Vocación interpretativa del dogma político y un té | PERIODISMO DE ESCRITORES

Vocación interpretativa del dogma político y un té

viernes, 1 de agosto de 2014 2 comentarios


Parodia bajas calorías

Escrito por Lic Ramón D. Peralta





Siempre me lamento a priori de las palabras inadecuadas que usaré para explicar lo que pensé al momento en que sentí la necesidad de escribir. Dejó de ser intuición hace mucho para convertirse en experiencia. Y no me refiero solo a la experiencia racional, mecánica y artística, sino también a la sentimental. Necesito sentir lo mismo para hacer lo mismo, sin embargo, aunque recuerde lo racional, jamás puedo jactarme de recordar los sentimientos. Siento que renace cada vez, para luego identificarlo como lo que es: parte de mi mismo, de mi esencialidad, de mi origen, de mi destino final, de la muerte, de mi olvido . Lo cual me lleva a sentenciar que somos seres sentimentales que luego deben razonar como causa sui de equilibrio ante algo que denominamos "vida", pleno y de bulto. Esa fracción ínfima de tiempo, y ese rango de amplitud en la contradicción, es lo único que realmente nos distingue de otros seres vivos. ¡Ah, me olvidaba del té!



Cristina tiene vocación inclusiva pero solo excluye, tiene vocación de pago y no paga. Tiene vocación de diálogo y no dialoga. Evidentemente es una mujer muy "prometedora", también de vocación.



Somos conscientes de lo que hacemos, pero milésimas de segundo después de nuestra elección y su acción emergente. Es decir que no elije el intelecto, sino que lo hacen mis sentimientos. Es tan sórdida esta paradoja, que la misma memoria se pone en duda a si misma. ¿Por qué me olvido de algunas cosas cuando las necesito recordar, y recuerdo de repente otras que no buscaba o necesitaba?. Aquí es donde arremete uno de los interrogantes que mas me perturban: ¿Es la memoria parte de la razón o del sentir emocional?, ¿dónde se hallan los mojones, la división entre uno y otro?, ¿Están divididos realmente?. ¿Hasta dónde podemos reducir y descomponer atómicamente el cuerpo humano sin que se pierda esa integridad que ata la memoria como divinidad?....¿qué quería decir?




"Nadie puede evitar que salga el sol, sin embargo todos podemos protegernos de él". El gobierno argentino intentó preservarse de futuros reclamos de la peor manera, porque una cosa es el temor a que alguien nos demande a futuro, por una subjetiva interpretación de las cláusulas rufo, y otra cosa, es dar por sentado que la ley no nos protege.

En síntesis, aunque el gobierno argentino decida pagar en Enero del 2015, no nos inmuniza un ciento por ciento contra las subjetivas interpretaciones que puedan hacer los acreedores para justificar futuras demandas judiciales (nada puede hacerlo). Pero el punto de inflexión acá, está en saber, por qué en estos casos el Estado Argentino está protegido. Estar dentro de la ley, no significa como cosa en si evitar denuncias ni demandas, sino el poder salir indemnes de esos litigios. 

Nunca sé para qué hago esto. Exteriorizar mis frustraciones filosóficas de manera tan profana y afectada, pero decidí dejarme llevar, eximirme ante el mundo del ridículo, vaticinando la enmienda de mi futuro arrepentimiento. Es curioso porque ya me olvidé lo que quería escribir, no obstante una exótica resiliencia me conmueve hacia adelante, inconsciente del salto inconsustancial hacia el vacío - a sabiendas que luego la razón y la serendipia harán el resto, siempre me acuerdo de cómo debo seguir (soy escritor). En estos momentos no  me moviliza la muerte como curiosidad, sino la entidad de la vida que me conduce a ella, ¿cómo olvidarme de todo cuando muero?, sería demasiado bueno ese infierno. Mejor lo tomo con algo de leche (hablo del té, obvio) 

Cristina me hace acordar a doña Coca, la curandera del barrio en mi infancia. También ella solía "curar de palabra"

Que mas da, ¡dejad las cosas así hombre!, ¡es que ya no tienes bastantes problemas!. Dios me maldijo con una memoria demasiado independiente de mi, anárquica, desprejuiciada, atrevida, inmoral, impertinente. La filosofía es una enfermedad que elije aquellas almas fatigadas ante los sentimientos y las emociones, es ese "touch", esa ola que humedece los pies, que enmohece mis sombras. Esa melodía que me abruma por la mañana, en esos días en donde no encuentro un digno argumento para levantarme. La filosofía, cuando profunda, se erige como el mas cruel genocida del romanticismo, ¡Ay hermano, no soporto tanta frialdad cuando se prolonga en el tiempo!. Esa sádica combinación de Dios merece una explicación ¿a quién otro mas se le hubiese ocurrido mezclar amor con resignación. miedo con inconsciencia, razón con religión, inteligencia con pasión, alegría con dolor, la literatura y yo?. Ser humano es demencial. Mejor no tocar el tema de la condición extraterrestre del argentino, porque se me enfriaría el té.  

Nicolás Maduro, acaba de mencionar al mismo "pajarito" que suele hablarle en nombre del fantasma del Comandante Chavez. En cambio Cristina sigue el mandato supremo del "pingüino".  Argentina y Venezuela, países unidos por dos "pajarones". 


A sabiendas que los fondos buitres son consecuencia del default del 2001, nuestro gobierno decidió combatirlos con otro default.. Quizás emulando las medidas tomadas contra el monocultivo en el 2008, que bien se ve, terminó "exitósamente", con soja sembrada hasta en las macetas de los balcones.



Para explicar lo que pienso en éste momento, quiero echar mano al entrañable libro de Charles Perrault, "Historia o Cuentos del Tiempo Pasado", recopilación de antiguos Cuentos de Mamá Oca, pasados de generación en generación en la Inglaterra medieval. En el cuento "A través del espejo y lo que Alicia encontró allí", se reproduce el siguiente diálogo:





-Cuando yo empleo una palabra -insistió Tentetieso en tono desdeñoso- significa lo que yo quiero que signifique, ¡ni más ni menos!

-La cuestión está en saber -objetó Alicia- si usted puede conseguir que las palabras signifiquen tantas cosas diferentes.

-La cuestión está en saber -declaró Tentetieso- quién manda aquí, ¡si ellas o yo!...,y aquí mando yo



Cristina avanza sobre Tentesio, para decirnos que ella no solo manda entre las palabras, sino que también quiere gobernar sobre las vocaciones interpretativas. Las palabras deben ser decodificadas en el mismo sentido que ella quiere, aunque esas palabras tengan varios significados desde lo lingüístico, empírico y ontológico. 



A esto se le llama fundamentalismo mesiánico, pero al conjunto de relatos de este tipo, se le conoce como dogma político. Recuerden que los mesiánicos construyen ideologías caprichosamente sobre los escombros de la coyuntura, ergo el dogma radica en el relato, no en doctrina pre-existente alguna. El kirchnerismo es en consecuencia lo que diga Cristina que es. ¿Cómo dirán "té" en el kirchnerismo?
Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

Anónimo
2 de agosto de 2014, 2:05

UNA GENIALIDAD -Usted está un poco loco Peralta- pero leerlo en un placer. Marta Molina

Anónimo
3 de agosto de 2014, 9:31

Muy bueno. Comparto con Marta "usted está un poco loco", ja,ja,ja. Saludos al licenciado. ArmandoLNOL

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}