Diario literario, un mundo mejor | PERIODISMO DE ESCRITORES

Diario literario, un mundo mejor

miércoles, 21 de octubre de 2015 0 comentarios

"Los premios literarios más valiosos, se visten con la pareidolia del lector"



  
Escrito por Lic Ramón D. Peralta


Diario literario


ORATIO ET VERBUM



En el Diario Literario Digital, las letras ingresan en puntita de pie, sigilosas, tímidas y descalzas pero prudentes, sin hacer demasiado ruido. Simulan querer congraciarse con los incandescentes ojos del lector, demagógicas y asimismo ingenuas; quizás exista el destino después de todo. Cada vez que pienso en el Diario, me distraigo con los recoletos recuerdos de sus orígenes; me olvido de escribir, me entusiasmo con la vida. 


Preguntarse por qué escribimos, es una proverbial e infausta manera de arruinar un buen momento. Una enciclopedia de argumentos no habrán de salvarnos ni anestesiarnos, la felicidad nunca necesitó de encíclica, matrícula ni vademécum, no hay nada que explicar. 




Hemos memorizado de tan profusas formas y colores el cuerpo femenino que, ni el pudor o la más tormentosa autocensura pudo mitigar en un ápice; la insaciable imaginación implícita en la onanista escritura poética, siempre ávida de quedarse con el último orgasmo lírico. 


Hicimos un mundo a nuestra imagen y semejanza (nos queremos alejar). Embriagados y hesitados, solemos salir del solipsismo a deambular por otras sensaciones, profanando fantasías, entronando el misterio, acariciando el alma humana con guantes de exégesis; so indiferentes ante la crueldad de la realidad, nos estimulamos con la sensibilidad y sus paradojas.

En el Diario Literario, la primicia es el amor y el odio, la tristeza y el éxtasis, el anhelo y la confirmación, la desilusión y la motivación, la forclusión y la serenidad, la perversión y el perdón, el desdén y la avaricia, la caridad y la envidia, el deseo y la negación, la ubicuidad y el egoísmo, la justicia que a veces ignominia, en otras oprobio; la sonrisa y la lágrima, la ironía y el witz, el honor, el Ser, la Nada y Vosotros. Esa dimensión donde la anagnórisis se proyecta mas allá del horizonte de toda razón. 

 


El Diario Literario es aquel mágico terruño donde la redención se distrae en exquisitos y turgentes envases de recreo, aquella mera excusa que te calma, te eleva y te llena, os conmina sentiros rector; mimetizaros escritor, pensador, amigo, amante y Dios (merced a esas palabras entretejidas con arte, que como tal, son más tuya que del autor). No hay malas noticias, tampoco buenas; solo estamos tú y yo.  


Montados sobre el más infame de los sueños ¿He dicho que era un hombre de enclenque talento?, pues me desdigo y castigo, para el novel la gloria y el honor, porque solo el valiente redunda artífice de divino perdón. 


Puesto que solo en el riesgo habrá de hallarse el clamor; pluma lastimada, llagosa y espartana, te abres camino entre la turba brava, violenta e irreverente de las redes sociales. 

 diario literario digital

Conjeturo que cierta heráldica y abolengo se insinúa por detrás de lo inexplicable que conlleva tanta sanguinidad; batallador incansable y angelical defensor del optimismo, tinta roja de sangre azul. 

No obstante, a pesar de la masiva impiedad manifiesta ante los deslices del alma, de esos insolidarios fantasmas verdugos de cuanta bondadosa, amorosa y espontánea ofrenda se escurra; ha nacido un nuevo mito de gladiador, un nuevo tipo de sanador, el esmerado dador de ensueños... escritor de blog. 

Alma tersa y sosegada, de a ratos curas tus heridas con melancolía y resignación, pero en otras; renaces como superhombre, nihilista metáfora nietzscheana que contornea todo aquello que es diáfano, unigénito y superior. 

Ninguna oportunidad se ha sentido defraudada contigo. Hay una enorme historia que ha quedando atrás, y tú eres su bitácora (a pesar de todo). 



diario literario digital

Diario literario, no por comedido sueles ponerle puntos suspensivos a la miserable cotidianidad. Tampoco te perdonan abofetear el automatizado simulacro conque nos narcotizamos en pos de ratificarnos "exitosos", consumidores y agiotistas. A nadie le gusta andar desnudo en una fiesta de disfraces. 


Esa afrenta antihedonista es imperdonable; inquietante, nos enemista con la reificación prevista por la sociedad para con el Otro, aquel espejo que con tanto esfuerzo construí para mi mismo y mis complejos. 


Acá a nadie le importa cuánto cotiza el dolar o si bajó la bolsa, ni las religiones pergeñadas tras los siempre sospechosos líderes políticos. La ciencia de la "afanosa" irresponsabilidad, solo nos inspira en la parodia, la sátira, el humor y la ironía (que a veces tuya, circunstancialmente mía). 


Nunca hubo un robo o una violación por fuera de las novelas policiales. Los ladinos personajes de AQ Gimenez, son entrañables y coleccionables, tan delincuentes como profetas, filósofos y lazarrillos. Son mafiosos que se reforman cada vez que osan probar las recetas de Armando Di Julio (bienaventurado chef y confesor).

diario literario digital


Inescrutables funambulistas y malabaristas del teclado, solo eclipsados esporádicamente por los ingeniosos relatos de Diana Arbiser, o las fusionistas ilustraciones de Martín Tobaldo Pastore, nuestro "Nik" barbado.

  
Nuestros tiranos y magnánimos se psicoanalizan con la Dra Silvia Amigo, y nadie se sorprende si ven a Goethe debatiendo ensimismadamente con el Dr Héctor Yankelevich, o si Eduardo Mizrahi le saca punta a un lápiz de Salter, Murakami o Joyce. 


Son cosas que pasan, como pasan las doxas musicales del Dr Diego Maañon, o los tutoriales de Jordi Rodriguez Morillo, el catalán que le supo poner ultimatum a los renegados cortafuegos de las PCs. Dicen que los virus 2.0 lo odian, son solo rumores infundados (acá lo apreciamos mucho). 

También queremos al inefable Dr Gustavo Duek (lo queremos encontrar), nacido con el don de reverberarse en la hagiografía, monografía y dilucidación, tanto bibliográfica como arpado. Es arriesgado asumir que maneja mejor la prosa que el escalpelo, claro que también es injusto no destacar a nuestros Escritores Invitados, sin cuya presencia no devendría en loable lid ni blasón.

     


El cualunquismo a veces nos es indiferente, en otras impertinente, nos da lo mismo. Lamentamos no ser más claros, solo somos escritores. En el peor de los casos, suscribimos a todo proceso revolucionario que tenga al sarcasmo como caudillo mediador. Para el gatopardismo y el fanatismo, nuestro más sentido pésame, incluso una flor. 


Si bien durante años la desesperación por ser "alguien" (un rico señor, un escritor de bambalina y escaparate) nos supo poner contra la contradicción; supimos revertir tal desquiciante normalidad, para ubicarnos justo en el medio que media entre los miedos y el publicar a medias. 

Diarfio literario digital 


Le pusimos un cencerro a nuestra exótica misantropía en pos de transformarla en una especie de culto sonoro y oscurantista, reservado solo para unos pocos iracundos, conspicuos cazadores de la palabra, amantes de bajar el último oxímoron y célebres por poner el acento en el contradón, el deber ser y el prójimo; los mismos que ahora, trémulos, extienden los brazos para darle la bienvenida a nuevos amigos y escritores.  


El Diario Literario Digital abre sus puertas a todos ustedes, quien se ha confabulado con la estética, las musas de la promiscuidad narrativa, la dignidad humana, la deontología y la moral; para hacer de la web un mundo mejor. 

Diario literario digital






Si desea enviarnos sus textos para publicar (previa 

evaluación), escriba a 


Mailto: licenciadodperalta@hotmail.com o por mensaje a       



Diario Literario Facebook:  REVISTA LETRAS OPACAS    



Share this article :

Publicar un comentario en la entrada

 
Letras Opacas.org | |
Copyright © 2011. PERIODISMO DE ESCRITORES - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger
Conseguir la ú…e Flash Player Blogger {{Usuario escritura-4}}