violencia e interés general o bien común. Podría ser entendida como la actividad de quienes procuran obtener el poder, retenerlo o ejercitarlo con vistas a un fin que se vincula al bien o con el interés de la generalidad o pueblo. Gramsci concebía la distinción de  ciencia de la política tanto en su contenido concreto como en su formación lógica, so como un organismo en desarrollo. Al comparar a Maquiavelo con Bodin; afirma que éste recrea la ciencia política en Francia en un terreno mucho más avanzado y complejo que Maquiavelo, ergo a Bodin no le interesa el momento de la fuerza, sino el del consenso. En la misma página Gramsci opina que el primer elemento, el pilar de la política, "es en el que existen realmente gobernados y gobernantes, dirigentes y dirigidos". Según Gramsci, toda la ciencia y el arte político se basa en este hecho primordial, irreductible, claro que luego aclaró que vale si se dan solo ciertas condiciones sociales. Gramsci, frecuentemente referido por los populistas; sostenía que en los gobiernos de sesgos unipersonales y autoritarios,  la prensa en manos  de las minorías que resistían, se elevaba como la mas portentosa y noble arma política de contrapoder. Vaya paradoja.




Pero las cosas en cuanto a los quienes, no son tan reducibles ni minimalistas. La concepción materialista de la historia parte de la premisa de que la producción, y tras ella el cambio de sus productos, es la base de todo orden social; de que en todas las sociedades que desfilan por la historia, la distribución de los productos, y junto a ella la división social de los hombres en clases o estamentos, es determinada por lo que la sociedad produce y cómo lo produce y por el modo de cambiar sus productos. Dicho de otra manera, Clarín no es un fenómeno local fruto del esfuerzo mancomunado de "poderes superiores ocultos y mundanales", que operan tras las sombras de nuestros miedos y fetiches, sino que es el resultante de lo que impuso el sistema de negocios goblales en el que está sumergido la prensa, periodismo o venta de información. Hoy la información como servicio es considerado a nivel mundial, como un commodity mas. Lo que significa en otras tantas cosas, la necesidad    de operar con una economía de escala para poder sobrevivir. En el hoy, aquí y ahora, los pequeños medios solo pueden vivir con  el auspicio del Estado, porque dejaron de ser rentables per se.


Según esto, las últimas causas de todos los cambios sociales y de todas las revoluciones políticas no deben buscarse en la mente de los hombres, ni en las ideas que ellos se forjaron dogmáticamente respecto de la verdad, ni de la eterna utópica justicia, sino en las transformaciones operadas en el modo de producción y de cambio de las sociedades como un conjunto que se mueve en bloque. En cuyo caso,  han de buscarse respuestas tanto en la filosofía, como en la economía de la época que se trata. Cuando nace en los hombres la conciencia de que las instituciones sociales vigentes son irracionales e injustas, de que la razón se ha tornado en sinrazón y la bendición en estigma, se convierten en un indicio de que en los métodos de producción y en las formas de cambio, se han producido tácitamente transformaciones con las que ya no concuerda el orden social, condicionado por el patrón de afectaciones económicas anteriores. Con ello, queda en claro que en las nuevas relaciones de producción, más o menos desarrollados;  los medios necesarios para poner término a los males descubiertos del pasado inmediato y mediato; son quienes explicarán los "por qué", "cómo" y su "génesis". Y esos medios no han de sacarse de la cabeza de nadie, sino que es en si mismo; la cabeza de lo que tiene que descubrirse en los hechos materiales de producción, tal y como los ofrece la realidad en su experiencia, intuición y razonamiento colectivo. 






Fuera del campo mesoscópico del materialismo histórico de Marx, existen otros métodos de investigación científico; para los cuales los rasgos definitorios de las sociedades modernas y la evolución histórica de las mismas; ha estado determinada o fuertemente condicionada ante todo por factores materiales exógenas al control o decisión de los gobiernos (tecnología disponible, sistema de producción, características geográficas y climáticas). Cosa, que evidentemente no ha sido contemplado por los congresistas que concibieron y votaron ésta ley de medios en discusión. 


Por lo visto, para los pasionales de un lado y otro, todo nace y muere con Clarín. Ambos piden cosas muy coherentes y de sentido común, lástima que en éste duelo por cuestiones mucho mas terrenales de lo imaginado, el dogmatismo haya calado tan hondo en la psiquis de las masas. Cuando el oligopolio de la información y el poder está en manos de los privados los dogmáticos lo llaman delito, pero cuando ese monopolio es ejercido por el gobierno, el término se transforma en "estado de derecho". Claro que es muy lindo poder elegir ante quien doblegarse. ¿Corporación privada o Corporación Estatal?,....elijan. El Estado no somos todos, ni es de todos. Es solo un ciché romántico y vacuí, que le vendieron por unos pocos "denarios" al hombre masa, hipnopedia de por medio. Todo partido políitico en uso o no del poder es corporativo, como tampoco hay poder sin apoyo de los grupos económicos, sindicales y sociales. 



La semántica es un gran profanador de debates, pero la igualdad en la democracia, por lo menos para la filosofía, la mía, no se trata de igualdad ante la ley, como si la ley fuera un poder superior pananteísta, capaz de generarse y regenerarse a si mismo. La ley es el hombre, la ley es el poder, la ley es el ser según el poder. La democracia que pensaron los atenienses, se funda en la indiferencia, es decir, a sabiendas que todos los hombres somos distintos, la democracia prescinde de esta gnosis, para procurar un estadío mental y psicológico, donde en esa indiferencia todos nos sintamos menos desiguales. El "bien común" es la sintesis de la indiferencia a los intereses individuales, aportados como símbolo deconstructivo en pos de un interés general. 






Recordemos nuevamente, que ya a partir de la "doxa griega", "la vox populi medieval", la "reputación" de Maquiavelo, las "murmuraciones varias del pueblo" de Diego Saavedra Fajardo o la "apariencia" de Maquiavelo y/o de Baltasar Gracián, hay toda una serie de precedentes que muestran como los gobernantes han tenido, desde siempre, interés por conocer qué piensan de ellos, sus súbditos o ciudadanos. El término "opinión pública" aparece, sin embargo, por vez primera en 1750 en la obra de Jean Jacques Rousseau: "Discurso sobre las artes y las ciencias".



Tengamos cuidado y prestemos atención; porque por lo visto, estamos ante un absurdo y peligroso nudo gordiano, que solo puede ser resuelto mediante el uso de la inteligencia emocional y la buena filosofía, aquella que no se ha contaminado por ideología o dogma político alguno. Los medios de comunicación no deben volver a manos del Estado o de su alter ego (capitalismo de amigos), porque sería volver a la Edad Media, pero tampoco es admisible dejar que las grandes corporaciones privada se queden con posiciones hegemónicas dentro de una democracia tan precaria y frágil como la nuestra. Sin embargo, si la atomatización ergo los medios  chicos, no fueran posibles, habrá que pensar entonces en otras soluciones. En ese sentido, tampoco debemos tolerar que esos medios pequeños y endebles, vivan a expensas de la publicidad estatal, porque estaríamos ante la presencia de un nuevo fraude a la credulidad suprema de las masas. 





Para ir finalizando, en otras palabras, es posible que para cuando se aplique efectivamente esta nueva "ley de medios K", ya la tecnología la haya declarado completamente prescindible. Descartado está,  que las frecuencia de aire quedarán vigentes por mucho tiempo mas, pero no tendrán carácter masivo. Hablamos del mismo destino que tuvieron los canales de aire en televisión, quienes hoy representan menos de un 17 % del total de audiencia nacional, quienes en su mayoría reciben señales de TV por cable, DirecTV u otros medios digitales. Para ser mas puntuales, llegó la hora de relevar al cable por internet. La evolución tecnológica impone una dinámica cada vez mas vertiginosa y agresiva, tal es así, que los teléfonos celulares se tornan obsoletos antes de cumplir el año, y las computadoras, ordenadores y programas por estas horas, no resisten el paso de dos años, lo cual me lleva a inferir que estos nuevos televisores inteligentes integrados con ordenadores y otros servicios comunicacionales e informáticos, no tardarán en imponerse como una nueva realidad. ¿Y las concesiones o licencias?, esa es otra ironía de la "evolución de la estupidez criolla", cuando vemos como un DirecTv o Telecentro, hacen lo mismo o mas, que Clarín con sus añejas 240 licencias.  








Lo que equivale a decir, que estas limitaciones dispuestas por la nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual solo conculcará a menos del 20 % de la audiencia nacional en un futuro no muy lejano, convirtiendo a todas estas disputas y refriegas políticas, que aun vemos, en una absurda paradoja de la historia vernácula. Claro que nada de esto es gracioso, cuando sabemos que ya está en estudio en el Poder Ejecutivo Nacional un proyecto de Ley para delimitar y regular el uso de internet. El proyecto Jenefes es la parte visible del "iceberg", pero lo que se haya sumergido es harto temerario. No obstante, es poco probable que el kirchnerismo se anime a continuar con ésta intentona, cuando las urnas le acaban de anunciar el cuantioso apoyo perdido en estos dos últimos  años. 


La ley de medios, no es mala ni buena, solo digo que es obsoleta, o que cuanto menos, no es una solución a los problemas del presente, mucho menos del futuro. ¿Por qué la sociedad argentina está enfrascada en semejante absurda pelea si la nueva ley de medios K, no tendrá en la práctica ningún efecto técnico, fáctico y comunicacional importante?...

PREFACIO

Sobre los acantilados de la Patagonia, habréis de admirar la vastedad del desastre que habréis dejado tras los pasos del regreso "triunfal" descrito por Tchaikovsky en la Obertura 1812, mientras alineas con prolijidad la Isla Elba a tu mala conciencia, peor memoria, manga y célebre mediocridad. Y aunque resulte imposible olvidar semejante destrucción, te esconderás en cada rincón, para recitar a viva voz, los sonidos de un ahogado silencio, eximio cronista de la autocompasión, relator de un perdón que solo tu puedes darte. Y que ninguna marea sobreviva a la odisea de lo irreverente, de lo banal, de lo que pudo haber sido, pero no fue, ni será. Un Eneas, un Ulises, una Cristina, que los libros del dejá vú mítico y vago, los ubique en su lugar y que no falte epitafio sobre lápida, y que toda progenie de adoctrinados lloren sobre el obituario, escrito con lágrimas de saurópsido, el fanatismo iluso del obtuso, del vengador de dogmas enlatados, del gladiador de cuanto ideal caníbal se abate sonámbulo por éstas Pampas, pretérito zombie, vanagloriado en su fofa oquedad. Mañana será mañana, y que Don Tiempo escriba fidedigno ante la llegada de un nuevo estigma, paradoja sagrada e inmortal.

CORPORACIÓN  K
Share this article :

+ comentarios + 6 comentarios

1 de noviembre de 2013, 15:45

Wow, te felicito Diego, has hecho un trabajo analítico muy profundo y formidable. Ojalá los que se dicen filósofos K, fueran tan ecuánimes y desapasionados. Besitos (te admiro)

Anónimo
1 de noviembre de 2013, 17:30

Impresionante don Peralta. Ayer me reía de las estupideces que profería José Pablo Feinmann en canal 2, será porque ya me acostumbré a leerlo a usted. Decía: "todo lo que informan los medios masivos privados es de derecha",....boludo total. MarioM

Anónimo
1 de noviembre de 2013, 18:39

Muy bueno el prefacio. Muy alto nivel lo leído hasta ahora. Marta Molina

Anónimo
1 de noviembre de 2013, 20:10

BRILLANTE MAESTRO,...LO SUYO ES UN LUJO DIGNO DE DISFRUTAR. Nicolás Daderio

2 de noviembre de 2013, 16:34

Exelente Diego.Reitero,esa pluma vale oro.

Anónimo
5 de noviembre de 2013, 7:29

Coincido con los comentarios anteriores, es un estudio y análisis, muy profundo y revelador. Pijamsurf

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}