Cuando el amor se torna viejo | PERIODISMO DE ESCRITORES

Cuando el amor se torna viejo

jueves, 2 de abril de 2015 1 comentarios


Escrito por Ramón D. Peralta







La sigo sigiloso desde atrás. Por favor Dios: ¡Haz que el viento levante esa minifalda!. Hermosas piernas, contorneadas, delgadas y muy largas (llegan hasta el suelo, no es tan normal). No puedo dejar de imaginar lo que habría de encontrar al final. Pérfida ironía, tan prolífica fantasía me ha hecho mucho mal. 



Antes de eso, ya pensaba en esto. No crean estoy dispuesto a dejar de pensar. Mujeres de piernas largas, abstenerse de mi destino, y en caso de que crucen mi camino, os advierto ¡No cuestionéis tan poco atino!. No es algo que merezca dramatizarse, calentarse al cuete o beber una botella de vino. 


Enciendo la luz del velador, un cigarro lo acompaña. Hermoso amanecer, aun recuerdo esas piernas mentadas. Doncellas, princesas, prominentes, devotas....no me importa nada. Salgo raudo a chancletear, festejando el nuevo día. Mi primer escala, la cocina, la segunda, el tocador. Hoy me peino con ganas, me pongo fijador, engomino mis canas. Prendo el monitor, reseteo esas piernas vagas, mientras acomodo mi asiento a los recuerdos de esa belleza. Arte que aprendí de viejo, recordar libidinalmente mis otrora destrezas como si no fuera lo que soy y aun fueran proezas.

Memoria, maldita memoria, ahora sé de quién son esas piernas. Me acomodo los anteojos, emprolijo mis entradas, balanceo mi pijama. Esa mujer nunca habrá de oírme, vivimos juntos, no hace falta. Aun duerme, no es una anciana y nunca lo será, sempiterna amada. Le escribí en Facebook, aun sin haber saboreado mis tostadas. Quizás sea bueno que se entere. Los años siguen pasando, pero éste amor no claudicó, siempre está ahí, no duerme, jamás muere. 




El sol del verano cobijó nuestro candor hace mucho tiempo. 
Pero en mi corazón siento aun el mismo eterno aliento 
Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás

Eramos demasiado jóvenes para entender, para pensar
Eramos demasiados libres, ciegos, capaces de inmortalizar 
Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás

La estética, la ilusión, el sexo, se explican muy bien con razón
¿Cómo explicar el amor añejo, sin belleza, juventud ni pasión? 
Cada vez pienso mas en ella, la incertidumbre se aminora 
Cuando el amor se torna viejo, las palabras están de mas
Un amor tan hermoso, tan ingenuo, no habrá de morir jamás



DEDICADO A MARCELA, MI  GRAN AMOR




.
Share this article :

+ comentarios + 1 comentarios

Anónimo
9 de abril de 2015, 6:59

Muy hermoso y tierno. Un placer leer este blog

Catalina Samoa Miranda (México DF)

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}