Nueva ley de energías renovables: falencias imperdonables | PERIODISMO DE ESCRITORES

Nueva ley de energías renovables: falencias imperdonables

viernes, 7 de noviembre de 2014 0 comentarios

Escrito por Lic Ramón D. Peralta





Realizado un exhaustivo análisis del anteproyecto de EE.RR (energías renovables), que seguramente se convertirá en ley en poco tiempo mas, esta vez hecho desde una perspectiva nítidamente financiera, he advertido que el movimiento ergo los desplazamientos de determinados eventos, medidas y acciones; irán corriendo la percepción de los potenciales inversores respecto de las energías renovables como negocio. 


Para no extenderme demasiado, y sin abandonar la pareidolia que proponen las finanzas del hoy, la nueva ley preanuncia un futuro e inmediato escenario mercadotécnico, donde convivirán la demanda de energía por parte del Estado, mediante Cammesa, y un nuevo tipo de mercado, con una demanda en manos del sector privado (Empresas). 


Si tomamos en cuenta solo el presente, bien podemos inferir que la demanda del estado instrumentada bajo el PPA como activo subyacente, fundamento de la modalidad financiera conocida como Project Finance, resultará mas rentable pero también mas riesgosa, por ende se espera que los costos de oportunidad sean menos convenientes. Estamos hablando de la posibilidad de obtener un valor nominal por Mw/h en PPAs Cammesa, superior al que se logrará en un marco de feroz competencia por la obtención de PPAs del mercado que augura el sector privado. Los PPAs del sector privado por el contrario, tendría menos rentabilidad pero también menor riesgo, por ende, una mejor tasa de financiación. 


Pero si nos vamos al mediano y largo plazo, la situación podría cambiar radicalmente, ergo cambiando los roles de manera rotunda. En otras palabras, es muy posible que el próximo gobierno, o incluso éste mismo, comience gradualmente a eliminar los anómalos subsidios al consumo eléctrico (amen de la re-inserción en el mercado de capitales internacionales), lo que ocasionaría se modifiquen las calificaciones de riesgo. Un Cammesa, con un mercado eléctrico mayorista sin quebrantos comerciales, provocaría que esos PPA obtenidos, no solo sean mas rentables, sino también los menos riesgosos. 


Sea que se opte por la modalidad de PPA, Leasing, etc; hay que tener en cuenta esto que os acabo de señalar. Tampoco debemos olvidar, que hoy son muy pocas las herramientas de las que podemos dar fe, podemos echar mano ante un eventual estructuramiento financiero, por lo tanto, es menester lograr la mayor cantidad de precisiones posibles del gobierno nacional, a fin de poder formular un camino claro, definido y transitable cuando de gestión integral de proyecto hablamos. 

Los distintos abordajes, cuando coordinados, enriquecen el marco jurídico y el pragmático. Lamentablemente hasta ahora, respecto a las EE.RR nunca se pidió la opinión técnica del sector financiero. Y ésta falta de visión desde el financiamiento, explica en gran medida, el fracaso de todos los esfuerzos volcados en pos de fomentar la inversión en energías renovables en nuestro país. 


Por lo visto, la nueva ley no hará ninguna diferencia, y esto me resulta muy preocupante. Por ejemplo, a diferencia de la nueva Ley de Hidrocarburos, donde el debate estuvo centrado en la modalidad "Carry vs Farm in/out", es decir la mejor manera para traccionar IED (inversión extranjera directa), con la nueva ley de EE.RR se ignora por completo éste tan importante tema. Por mencionar algo, podemos referenciar la posibilidad de que las petroleras puedan ingresar divisas del exterior mediante instrumentos de deuda pública, convertibles a un dolar conocido bajo el eufemismo de "liqui" (muy próximo a los $ 13,00 dependiendo de las fluctuaciones del mercado de capitales doméstico). En cambio, para las EE.RR, las empresas deben ingresar (hasta ahora), sus dolares mediante el "MUI" (mercado único de intercambio) o Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), es decir, ingresar divisas al cambio oficial ($ 8,52). De más está decir, que las diferencias son mas que sensibles. 



Otra enorme diferencia entre la nueva Ley de Hidrocarburos vs la nueva Ley de Energías Renovables, está dado por la potestad que tienen las petroleras de poder girar hasta un 20 % de utilidades libremente a sus casas matrices. Las condiciones de Chevron, vertidas en documentos identificados como "estrictamente confidenciales", se centran en el tiempo y las características para las concesiones, los topes máximos a las regalías que podrían cobrarle las provincias y una estabilidad tributaria absoluta para la petrolera y sus subsidiarias.


Chevron también exigió una garantía de que podrá enviar dividendos al exterior, así como fijar la jurisdicción extranjera para dirimir cualquier disputa con YPF, en la que el Estado argentino controla el 51 por ciento, pero es por ley una sociedad anónima. Además, el acuerdo estableció una serie de garantías amplias que debía asumir la petrolera argentina YPF ante posibles reclamos de terceros.


Muchas de las condiciones que había delineado Chevron en los documentos del 16 de abril de 2013 se plasmaron primero en el decreto 1208/13 y luego en la ley 2687 de la provincia de Neuquén; después en el decreto 292/2013 -que creó el Régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos-, que firmó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y, por último, terminaron en la ley 27.007 de hidrocarburos, que el Congreso aprobó el 30 de octubre.

Conocida como la "ley Galuccio" porque el presidente de YPF se convirtió en su impulsor más férreo, la norma se defendió desde el oficialismo como una herramienta clave para que la Argentina alcance su "soberanía energética".  Las empresas del ámbito de las renovables, no poseen ninguno de estos beneficios, ni por ley ni por idiosincracia.  Es curioso, porque un parque eólico de solo 100 Mw de generación nominal, implica una inversión de alrededor de 250 millones de dolares; y si tomamos en cuenta, que alcanzar la meta del 20 % de nuestro consumo total de electricidad se traducen en mas de 20.000 millones de dolares en 10 años, ¿Por qué no darle los mismos derechos otorgados a Chevrón;  a los potenciales inversores en renovables?


Es paradójico, porque han existido muchas consultas en el mercado de capitales doméstico por parte de Fondos de Inversión y empresas del sector, interesadas en invertir en Argentina sobre estos tópicos, sin que nadie se ocupe de dar respuestas concretas que tiendan a alentar éste tipo de IED. 


Quiero finalizar ésta breve reseña, diciendo que sino se empieza a trabajar seriamente sobre políticas financieras pro-activas, dinámicas y facilitadoras, la nueva Ley de EE.RR, se consagrará en otra expresión nominativa o enunciativa del frondoso y estéril tracto jurídico energético de nuestro querido país. 
Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}