Economía Argentina 2015 y la crisis del petroleo | PERIODISMO DE ESCRITORES

Economía Argentina 2015 y la crisis del petroleo

viernes, 26 de diciembre de 2014 2 comentarios


Escrito por Lic Ramón D. Peralta 



INTRODUCCIÓN QUE NO DICE NADA


Termina un año mas de la "década ganada", en medio de análisis y predicciones cruzadas. Unos finalizan el año exultantes de exitismo; y otros, todo lo contrario. Obviamente, el dogma kirchnerista, quién ha sabido imitar como nadie la pareidolia del retrato de Dorian Grey, provoca a sus adversarios con una supuesta suba de las reservas federales del BCRA, y una concreta baja de la inflación. Confieso que, me aburre en grado de hartazgo, ver y escuchar éstas logorreicas disputas por asirse de la nada. Estoy convencido, que si no existiera éste infantil, barroco y desquiciante duelo ideológico en torno a la economía, el mismo gobierno ya hubiese emprendido las acciones necesarias tendientes a cuanto menos, no complicar algo que ya está complicado. Hay un evidente duelo de dogmatismo político vs ciencias económicas entre los funcionarios del gobierno y políticos, y adivinen ¿quién está ganando?.



La sociedad argentina ha demostrado tener los anticuerpos necesarios, como para salir indemne de todo aprendizaje deseado, cada vez que pasó por una de sus sempiternas crisis económicas. El populismo, se asume como heredero de los titanes griegos, ergo no necesita aprender nada: Todo lo saben. Así es, como con cada gobierno populista se recrean fórmulas mágicas tendientes a demostrar una y otra vez, que, gastando mas de lo que ingresa, se pueden lograr los mismos resultados que si se gastara menos de lo que ingresa. O bien, se prescinde de toda matemática existente, a fin de inventar finalmente la revolucionaria "piedra filosofal made in Argentina". Pero la economía, se resiste a ser muchas cosas diferentes. 



En verdad, los profesionales de economía argentinos, no somos "peripatéticos" porque hayamos sido bendecidos con el legado de Aristóteles, Teofrasto, Aristóxeno o porque nos guste filosofar caminando; sino que, no dejamos de girar en torno a lo patético. Nuestra economía política nacional, visto como pseudociencia es patética, y no de ahora. Como introducción, suficiente. Sepan entender la catarsis.  

POST-INTRODUCCIÓN

Lujos que uno se da en tiempos festivos. Pero muchos de los economistas kirchneristas, aciertan cuando se mofan de los agoreros que pronosticaron reservas de 21.000 millones de dolares al finalizar el 2014, una inflación del 40 % anual, o un dolar paralelo a $ 17,00. Nada de eso ocurrió, a no ser que nos pongamos a investigar un poco, para preguntarnos: ¿dónde fueron a parar esos diferenciales?.  Bueno, en algún lugar seguro están, aunque se traten de otras dimensiones (también paralelas).  Si pronosticar fuera una ciencia exacta, hoy viviríamos en la panacea o el edén. 

A diferencia de los "economistas todo terreno", propio de países como el nuestro; los expertos en mercados, mercadólogos y filósofos mercadotécnicos, prefieren hablar de "coeficientes de riesgos", análisis probabilísticos, cálculos numéricos, proyecciones estocásticas, comprobaciones espectrales, etc. Es decir, en lugar de afirmar: "va a suceder esto", se prefiere compulsar cada variable en términos de: "Existe tal o cual porcentual o probabilidades de que esto ocurra en determinado futuro". Que 0bviamente, está lejos de asumirse como un hijo putativo mas de la certidumbre. Pero vayamos entrando en tema.




RESERVAS DEL BANCO CENTRAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA: ¿QUÉ HAY?


Según informó el flamante presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, logramos aumentar por primera vez en mucho tiempo - nuestra reservas internacionales -, para ubicarse apenas por encima de los S$D 31.000. Lo cual sería un buen indicador, si esto estuviera mas allá de lo irreal. Evidentemente, nuestros profesionales en ciencias económicas, no serán buenos en otras áreas, pero con la "contabilidad" hacen maravillas. Empirismo y know how que vienen prestados del sector empresarial "mas inteligente". Uno de los verbos, que se ha ganado merecidamente su soberanía lingûística, es "Truchar". Las contabilidades del estado, emulando a muchas de las compañías privadas de primera linea, son  el "gran simulador". 

El 11 de Diciembre, el BCRA recibió el equivalente en yuanes correspondiente al tercer tramo del mal denominado swap de monedas. La entidad informó que recibió yuanes por el equivalente a 1000 millones de dólares, lo que permitió que el nivel de reservas internacionales que administra crezca de US$ 29.210 millones a US$ 30.176 millones (US$ 966 millones netos). La suma se agrega a los US$ 814 millones ingresados el 30 de octubre y a los US$ 500 millones que llegaron el 17 de noviembre, sobre un total posible acordado originalmente de US$ 11.000 millones. Lo que suman un total de yuanes equivalentes a U$D 2.314 millones. De esta manera, quedarían unos US$ 8700 millones más en condiciones de ser requeridos. 

Así, por ejemplo, en diciembre de 2007, las reservas internacionales estaban en u$s 46.168 millones de los cuales u$s 41.923 eran reservas netas. Es decir, más del 90% eran recursos de máxima liquidez. 

Año 2014, terminamos con 4.300 millones los créditos de corto plazo, u$s 7.500 millones los encajes bancarios y en u$s 1.264 millones la deuda pública impaga,  mas 4.550 millones de dolares en pagos a importaciones realizadas durante el 2014, que pasan impagos como contingencia al próximo ejercicio (2015).


En diciembre de 2011, poco después de la imposición del cepo cambiario, el peso de los encajes bancarios había crecido. Las reservas estaban en u$s 46.375 millones, de los cuales sólo u$s 32.100 millones eran reservas netas, es decir el 74%. De los u$s 31.000 millones con los que cuenta el BCRA hoy, sólo el 43% - –u$s 13.536 millones– -, son reservas netas (líquidas). No obstante, hoy festejemos; ya habrá tiempo de arrepentimientos y nuevas negaciones, tampoco se trata de ser tan aguafiestas en momentos tan "simbólicos" como estos (¡felices fiestas!).





PREDICCIONES IMPREDECIBLES


La gran habilidad de Nostradamus, mas que en las predicciones, radicó en el lenguaje que usó para vaticinar eventos futuros, de tal manera que; con algo de buena predisposición e imaginación de los supersticiosos lectores de cualquier tiempo; pudieran encajar con cualquier cosa. Nostradamus fue, por sobre todo, un gran comunicador social y lingûísta. Pero los economistas no son, o somos, el arquetipo de Hermes o Thot precisamente. De hecho, tenemos menos tacto y diplomacia, que una patada de camello a la hora de vociferar nuestras profanas ostentaciones de oráculo. Pronosticar es tomar riesgo, quizás un riesgo innecesario cuando no se cobra bien por ello. Vaya por delante, el mío como ejemplo. 

Y bien, temerario resulta entonces toda acción de pronosticar en economía, cuando hablamos de macroeconomía, economía política, política económica, modelos económicos, mercados globalizados, etc, por la sencilla razón que son demasiados los algoritmos que se están moviendo constantemente en el tiempo, como para concluir, que en caso de acertar, se justifique descorchar una sidra en festejo (no lo duden). No por casualidad, cada vez que un economista emboca una predicción importante, suele ser reconocido con algún premio de envergadura, como el Nobel. El concurso mundial de pitonisas, se declara abierto nuevamente. Kicillof, asume, a diferencia del resto del mundo, que para curar un adicto a la heroína, nada mejor que aumentarle la dosis  de heroína. Un tipo muy "original" por cierto.   

Para no ser menos que nada, también haré mi predicción para el 2015: "El futuro de Argentina es tan impredecible, que nos atrevemos a asegurar lo que nos va a volver a pasar el próximo año". Un número mas o menos, un poco mas de plazo o menos, manipulación de los datos oficiales en mas o en menos, mentiras en mas cantidades o en menos, ¿A quién le importa?, todos los caminos nos conducen al mismo resultado final. Pero el gobierno actual, ha demostrado ser mucho menos dogmático en las acciones, que su liturgia. Es decir, que podemos llegar a ver a un kicillof cuasi racional y sensato, como a una Cristina algo mas coherente. No se enoje conmigo, puede pasar, no hay que descartar nada con ésta gente en éste contexto. Sin embargo, soy de los que sospechan, que las decisiones del gobierno obedecerán mas a los avatares de la economía y finanzas mundiales, que a sus lúdicos y siempre efervescentes, espasmos ideológicos. La lucha contra los fondos buitres, es una epopeya que nació con final preanunciado, y aunque se demore la agenda del acuerdo, tarde o temprano, el gobierno terminará sucumbiendo a su propia trampa, y eso, puede suceder en cualquier momento dentro del año 2015.   


LA CRISIS DEL PETROLEO: EL GRAN PROBLEMA DEL 2015

¿Séptima crisis del petroleo o nueva crisis mundial de las commodities?. Cómo se bautizará ésta crisis poco importa, lo que si nos debería interesar a los argentinos, es visualizar qué riesgos corren nuestros productos insignes dentro de la gran dimensión de la economía real vernácula. 

Muchos se preguntan ¿Por qué bajo tanto el precio del petroleo?, y yo me pregunto ¿Por qué subió tanto anteriormente?, y quizás aquí esté uno de los pilares por donde empezar a escarbar e indagar. De entrada diré, como corolario de mi ensayo Ciclo de las Commodities, que nada es comparable con las anteriores crisis petroleras, porque antes no teníamos los  disfemismos: "dinero nocional y derivados financieros" como entelequias hegemónicas. Muchos advertimos que la solución a la crisis de las "subprime", generaría nuevas burbujas en otros segmentos de negocios. Por lo visto, las emisiones expansivas del FED y el Banco Central Europeo, no nos hicieron esperar en demasía, hoy una nueva crisis emerge de entre las cenizas de otra burbuja que estalló, el petroleo.  

A diferencia de muchos de mis colegas, sin saber de quién hablo en particular, mi mayor preocupación tiene los ojos posados en la nueva Crisis Mundial del Petroleo, que a mi entender dejó de ser una teoría conspirativa mas, para ser una detestable realidad que promete dejar profundos cicatrices en el cuero de la economía global. Pero vayamos analizando algunos puntos, los que me acuerde o haya macheteado. 



Para lo mediato la baja del petróleo significaría una sustancial reducción de costos en el transporte, sea marítimo como fluvial y terrestre. Tal cuadro promovería una mejora en los precios de la soja y granos en general. Somos Argentina, éstas cosas nos deben preocupar. Es que, además, los países importadores de petróleo y de commodities agrícolas, tendrán mayor capacidad financiera para importar soja (en teoría). Porque el petróleo les resulta más accesible. Cualquiera es dueño de entender lo que pueda y quiera. 



Pero según veo las cosas, la abrupta caída del precio del petróleo tiene consecuencias para lo inmediato, que no resultarán favorables a los precios de los granos y, obviamente, de la Soja. Estamos en problemas. 



Con el petróleo en estos valores (incluso mas bajos) - nivel que podría extenderse por dos o tres años - la realidad es que la viabilidad económica de la industria aceitera dirigida a producir biocombustibles ha ingresado en un terreno incierto. La industria de biocombustibles se resiente y, en consecuencia, la demanda de soja tiende a caer. Cerca del 80% de la demanda china de porotos de soja -estimada en aproximadamente 70 millones de toneladas el año pasado- es molida para producir aceite, combustibles y raciones para animales de granja y pescado, estiman los analistas. Solo el 20% es utilizado directamente para alimentación humana, como el tradicional tofu (queso) y la leche y salsa de soja. 

A esto hay que sumarle el hecho de que las extensiones cultivadas de soja en el mundo, incluyendo la misma China, han aumentado en cifras récord, montado sobre expectativas de buena a muy buena rentabilidad. No hace falta que les explique los argumentos del pesimismo, nada me hace suponer que los precios de la soja, y los granos en general podrán mantener los niveles actuales de precios, cuando la caída de la demanda y la sustitución de algunos subproductos se hacen elocuentes. Los hombres de fe, auguran una caída general de precios, de solo  el 8 % para el 2015, en contraste con los que sostienen que la caída de los commodities agroalimenticios seguirán la misma estela entrópica del crudo. En síntesis, habrá una caída de los precios de tal magnitud, que solo se explican con una sola palabra: deflación global. El "viento de cola del kirchnerismo" (precios altos de las commodities), ya está girando para ponerse bien de frente. La  reintauración de la ortodoxia económica intrapampeana, mas que una opción, se convertirá en una necesidad. 


LA CONTRADICCIÓN COMO DIALÉCTICA PREDICTIVA



Por si no fuera suficiente lo dicho, por el contagio del fenómeno del precio del petróleo, los precios de los demás combustibles también bajarán. En este contexto, los fondos acentúan las caídas al precipitar ventas, en buena parte por una irracional salida del mercado. Para peor, aunque con marchas y contramarchas, la apreciación del dólar sigue su curso. Un dolar alto favorecerá el corto plazo de EE.UU., pero pondrá en aprietos su competitividad y por ende, sus exportaciones. Nada será seguro en ésta nueva crisis. 



El descenso del precio de estas mercancías particulares, en lo que va del año, se explica por una multiplicidad de causas, distintas para cada uno de los casos. Existen no obstante al menos dos motivos que operan como tendencias generales y afectan directa o indirectamente al conjunto de estos productos. El primero de ellos es el ascenso de la cotización del dólar norteamericano que encarece el precio de las materias primas nominadas en dólares para los poseedores de otras monedas. El alza del dólar se explica a su vez por al menos tres factores. 



El primero, la relativa solidez de la economía de Estados Unidos, comparada con la debilidad de la mayor parte de las economías de los países centrales. El segundo, la finalización de los programas norteamericanos de inyección monetaria conocidos como facilidad cuantitativa (QE: Quantitative Easing), que implicó una mayor cantidad de moneda norteamericana en circulación al principio (2008) y una aspiración programada a posteriori, es decir, en el hoy. El tercero, el fantasma de un posible aumento de las tasas de interés en Estados Unidos a mediados del año próximo (cosa que tarde o temprano sucederá). Volviendo a las causas generales, además de la revalorización del dólar, el segundo motivo general que incide directa o indirectamente sobre el precio de las materias primas, es la debilidad de la economía mundial y fundamentalmente sus perspectivas declinantes (deflacionaria). La combinación de estos aspectos imprime una tendencia contraria a los precios crecientes de las materias primas que se impusieron desde el año 2010.



Como ya vimos, algunos sostienen que no se puede establecer como regla general que toda crisis mundial del petroleo implica una caída en el precio de las materias primas. Y explican como ejemplo más paradigmático el de la crisis de los años ’70, por los extraordinarios incrementos de los precios del “oro negro”. Pero claro, son los que solo pueden ver en blanco y negro, porque los inicios de las crisis, no deben computarse cuando éstas bajan abruptamente, sino de cuando subieron. Las burbujas funcionan así, y por eso son tan peligrosas: Nos entusiasmamos cuando los precios están altos, sin preguntarnos ¿por qué?. Tampoco nos hacemos cargo cuando esas mismas burbujas nos pasan la correspondiente "factura". En éste mundo, todo tiene su precio, y tarde o temprano se paga.   



De hecho y por aquellos años, el incremento del precio del petróleo contribuyó al aumento de la composición orgánica del capital fortaleciendo la tendencia ya instalada a la caída de la tasa de ganancia. Pero sin ir tan lejos y considerando el problema inversamente, los fuertes aumentos de los precios de las materias primas desde el año 2009 no pueden adjudicarse al vigor de la recuperación de la economía mundial durante los últimos años, como al desvió de la emisión expansiva a las especulaciones inmanentes al mundo de los derivados financieros. Por ende, una parte del crecimiento de esos precios se debe sin duda a la recuperación de la demanda, so fueron en gran parte las formas particulares mimetizadas en una recuperación débil, ergo las que impulsaron un incremento de los precios de estas mercancías sin correspondencia con los ritmos ni con los niveles de dicha recuperación. Las señales de la burbuja, aunque claras, fueron pasadas por alto de ex-profeso. Pero volvamos algo en el tiempo, porque los setenta ya fueron. 






MIENTRAS TANTO EN ARGENTINA... 



Ya en el siglo XXI, la baja del nivel de actividad  fue provocada por el descenso del consumo privado, de la inversión directa -tanto del exterior como interna- y de las exportaciones e importaciones. A diferencia de la crisis de 2008/09, que se explicó principalmente por factores externos (el desplome de los préstamos hipotecarios subprime y la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers), este año jugaron un rol crucial la brusca devaluación de enero, la alta inflación, las restricciones a las importaciones por la falta de divisas y la brecha cambiaria. Todo ello fue acentuado, entre otros factores, por la baja de los precios internacionales de las materias primas (soja) y el estancamiento de Brasil, entre otros. Parece fácil escribir esto, quizás por ello pocos entiendan ¿por qué se discute tanto lo evidente?  



Como consecuencia de esta combinación de recesión e inflación, se deterioró el poder de compra de los salarios y de las jubilaciones que afectaron el consumo y el empleo. El propio INDEC admitió un baja de la tasa de actividad y de empleo y los empresarios siguen admitiendo que no solo no toman más gente sino que no reponen al personal que se retira en forma voluntaria. Con esos números, el balance de los últimos tres años (2012-2014) es de un pobre desempeño de la economía doméstica de apenas un crecimiento promedio anual de 0,45%. El 2014, terminaría con un decrecimiento anual del PBI de entre 2,2 y 2,5 % (poco importa el número exacto) 



Las perspectivas para 2015 no lucen buenas (perdonen la ironía). La inflación, el fuerte déficit fiscal, la falta de financiamiento externo, trabas a las importaciones, escasez de divisas mas todo lo expuesto, genera desazón y urticarias. Pero lo peor aun está por verse, siempre de la mano de la "séptima crisis mundial del petroleo" 



El balance 2014 marca que el deterioro afectó con mayor intensidad a la industria que acumula casi un año y medio de recesión, con pérdida de puestos de trabajo. La construcción fue muy golpeada por la devaluación de enero, aunque a partir de mediados del año moderó su retroceso por los planes oficiales de vivienda y algunas obras de infraestructura, aunque sigue por debajo de los niveles de fines de 2013. No fue lo que pasó con la actividad inmobiliaria que se fue achicando cada vez más por el cepo y la brecha cambiaria que se mantuvo con fuertes oscilaciones entre 40 y 70%. Con fuerte disparidad, las actividades de servicios mantuvieron su desempeño mostrando avances en los rubros vinculados a la “intermediación financiera” y retrocesos en servicios empresariales y personales.



De todos modos, se descuenta que el gasto público superará este año los $ 1,2 billones, con un déficit que rondará los $ 200.000 millones, con ayudas del BCRA y ANSeS por más de $ 100.000 millones. En total es más del 5% del PBI.






RUSIA, UN ALIADO QUE NOS TRAERÁ MAS PROBLEMAS QUE ALEGRÍAS




La caída de casi un 50% en el precio del crudo desde junio tuvo su impacto más conspicuo en la economía rusa y en el presidente Vladimir Putin. El ex ministro de economía ruso Alexander Kudrin, amigo de Putin, advirtió esta semana sobre una "crisis económica de proporciones", y llamó a mejorar las relaciones con Europa y Estados Unidos.

Pero la onda expansiva va mucho más allá. El desplome del crudo podría influenciar en las deliberaciones de Irán sobre llegar o no a un acuerdo con Occidente por su programa nuclear. También podría forzar a los petro-Estados de Medio Oriente a una reevaluación de su rol de administradores del suministro mundial de crudo. Y podría impulsar la economía de los grandes consumidores de petróleo, como Estados Unidos y China.

Tal vez, incluso haya sido el empujón que faltaba para que Cuba decidiera sellar su acercamiento a Washington.

Tras la estrepitosa caída a menos de 60 dólares el barril -tras haber alcanzado los 115 dólares en junio-, los precios del crudo tocaron fondo esta semana. El desplome, por más que se revierta parcialmente, fue tan abrupto y pronunciado como para trastocar los planes y suposiciones de muchos gobiernos. Eso incluye la evidente esperanza que tenía Putin de que Rusia pudiese campear las sanciones de Occidente por su intervención en Ucrania sin mayores perjuicios económicos, y las aspiraciones de Venezuela de seguir con la política de gasto público descontrolado del fallecido presidente Hugo Chávez.

La caída del precio, dijo Edward N. Luttwak, asesor de larga data del Pentágono, "está noqueando a los principales adversarios de Estados Unidos" sin que el gobierno tenga que hacer nada.

Para Irán, el golpe es tan duro que su gobierno, buscando cubrir el creciente agujero de su presupuesto, ofreció a los jóvenes iraníes la opción de pagar para ser exceptuados de los dos años de servicio militar obligatorio que rige en el país.

El 95% de los ingresos por exportaciones de Venezuela, que tiene las reservas estimadas de petróleo más grandes del mundo y que las ha usado para posicionarse como enemigo del "imperialismo" de Estados Unidos, provenía de la venta de crudo, antes de la caída de los precios. Ahora, el país tiene problemas para solventar los planes sociales y para sostener una política exterior cuya base es la holgura petrolera, incluidas las remesas de petróleo a precio reducido que enviaba a Cuba y a otros países.

En medio del temor de los mercados de que Venezuela caiga en default de su deuda, el presidente Nicolás Maduro, elegido el año pasado tras la muerte de Chávez, dijo que su país seguirá pagando sus compromisos. Pero la inflación en Venezuela está por encima del 60%, hay escasez de muchos productos básicos, y muchos expertos creen que la economía está en recesión.

Pero la principal víctima hasta el momento probablemente sea Rusia, donde los ingresos por exportación de energía representan más de la mitad del presupuesto de gobierno. Putin consolidó el fuerte apoyo con el que cuenta por haber sabido desterrar la tormenta económica que afligió a su predecesor, Boris Yeltsin. Pero la semana pasada, Rusia volvió a quedar de rodillas, tras un desplome del rublo que hizo que los consumidores rusos corrieran alarmados a los comercios a gastar todo lo que tenían. "Esta película ya la vimos", dijo Strobe Talbott, alto asesor sobre Asuntos Rusos de la presidencia de Bill Clinton tras la caída de la Unión Soviética, en 1991, y actual presidente de la Brookings Institution, de Washington.

Las penurias de Rusia han tenido efecto en todo el mundo, desde la caída de las reservas en los centros de esquí de Austria hasta la baja del mercado inmobiliario de Londres, haciendo cundir el pánico en la vecina Belarús, estrecha aliada del Kremlin, y hasta amenazando con dejar fuera de juego a la Liga Continental de Hockey de Rusia, que les paga a sus jugadores en rublos.

"Es un enorme impulso para Estados Unidos: tres de nuestros cuatro adversarios más activos están seriamente debilitados y su margen de maniobra se ha visto gravemente reducido", dijo Luttwak, en referencia a Rusia, Irán y Venezuela.

El único de los principales adversarios de Estados Unidos no dañado por la caída del crudo es Corea del Norte, que importa todo el petróleo que consume.


UN ACUERDO CON LOS FONDOS BUITRES CON FORCE


Despedimos el 2014, con nuevos fallos de la justicia estadounidense que siguen sin favorecernos - ¿es que acaso deberían? -. A mediado de año, el abogado Ted Olson, que representa al fondo buitre de Paul Singer, había concretado el paso más polémico contra la Argentina y el país, aunque de legalidad dudosa, en los tribunales de California. La intención era que cuando se pudiera legalmente comenzar a investigar los activos del país y eventualmente presentar su publicación, esos datos se los deriven al juez Thomas Griesa para que sea él quien defina si luego esos fondos son o no embargables. Desde la decisión de la Cámara de Apelaciones de Nueva York del martes pasado, Elliott ya está habilitado para presentarse ante la Justicia californiana y avanzar con la cláusula Discovery sobre YPF-Chevron. Si finalmente tiene éxito o no dependerá de los jueces locales. Se verá en los primeros días de enero de 2015, cuando el fondo Elliott presione a la Justicia por una definición. La decisión dependerá del juez Jeffrey Steven White, magistrado de primera instancia del distrito norte de California, donde por sorteo se radicó la denuncia de Elliott. 



En la presentación de julio, la intención de máxima de Elliott es que un juez avance hasta las últimas consecuencias y le embargue fondos a Chevron. La de mínima, que haya un juicio nuevo que embarre aún más el desarrollo de las negociaciones con la Argentina. En el medio, Elliott busca afectar las inversiones de cualquier otra compañía norteamericana en el país, ya que de resultar vencedor el fondo buitre en este otro juicio, todas las empresas de ese origen podrían tener dinero embargable. 



La embestida de Elliott es en California porque en ese estado tiene su sede Chevron. La empresa es heredera de la Standard Oil-California desde 1911 y tiene su lugar de residencia en San Ramón, un condado cercano a San Francisco hacia el continente alejándose del océano Pacífico; precisamente donde tiene su jurisdicción el Noveno Circuito y donde los abogados del fondo buitre radicaron la denuncia. La presentación fue recibida por la Justicia, a la espera de lo que suceda mañana en el tribunal de Griesa. De avalar los jueces californianos la presentación, comenzaría a considerarse a nivel tribunalicio la alternativa del eventual embargo a Chevron, además de la aceleración del pedido a otros jueces del estado sobre la posibilidad de que existen fondos de la petrolera estatal renacionalizada en ese territorio. Luego, si finalmente algún juez californiano decidiera avalar el pedido de embargos de Elliott, las alternativas serían de avanzar sobre los activos de YPF primero y luego sobre los de Chevron, o sobre ambos a la vez. La Justicia del oeste puede obviamente desechar el intento y considerar los argumentos que seguramente expondrá la Argentina: que YPF es una sociedad separada del Estado y que Chevron es una empresa absolutamente independiente de la Argentina que sólo decidió asociarse con el país para un proyecto concreto: el de Vaca Muerta. 



Elliott quiere que la Justicia bucee sobre los activos financieros y físicos que YPF podría tener en California; y, si no los encuentra, que sea entonces Chevron la que responda. Para semejante pedido incluye en las presentaciones judiciales innumerables fallos anteriores tanto en California como en otros estados norteamericanos. Pero lo más fuerte que presenta Elliott son los argumentos derivados de la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos del 16 de junio pasado, cuando no sólo rechazó la posibilidad de tomar el "juicio del siglo" en tercera instancia (negando también la posibilidad de que opine el Gobierno de Barack Obama), sino que también hizo lugar a la petición de los fondos buitre de obligar a las entidades financieras de ese país (y a cualquier agente económico que considere necesario) que informe a un juez sobre los activos monetarios o físicos si los magistrados así lo ordenan. De esto habla la cláusula Discovery. 






¿CUÁL SERÁ PEOR AÑO?: 2015  vs 2016



Al revés del consenso de la mayoría de las consultoras locales y de los bancos en Wall Street, para Standard & Poor's (S&P), el año electoral será mejor que 2016. De hecho, en su último informe sobre las distintas economías latinoamericanas, pronosticó un rebote del PBI, que terminaría el año levemente positivo, pero durará poco, ya que la recesión volvería a instalarse luego. "Esto se debe -según la opinión de la calificadora- a los ajustes que deberá realizar la próxima administración, ante la gran cantidad de distorsiones que presenta la economía". El planteo suena en algún punto coherente, pero solo es eso "un sonido".



"Aun cuando la situación no luzca muy atractiva -agrega-, la Argentina está en una situación mucho más favorable que Venezuela, en donde se mantiene el temor a un default si el Gobierno no toma pasos concretos para salir de la crisis". Para justificar su postura algo más optimista, S&P mencionó el gasto electoral en el que incurrirá el Gobierno el año que viene y, eventualmente, en el acuerdo con los "holdouts", algo que aún aparece como dudoso. Al menos en cuanto a las señales que dio hasta ahora el ministro de Economía, Axel Kicillof. Lo cual solo nos habla de que, tampoco en Standard and Poor´s, han aprendido demasiado de la economía argentina, o de los argentinos.



El pronóstico de la calificadora está lejos del consenso del mercado, que espera otro 2015 cuando menos estancado o nuevamente recesivo, mientras que se vislumbra un 2016 con una importante recuperación por la expectativa de un cambio de Gobierno y una mejora del clima de negocios. Esto, al menos en teoría, debería incrementar las inversiones tanto financieras como reales, por lo que el ingreso de dólares tendría que ayudar a dinamizar la economía. Pero S&P considera que los ajustes que deberán implementarse, por ejemplo para comenzar a equilibrar las cuentas públicas), tendrían al menos inicialmente efectos recesivos. Que de hecho, sería un milagro que no lo sea.



 



MIENTRAS TANTO EN EE.UU..... 



Las reservas de crudo registraron un inesperado incremento la semana pasada en Estados Unidos, según cifras publicadas este miércoles por el Departamento de Energía. El aumento de las reservas de crudo fue de 7,3 millones de barriles, a 387,20 millones, en la semana terminada el 19 de diciembre, mientras que los analistas consultados por la agencia Dow Jones Newswire esperaban una baja de 1,8 millones.



Las reservas de destilados (incluyendo el diesel y el combustible para calefacción) también subieron inesperadamente en 2,3 millones de barriles, a un total de 123,80 millones de barriles, mientras que los analistas esperaban una caída de 900.000 barriles. Los inventarios de gasolina subieron 4,1 millones de barriles, a 226,10 millones, muy por encima de las expectativas de los analistas (+400.000 barriles).



El oro, máxima protección contra la inflación, no está resultando demasiado útil a los inversores en este momento. El petróleo viene en caída libre desde junio, encabezando la regresión más prolongada de las mercancías en al menos una generación. Este derrumbe significa que en lugar del aumento de los precios al consumidor que los compradores de oro esperaron durante gran parte del último decenio, Estados Unidos "se desinfla", según Bill Gross, que en un tiempo manejó el fondo en bonos más grande del mundo. 



Un indicador de las expectativas inflacionarias que hace un seguimiento atento del oro se encamina a su mayor caída anual desde la recesión de 2008. Si bien el mes pasado el oro en lingote repuntó de un mínimo en cuatro años, Goldman Sachs Group y Societe Generale reiteraron sus perspectivas a la baja para los precios. El atractivo del metal como activo alternativo está desvaneciéndose en tanto el dólar y los títulos estadounidenses se recuperan, y la Reserva Federal está más cerca de elevar las tasas de interés para evitar que la economía se recaliente.

Los países antiestadounidenses más golpeados han acusado de sus desdichas a un complot extranjero, sugiriendo que Washington, en connivencia con Arabia Saudita, hundió deliberadamente los precios. Esa visión es particularmente extendida en Rusia, donde ex agentes de la KGB cercanos a Putin creen desde hace tiempo que Washington planeó la caída de la Unión Soviética haciendo que Arabia Saudita incrementara su producción petrolera, hundiendo así los precios y asfixiando los ingresos de Moscú.

En más de un sentido, la actual caída del precio es obra de Estados Unidos, y proviene en gran medida del auge de la producción de petróleo norteamericana gracias al desarrollo de fuentes alternativas, como el shale oil. Hoy EE.UU., gracias a las explotaciones de enquisto, solo importa el 11 % de su consumo. Otro dato que marca el pulso del enfermo.

Al compensar el declive de la producción de petróleo convencional, el aumento de producción de shale oil ha permitido que el total del petróleo producido en Estados Unidos crezca de 5 millones de barriles diarios en 2008 a los 9 millones de barriles diarios actuales, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos. Ese aumento de 4 millones de barriles es más de lo que producen diariamente Irak o Irán (juntos), segundo y tercero en la lista de mayores productores de la OPEP después de Arabia Saudita, y eso ha presionado fuertemente a la baja el precio internacional del crudo. Insisto, no hay nada que me indique que el precio del crudo pueda subir o recuperarse en el 2015, simplemente porque no encuentro los argumentos. 

Si bien los regímenes autoritarios productores de petróleo, como Rusia, están claramente sufriendo los efectos, para China es una bendición inesperada, ya que importa cerca del 60% del crudo que necesita para mover su economía. En realidad, los dogmaticos anti-imperialistas,  soslayan que si esto fuera una "investigación criminal", el principal sospechoso sería China, pues el que mas se beneficia de todo esto. ¿Inventamos, ya que estamos, una nueva teoría conspirativa mas?...¿Why not? 

China se convirtió en el mayor importador mundial de crudo en 2013, al superar a Estados Unidos, así como es la principal beneficiaria del hundimiento de los precios. Bank of America Merril Lynch estimó el mes pasado que por cada 10% que baja el precio del crudo, China podría incrementar su crecimiento económico en un 0,15%.

Un fuerte crecimiento de China haría aumentar la demanda de petróleo y así ayudar a reducir las penurias de la OPEP, que extrae alrededor de un tercio del petróleo de todo el mundo, pero en parte debido al aumento de la producción interna en Estados Unidos, el organismo ha perdido gran parte de su capacidad para fijar el precio a través del control de la producción. Otro problema no menor, es que los países productores de petroleo, ya saben que bajar sus cotas de producción en éste escenario, puede resultar mas perjudicial que beneficiosa, tal como dejara la enseñanza del 73. Hoy todos compiten por vender mas, al mejor precio; y esto señores explica con bastante pulcritud éste ensayo y mis temores. Esta crisis se traducirá en número de sobrevivientes, la solidez de los que queden, ergo una carrera evolutiva donde los mas débiles perecerán. ¿Estará nominada YPF en esa necrológica lista?....no creo: "es del estado, aunque en los estrados yankee el gobierno sostenga lo contrario".


¿Y LAS FINANZAS DE EE.UU., CÓMO ANDAN? 

Cambiando de tema: "Hay demanda mundial de activos de alto rendimiento y alta calidad y el único que está en juego es el bono estadounidense", dijo Thomas Tucci, responsable de negociación de bonos del Tesoro de CIBC World Markets Corp.

En las subastas estadounidenses de deuda de 2014, los inversores presentaron ofertas por u$s 6,3 billones de bonos del Tesoro con interés, o tres veces el monto vendido. Desde 1994, el ratio de cobertura de las pujas de este año sólo fue superado dos veces, en 2011 y 2012. Antes de la crisis financiera, el máximo era 2,65 veces.

La demanda récord ayudó a financiar el gasto y el déficit del gobierno estadounidense, permitiendo que la economía se recuperara de su peor contracción desde la Gran Depresión. Desde 2008, el mercado de la deuda estadounidense aumentó a más del doble, llegando a un récord de u$s 12,4 billones. Los bonos del Tesoro de cualquier plazo de vencimiento subieron 6,1% este año, más que nunca desde 2011, de acuerdo con los datos de índices que reunió Bloomberg. Eso hizo bajar el rendimiento del pagaré a diez años 0,87 punto porcentual a 2,16%.

A comienzos de año, los pronosticadores proyectaban que los rendimientos a diez años subirían a 3,44% por las expectativas de que el estímulo de la Fed diera impulso a la economía y permitiera al banco central avanzar hacia la suspensión de su política de seis años de mantener las tasas de interés cerca de cero. En cambio, el deslucido crecimiento del empleo en los Estados Unidos, la agitación en Oriente Medio y Rusia y el fantasma de la deflación en Europa llevaron a los inversores a volcarse a los bonos del Tesoro. 


UNA ARGENTINA AL ROJO VIVO



El economista Tomas Bulat dijo anteayer, que el reciente anuncio de una rebaja en el precio de la nafta del 5% es “demagogia de corto plazo”. Según el economista, esta medida destruye las “expectativas de inversión a largo plazo”. Para Bulat, es un golpe a las provincias petroleras, “las destruye”. Sin ánimo de faltarle el respeto a un pelado tan simpático, diré que los precios no bajaron para los productores petroleros, sino que se trató de una baja a expensa  de la recaudación fiscal nacional y provincial. No se enoje Bulat, solo es una chanza de mal gusto (como todo lo que digo y hago). 



El plan inicial del próximo año, de la empresa que conduce Miguel Galuccio para conseguir financiamiento externo en dólares en los mercados globales deberá seguir en suspenso, tras el bloqueo del juez Thomas Griesa al pago de la deuda a los bonistas reestructurados en el marco de la disputa con los holdouts. Siempre y cuando, Kicillof siga empecinado con su famoso cliché: "Patria o buitres"



Desde YPF aseguran que recién en el 2015 buscarán nuevamente la posibilidad de una colocación de bonos si las condiciones lo permiten. Menos mal que aclaró



Hasta ahora, la petrolera logró suscribir bonos a 10 años por u$s1.000 millones a una tasa del 8,75 por ciento. En concreto, los inversores ofrecieron 5 dólares para cada bono que requería la firma. Esta deuda vence el 4 de abril de 2024, y recién en ocho años se hará el primer pago por el 30 por ciento. El segundo será otro 30% un año después, en 2023, y el 40% faltante en 2024. Luego del fallo negativo de la Justicia de EE.UU, Galuccio debió suspender las colocaciones en Nueva York, para proceder a saturar el mercado doméstico de capitales con bono/obligaciones negociable que resultaron  un pésimo negocio y que hoy pocos quieren. Las futuras colocaciones de deuda de YPF prometen ponerse "muy picantes". 



Pero el contexto macroeconómico manda. El conflicto con los holdouts parece ingresar en un cuello de botella sin solución, luego de que Cristina Kirchner anunció la apertura de un nuevo canje para garantizar los pagos a los acreedores que aceptaron la reestructuración. La incertidumbre en torno a la disputa afecta negativamente a la calificación financiera del país, lo que encarece las tasas para acceder al crédito internacional.



Signo de esto es por ejemplo lo que arrojó el riesgo país medido por el EMBI de JP Morgan, que ronda los 783 puntos básicos, un 7,83% por encima de la tasa del bono del Tesoro de EE.UU. Lo propio hicieron las agencias calificadoras, que colocaron a la Argentina en default selectivo y le rebajaron la nota a empresas locales, como YPF. Fitch fue una de ellas, al recortar la nota crediticia de la petrolera de “B-” a “CCC”. ¿Cuánto deberá pagar YPF en el 2015?. Las ofertas comienzan con un piso del 8 % anual. Hagan sus propuestas.  



“El año 2015 va a ser complicado, tenemos por delante una tormenta importante (por la caída del precio internacional del crudo), pero YPF cuenta con los recursos para hacer frente a la situación”. Dijo, un camuflado Miguel Galuccio (camuflado de kirchnerista)



El Acuerdo YPF-Chevron (secreto) incluye una cláusula que establece que la empresa norteamericana podrá retirarse, luego de 18 meses, sin penalización alguna y con garantía de seguir recibiendo el 50% de los beneficios de la producción a perpetuidad....PELIGRO



YPF protegerá a la empresa estadounidense de una pérdida pecuniaria. Si la compañía invierte $ 1,2 mil millones puede retirarse 18 meses más tarde de las operaciones, sin penalización alguna, y continuará recibiendo los beneficios netos del 50 por ciento de la producción a perpetuidad ... de vuelta: PELIGRO.



¿Por qué tanto sigilo y tanto misterio?, se preguntan los legisladores de la oposición que vienen reclamando conocer qué hay detrás del acuerdo. Según un abogado que participó activamente en la negociación, tres serían los puntos del contrato difíciles de explicar al núcleo duro de los votantes del kirchnerismo antes del 27 de octubre: 



1) La ley aplicable del convenio, en caso de incumplimientos o disputas, no es la argentina, es la de la ciudad de Nueva York. ¿Qué pasó con la sanata proselitista: "tenemos patria"?



2) En caso de llegar a existir un desacuerdo o un conflicto entre Chevron y la petrolera nacional, la jurisdicción no serían los tribunales argentinos, sino la Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI), con sede en Francia. 



3) YPF deposita 100 (cien) millones de dólares en un banco de los Estados Unidos en concepto de escrow (depósito o garantía) para que Chevron pueda eventualmente cobrar de esa cuenta futuras utilidades de negocio.



Estoy de acuerdo, creo que es lo más relevante. Hay un acuerdo de exploración adicional para 26 puntos y allí se especifica por escrito -creo que es la primera vez en la historia argentina- que Chevron tiene la facultad de poner lo que en derecho se llama "condiciones supensivas". Es decir, si no se cumplen, el acuerdo se cae. Allí se habla de la sanción de leyes nuevas y de reformas a normas existentes. Claramente, hay cuatro normas en las que influyó: dos decretos; uno de la provincia de Neuquén y otro del gobierno nacional, que lo firmó la Presidenta, después la ley provincial de Neuquén y por último la Ley de Hidrocarburos que se sancionó a fines de Octubre.





En una de sus habituales conferencias de prensa matutina, Capitanich, aseguró que "no hay cláusulas secretas sino cláusulas de confidencialidad" - Muero por saber, para el caso, las diferencias. Quizás secreto sea menos estricto que confidencial, sin embargo  para el ciudadano de a pie, esas diferencias se tornan invisibles. Tal como lo es el cepo cambiario para Anibal Fernandez. "No se trataba de cieguitos, solo de dogmáticos, fanáticos y delincuentes" (epitafio). 



CONCLUSIONES


Para ir finalizando, diré que los problemas de Argentina, son todos grandes, sin excepción. Tenemos serios problemas financieros, serios problemas con los stock de capitales, y serios problemas con la economía real. Insisto, para mi lo mas grave estará en manos de ésta nueva crisis mundial del petroleo. Porque arrasará con todo y todos (en la región, comenzando por Brasil y Venezuela). 


El multimillonario inversor, Carl Icahn, afirma que la caída del crudo que ha provocado vaivenes en la renta variable de todo el mundo podría desenmascarar una burbuja dentro de la deuda basura a nivel corporativo. Durante una entrevista publicada con la agencia Bloomberg, Icahn ha reconocido que la rentabilidad de los bonos de alto riesgo "sigue siendo excesivamente baja". Es decir, las compañías de riesgo pueden financiarse de forma fácil pese a que sus operaciones sean dudosas. En criollo básico, las acciones de Petrobras, Chevron, BP, etc, podrían calificarse en poco tiempo mas, como activos tóxicos. En especial YPF, que ha aceptado enormes tasas de interés por colocar deuda, ante una actividad que ahora, le asegura, una diáfana falta de rentabilidad. En Wall Street, ya se refieren a los títulos de deuda, como "bonos basura". 


Desde el punto de vista de los inversores, la liquidez de YPF es "efímera" ergo la deuda de alto riesgo es  una burbuja que estallará dentro de cualquier momento. Para muchos expertos, la liquidez de los mercados internacionales es la excusa que justifica la presencia de "burbujas" en este segmento de la renta fija. Con la caída del crudo por debajo de los 60 dólares el barril por primera vez en cinco años, ha puesto de manifiesto la delicadeza de la deuda basura, especialmente dentro del sector energético y de las exploradoras de esquisto, que se han endeudado hasta puntos insospechados para subirse a la ola del boom estadounidense. Como bien apunta el Wall Street Journal en su edición del martes, el índice de deuda de alto riesgo de J.P. Morgan ha registrado pérdidas en sus 21 sectores durante diez días desde el pasado 9 de diciembre. 



Según el WSJ, la caída del petróleo está exponiendo las grietas en el mercado de bonos basura, que recordemos asciende hasta los 1,3 billones de dólares. Esto podría poner una mayor presión en la financiación de las empresas y, potencialmente, generar una desaceleración del crecimiento económico de todo el mundo. Dada la coyuntura argentina, ésta deflación global, promete herirnos gravemente. Necesitamos crédito, urgente.   



Una retirada en el mercado de los bonos basura es a menudo un indicador que desata una evaluación más amplia del riesgo en los mercados financieros, aumentando la posibilidad de que los inversores pongan más cuidado a la hora de invertir en renta variable y otros activos. Ya han habido varios llamamientos, especialmente a principios de este año, que advertían que el mercado de bonos basura petroleros podría sobrecalentarse, desatando el riesgo de una retirada mayor a la que espera el conjunto del mercado. La nueva regulación tras la crisis financiera de 2008 ha afectado la capacidad de muchos bancos intermediarios de amortiguar una ola de ventas, sobre todo en los activos de riesgo. En síntesis, a mi entender, el panorama para el próximo año de la gestión kirchnerista, promete ponerse, como dirían los chinos: "muy interesante". Me despido declarándome pesimista, porque observo ésta vez, que Kicillof y su equipo, si bien ya intuyen ésta peligrosidad en ciernes, manifiestan no haber tomado ningún tipo de previsión o precauciones. Además de todo lo que pronostican los economistas mas famosos, deberemos sumarle a nuestros crónicos problemas financieros; una caída generalizada de los valores de las commodities, y una virtual desaparición de nuestro superávit comercial. La mala praxis y los berrinches ideológicos, será otra burbuja colateral que tendremos que "fumarnos" para el 2015. Buen día.- 






Share this article :

+ comentarios + 2 comentarios

Anónimo
15 de marzo de 2015, 13:04

Muy inteligente y acertado informe, como de costumbre. Saludos. ArmandoLNOL

Anónimo
15 de abril de 2015, 7:21

Yo que lo vengo siguiendo desde el 2013,y me di cuenta que nadie le da bola a sus informes hasta que la realidad nos lleva puestos. Otro brillante vaticinio don Peralta. Saludos. MarioM

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}