Mi autismo como si nada | PERIODISMO DE ESCRITORES

Mi autismo como si nada

domingo, 17 de noviembre de 2013 2 comentarios

Escrito por Lic Ramón D. Peralta




Los olores de la vieja casona de mis padres, tenían colores ocres, grises, opacos; sabían a historia. Fragancias fertilizadas con sosiego, en base a una tradición que nunca comprendí muy bien. Grandes plantas con pequeñas flores, enormes ventanales con escasas visiones. Respirar ese aire a eterna nostalgia, ya de niño me hacía sentir lúgubremente triste mientras yacía ante sus ansias de liberad. Creo que nunca habité esos lugares, discusión que aun mantienen mis recuerdos. A veces creo que aun combaten los recelos y los mismos fantasmas de hielo. Muchas veces sentí que el frío sería mi peor condena, sin embargo la melancolía inquina, solía salirle al cruce; como si el anhelo incansable no hubiese sido suficiente flagelo.

No puedo imaginar, como describir algo que me traumó tanto. Mi autismo se transformó en mi mejor amigo, y las alucinaciones de edenes pretéritos, mis mejores testigos. Imaginé tantas cosas, tantas fueron las invenciones, que incluso el mundo dentro de mi hogar, me parecía tolerablemente bueno, no siempre. En esa casa, se combinaron muertes con nacimientos. Con ambas maravillas me angustiaba. La premura por conocer al nuevo hermano, la desesperación por rescatar al ser perdido, llenaron mis primeros suspiros, pesares y pensamientos. Aprendí como pocos, el arte de reclamar en silencio, convirtiendo mi mirada en el mejor doxai. 

Le agradezco a mi madre el haberme enseñado a leer; a mi padre, a amar los libros; y a mi autismo, escribir.  El autista es débil en los primeros años, pero se torna inquebrantable en aquellos tiempos donde los demás languidecen. Hoy el autismo me deja ser según su ser, en paz, en armonía, yo vivo mi vida y él,... la mía. Nunca pude dejar de leer, y quizás eso resultó cruel para él, y aun considerándome su amigo, sigo sodomizando su esencia, derruyendo su cartel, profanando su inmanencia. Nunca fui persona normal, y ahora ya casi "curado", tampoco lo quiero ser. El autismo me enseñó un mundo enorme y bondadoso. Me enseñó quien no debo ser, por qué no abdicar ante los demás. Fue lindo prescindir de la sociedad, hoy tengo miedo de los hombres y mujeres, eso, tengo mucho miedo. Una ínfima empatía me permitió poder casarme, para luego separarme, divorciarme, y volver a juntarme. Aun en éste instante, no entiendo de esas cosas.  


Tampoco puedo estudiar, escribir o trabajar en equipo; con mi autismo aun somos demasiados. Tengo problemas para ver de cerca, pero veo vastos universos a lo lejos, los mismos que jamás pude narrar con éxito. Le temo a la filosofía, pero la amo, la necesito, la siento; ella y el autismo conforman la santa trinidad de mi otredad. Afirmar que soy gnóstico es un capricho, también podría vociferar que soy nadie, de hecho lo soy. No, no es eso, necesito justificar mi paso por esta vida, con mejores cosas que un reloj. Pienso en lo mucho que he pensado en mi mismo, y en lo mucho que habré de ignorarme el día que logre ser quién quiero ser. 

Los autistas desarrollamos una especial destreza por hacer invisible el amor por la humanidad, aun intuyendo que lo mejor que podemos hacer es callar nuestras miserias. Pero aprendí a escribir, una maldición que ya estaréis padeciendo vosotros. Como comprobaréis en éste texto, me propuse no decir nada, en la esperanza que sirva de algo. Hacer algo distinto, ante el enorme cúmulo de libros que nos pretenden enseñar como evitar la angustia y el desdén, en tiempos donde la felicidad se compra en cuotas. Nunca supe el valor de la fe, quizás porque nunca tuve que pensar en eso; tal vez, nunca tuve o carecí de ella. Antes de prepararme el desayuno, misión casi imposible por mucho, os diré que siento lástima por la sociedad que me rodea, quien aun no aprendió a disfrutar de tan negado como anatematizado autismo colectivo. Buen domingo, imaginario amigo.   

Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

17 de noviembre de 2013, 10:06

Excelente Diego. Pensar que hoy eres uno de los hombres mas inteligentes y bueno que conozco. Besitos

Anónimo
18 de diciembre de 2013, 14:17

Yo compraría un libro de éste escritor, pero por suerte acá lo disfruto gratis. Me felicito por internet. Marta Molina

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}