China: un milagro con fecha de caducidad | PERIODISMO DE ESCRITORES

China: un milagro con fecha de caducidad

martes, 21 de abril de 2015 0 comentarios



China abandona gradualmente el proteccionismo financiero a sus empresas, mientras siguen cayendo sus exportaciones e importaciones. Según fuentes confiables de Hong Kong, los números reales apenas le asignan a China, un crecimiento del orden del 4% de su PIB para el 2015. 







Escrito por Lic Ramón D. Peralta



Hasta no hace mucho, se solía sentenciar que, lo único absoluto era la muerte. A partir de los avances en la Física Cuántica, Relativista y de Partículas, el absoluto cobró vida en la misma nada. Y ciertamente la metafísica del lenguaje, solo se permite ciertos espacios en la ciega creencia dogmática. Aunque claro, es una dimensión ajena a la razón y la coherencia. 


Al cabo de la historia económica del hombre, hemos tenido muchos "milagros económicos" (en especial durante los últimos 60 años) , que si bien poseen su explicación científica - nunca resultó menos curioso la supuesta necesidad de las sociedades y determinadas corrientes hegemónicas del momento -,  de promocionarlas con la mayor exageración posible.

A partir de la devastadora  Segunda Guerra Mundial, se han dado una seguidilla de estos "esotéricos virtuosismos económicos", que comenzaron con el "milagro alemán" (o Wirtschaftswunder en alemán). Que en síntesis se trató del rápido desarrollo de la economía alemana y austriaca después de 1950, gracias al aporte del Plan Marshall.

En simultáneo vimos el "milagro económico italiano". Así fue como se denominó al periodo de crecimiento y fuerte desarrollo de Italia, que se inició en 1947 para finalizar en 1973. También gracias a la ayuda del Plan Marshall. 



Otro de los "milagros económicos europeos" de esa misma época, fue el español. Que dio comienzo después de la guerra civil durante el gobierno del dictador Francisco Franco a partir de la apertura de 1960, para finalizar durante la crisis del petróleo de 1974. Los EE.UU. - también estuvieron detrás de "ésta divinidad".  

Obviamente, no podemos pasar por alto, uno de los mas estridentes "milagros" de los norteamericanos, me refiero al japonés. Originado a fines de los 50 y extendido hasta los años 1980, y ¡oh casualidad!, también gracias al aporte del Plan Marshall. Durante los 60 Japón experimentó un crecimiento extraordinario (similar al chino). En los 70 fue decreciendo hasta llegar a los 80 con un discreto crecimiento promedio del 5 % anual sobre el PBI.  

Pero no fue el único "milagro económico" en Asia. A partir de 1953, es parido también de la mano de EE.UU. - el celebre milagro coreano o "Milagro del Río Han". Obviamente estamos hablando del meteórico despegue de la economía de Corea del Sur, hoy una potencia industrial con todas las letras. Apogeo que comenzó en 1953 y finalizó con la crisis financiera asiática de 1997.

En Latinoamérica tuvimos los nuestros. Los yankees, también se encargaron de que su vecino sureño, México, estuviera exento de la "contaminación comunista". Dicho "milagro mexicano" ocupó el espacio transcurrido entre 1940 y 1971. Mas acá, nuestro vecino, Chile, también supo ganarse su "milagro". Luego del Golpe de Estado encabezado por Pinochet en 1973, de la mano de Milton Friedman, el país trasandino comenzaba su incursión en el "Club de los países privilegiados por la ayuda del primer mundo". Chile está a unos pocos dolares per cápita, de ser el primer país de Sudamérica en incorporarse al selecto clan de las "economías desarrolladas". 

El mas reciente de los "milagros" auspiciados por el gran imperio del norte, China, que comenzó con sus "bendiciones" a principios de los 90`, está comenzando a dar inequívocas señales de saturación y agotamiento. 

De estos "milagros económicos" pudimos extraer tres claras "moralejas":

1.- Que detrás de los milagros, siempre estuvo Estados Unidos de Norteamérica como deidad tangible. 

2.- Que la "Guerra Fría" resultó señera y paradigmática en materia de ayuda financiera. Me refiero al tipo de ayuda capaz de remodelar la estructura económica de toda una Nación y...    

2.- Que los milagros tienen fecha de caducidad incrustada de manera ilegible en sus envases.




La semana pasada, nos enteramos que Japón recuperó su estatus como el mayor tenedor extranjero de bonos del tesoro de Estados Unidos, superando a China como el mayor tenedor de deuda estadounidense por primera vez desde la crisis financiera de 2008, según la última información del Departamento del Tesoro de EE.UU. publicada el miércoles 15 de Abril del 2015. 

Para el mes de febrero, Japón poseía 1.23 billones de dólares en valores del gobierno de Estados Unidos, mientras que China posee 1.22 billones (de la misma moneda). En enero, Japón tenía exactamente 1.2386 billones, en comparación de una China con 1.2391 billones de dólares. Es decir que, China comenzó a usar sus reservas para asistir sus deterioradas  finanzas y economía real.  

Los valores en cartera de China han ido disminuyendo de manera constante desde agosto de 2014, cuando eran dueños de 1.2697 billones de dólares. Las cifras de Japón han fluctuado de mes a mes en el último año.



En términos de los valores en cartera totales anuales, Japón prevaleció como el mayor tenedor de la deuda estadounidense durante gran parte de la década del 2000, hasta que la crisis financiera de 2008 impulsó a China a ese lugar desde 2009 hasta 2011. En 2012 y 2013, Japón y China se alternaron el primero y segundo lugar como los mayores acreedores estatales de Estados Unidos (aunque sabemos que en realidad los mayores acreedores de EE.UU. están representados por su propia banca financiera privada). 


En su informe correspondiente al primer trimestre de 2015, la compañía líder en investigación, China Beige Book Internacional (CBB), confirmó de manera categórica que China se está desacelerando. La única diferencia con el sector oficial es que se trataba de un año antes de la curva. 


Es decir que, mas allá de la atávica "cosmética" que el gobierno comunista chino practica sobre sus estadísticas oficiales, los problemas son tan graves, que está obligando a las autoridades chinas a ir bajando los exagerados pronósticos en pos de salvar el poco impulso que aun le queda al gigante asiático. 

"La economía experimentó una desaceleración del crecimiento global, acosada principalmente por un gasto de capital más lento, así como comparativas débiles ventas chinas en el año nuevo", afirmó el informe. 

Esto es consistente con los datos oficiales faltantes al objetivo de crecimiento del régimen de 7,5 por ciento en el cuarto trimestre de 2014, al entrar apenas por debajo del 7,3 por ciento. El Fondo Monetario Internacional (FMI) también rebajó sus expectativas de crecimiento para el país a 7 por ciento en 2015. 

Según fuentes confiables de Hong Kong, los números reales apenas le asignan a China, un crecimiento del orden del 4% de su PIB para el 2015.   

El PIB y la actividad se está desacelerando porque las empresas están reduciendo el gasto de inversión, el principal motor del tardío crecimiento de China después de que el crecimiento de exportación dejara de jugar su parte en las secuelas de la crisis financiera. 

De acuerdo con CBB, sólo el 43 por ciento de las empresas dijeron que aumentaron el gasto, mientras que el 33 por ciento en realidad, ya redujeron el gasto. 

"Este año las ganancias por ingresos no sólo fueron mínimas en comparación con octubre, noviembre y diciembre del 2014, sino que los datos más débiles fueron los de enero, febrero y marzo - durante estos últimos cuatro años de seguimiento. 

"Ni la demanda de los consumidores ni las ventas al por menor a las empresas y al gobierno, está tomando impulso. De hecho, es evidente la desaceleración de las inversiones", señaló el informe. 

Sólo el 52 por ciento de las empresas vieron aumentos en el gasto minorista, mientras que el 11 por ciento informó descensos. 

Sin embargo, el sector más interesante en la China de hoy, son los bienes raíces, donde incluso los datos oficiales indican que la propiedad residencial se encuentra en una caída libre. 

La "burbuja inmobiliaria china" es algo difícil de explicar con palabras entendibles - ya que es algo tan descabellado e irracional -, que mejor dejar que los acontecimientos hablen por si mismo. 

La encuesta confirma que los bienes raíces residenciales está en una situación desesperada, con el 41 por ciento de ellos reportando ingresos que bajan. 


"La construcción de viviendas vio una mejora en base a un cuarto trimestre desastroso, pero no es gran cosa. La construcción comercial y el transporte han experimentado un crecimiento en los ingresos. El cuarto trimestre fue muy malo y si bien no estamos viendo un sector dinámico, la mayoría de los subsectores están mostrando estabilidad o mejoría en comparación con el último trimestre del año pasado", dijo Leland Miller, presidente de CBB. 

CBB también ofrece resultados interesantes con respecto a la actividad bancaria y los "préstamos bancarios sombra". El primer ministro Li Keqiang dijo recientemente que el régimen estimularía si tenía que hacerlo. Sin embargo, la investigación de CBB, sugiere que las empresas no están viendo nada de eso. 

"El porcentaje de banqueros esperando que la disponibilidad de crédito se incremente dentro de seis meses subió a su mayor nivel en seis trimestres. Las empresas ven las cosas de manera muy diferente: el porcentaje de empresas que esperan una mayor disponibilidad de crédito en seis meses fue sustancialmente menor y señalan a la baja. 

"Fundamentalmente, también lo hizo el porcentaje de empresas que esperan pedir prestado. Los pedidos pueden o no pueden venir de arriba, pero una evaluación de la intermediación financiera indica que el estímulo simplemente no va a funcionar como algunos en Beijing desean", indicó el informe. 

Una de las razones, y muy poco reportada en los medios de comunicación, es que las empresas chinas aumentaron sus márgenes de ganancia, porque los costos de insumos descendieron más que los precios de venta y volúmenes y eso se nota en el encarecimiento de los productos exportados por China. La caída del 15 % de la exportaciones chinas durante el mes de marzo del 2015, ya posee su diáfano argumento.

 
Ciudades nuevas vacías, la nueva postal China


Como Reuters informó recientemente, muchos de los infames fondos fiduciarios, parte del no oficial sistema bancario en la sombra, mutaron de dar préstamos a empresas a invertir directamente en acciones y bonos (trading especulativo), una actividad confirmada por CBB. 

"El mecanismo de transmisión de crédito está roto. Si ellos estimulan, el dinero irá directamente a la bolsa de valores. No estamos viendo ninguna recuperación del crecimiento. Ellos se están preparando para una caída de la bolsa, sólo que no sabemos cuándo va a suceder", dijo Miller. 

De acuerdo con CBB, sólo el 25 por ciento de las empresas solicitó préstamos. Sin embargo, para aquellas empresas que necesitan dinero (promotores inmobiliarios) la tasa de interés sombra aumentó un 1,25 por ciento a 9,54 por ciento anual en comparación con el último trimestre, lo que indica que hay tensión en la parte más vulnerable de la economía.

La semana pasada, "Cloud Live Technology Group Co." se convirtió en la primera empresa china en dejar de pagar sus bonos locales.

La falta de apoyo del Partido Comunista Chino es sorprendente. En el pasado, las autoridades normalmente hubieran intervenido para proporcionar  ayuda financiera de última hora o implementar las sempiternas reestructuraciones de deuda para evitar incumplimientos. Es claro, que hay un cambio de paradigma en la política financiera y económica china. 



Nadie hasta ahora, ha intervenido por Cloud Live, lo que podría indicar un cambio en la política oficial para reformar el mercado de bonos de China, en un esfuerzo por desapalancar las corporaciones y controlar los riesgos excesivos tomados por los inversores.

Los especialista de Shangai y Hong Kong, pronosticaron más cesaciones de pagos y default de empresas domésticas, lo que aumentaría significativamente los rendimientos en el mercado de bonos especulativos asiáticos.

Cloud Live dijo que sólo recaudó 161,4 millones de yuanes (26 millones de dólares), ergo 240,6 millones de yuanes por debajo de lo que necesita para pagar la deuda que totaliza más de 400 millones de yuanes, según un documento emitido anteayer por el Ente Regulador de Shenzhen, donde las acciones de la compañía se cotizan. El pago venció el 7 de abril y entró en default.

Pero, contrariamente a lo que ahora parecen augurar, las autoridades chinas, anteriormente se mostraron renuentes a dejar que las empresas incumplan sus obligaciones bursátiles.

Tal el caso de la "Shanghai Chaori Solar Energy Science & Technology Co" empresa del sector industrial de las energías renovables.

En marzo de 2014, el fabricante de equipos de energía solar incumplió sus pagos de intereses y quedó literalmente en bancarrota. Pero siete meses después, la compañía dio a conocer un complejo plan de reestructuración corporativo para repagar la deuda. 


Jiangsu Golden Concord y otros ocho inversores inyectaron capital por 1.460 millones de yuanes para una participación acionaria determinada. La reestructuración obligó a la mayoría de los tenedores de bonos a aceptar una reducción del 80 por ciento de su valor nominal. Acá eso sería un escándalo de ribetes internacionales. 

Great Wall Asset Management, uno de los cuatro "bancos malos" creado por los funcionarios de finanzas  del gobierno para comprar activos tóxicos, emitió una garantía de 880 millones de yuanes por separado para saldar totalmente los pagarés comerciales de Chaori.

En el fondo, según las mismas fuentes, se trata de evitar la inestabilidad social que ocasionaría dejar que los inversionistas incurran en pérdidas. Incumplimientos excesivos en bonos podrían provocar protestas y disturbios sociales, amenazando el poder del régimen gobernante.

A diferencia de Occidente, donde la mente de los inversores ha sido perfeccionada durante generaciones para esperar pérdidas, los inversores minoristas chinos todavía están aprendiendo acerca de los riesgos inherentes a toda inversión. 

En China, a las familias se les enseñó desde el inicio de la "Última Gran Reforma" a depositar dinero confiando en el Estado. Hasta ahora el gobierno siempre disimuló las perdidas, por ende el ciudadano  o ahorrista chino no conoce el concepto de "perdida bursátil" o "perdida financiera".  


Recordemos que, la Bolsa de Valores de Shanghai sólo ha operado durante 23 años (casi en su totalidad en un mercado alcista), por lo que la mayoría de los inversores chinos no conocen las típicas recesiones occidentales, tampoco los vertiginosos ciclos económicos. 

Sin dudas, nada es eterno, mucho menos los milagros económicos. Los paradigmas van naciendo, mutando, muriendo y dando vida a nuevos paradigmas. Esta China no es la misma de hace 5 años atrás, no hay duda posible. 

Desde el año pasado, las perspectivas de crecimiento económico de China se han vuelto más precarias. Los sectores de manufactura y tecnología cargados en deuda están especialmente en riesgo. En la NPC de este año, las declaraciones cuidadosamente expresadas de Li señalaron que "China solo va a tolerar casos individuales y especiales de riesgo financiero".

En términos generales, el mercado de bonos especulativo de Asia se encuentra en medio de una agitada turbulencia. La reacción del mercado chino al incumplimiento por parte de Cloud Live ha sido silenciada. 

El pasado miércoles, las acciones que cotizan en Shenzhen de Cloud Live saltó casi un 10 por ciento, lo que indica que algunos inversores apostaban a que un rescate financiero eventualmente llegaría. Los chinos no saben de riesgos, hasta que el gobierno se los enseñe, y eso puede suceder en cualquier momento a partir de ahora. 

El mercado de alto rendimiento chino comienza a naufragar en la incertidumbre. Una ola de ventas en enero, febrero y marzo fue provocada por el fracaso del gigantesco desarrollador de bienes raíces con sede en Shenzhen, Kaisa Group Holdings Ltd. para pagar los intereses sobre los bonos en el exterior. Ese acontecimiento sacudió el mercado y prácticamente detuvo nuevas emisiones.

Muchas empresas chinas ya están lidiando con altos niveles de deuda en medio de una marcada desaceleración del crecimiento económico. El futuro inmediato de la economía china está en manos de la nueva voluntad de Pekín de permitir más moras empresariales o no. 

En síntesis, el mercado de capitales chino quizás esté ingresando sigilosamente a la dimensión de los mercados internacionales de capitales, ávidos de volatilidad, dinamismo y riesgo. 

¿Está preparado el pueblo chino para competir bajo los mismos cánones del capitalismo occidental? (...) ¿Se puede esperar racionalmente en el breve plazo una recuperación de los valores de las commodities con una China, Japón y Eurozona contrayendo sus compras?...pronto lo sabremos. Buen día.-   
Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}